DESCUBRIR
×
Loading ...

Los mejores estilos para la forma de tu cuerpo

Getty Images

Introducción

Es fácil que las mujeres vean las portadas de revistas de moda e imaginen qué bien les quedaría el atuendo que ven en ellas. Sin embargo, una vez en la tienda, se torna muy difícil volver realidad aquel sueño que tuvieron en el salón de belleza. Por eso es importante asesorarte para entender el tipo de cuerpo que tienes y admitir que lo que se ve bien en el maniquí quizás no se vea bien en ti. Altas, bajas, flacas, morenas, rubias, rollizas: cada mujer es única e irrepetible, con características personales que debes saber apreciar.

Jason Kempin/Getty Images Entertainment/Getty Images

Cuerpo atlético

Sin dudas, el que menos problemas tiene a la hora de elegir un atuendo. Los cuerpos atléticos se caracterizan por tener hombros marcados, brazos torneados, barriga chata y piernas musculosas. Elegir vestidos sin tirantes es un buen comienzo. Elige prendas holgadas pero que marquen la cintura y evita las prendas ajustadas: éstas resaltarán mucho la silueta, lo cual no quedará muy femenino. Los hombros y los brazos deben ser los principales protagonistas mediante los escotes redondos. En cuanto a pantalones, no debes usar prendas muy sueltas pues se pierde de vista la forma de las piernas.

Joe Corrigan/Getty Images Entertainment/Getty Images

Cuerpo delgado con curvas

La mayoría de las prendas resultan beneficiosas para esta forma de cuerpo con forma de "reloj de arena", el cual puede ser más o menos delgado, pero básicamente el foco está en la estrecha cintura, hombros anchos, pecho voluptuoso y salientes caderas. Hay que buscar prendas que acentúen la cintura con telas elásticas, recortes, cintos o diferencias de color. También le sientan óptimo los pantalones con tiro alto, ya sean anchos o angostos, y tapados entallados, corsés y telas moldeables. La época de referencia con estas características de volumen es la de los años 50.

Pascal Le Segretain/Getty Images Entertainment/Getty Images

Cuerpo recto

Estos cuerpos se definen como "lápiz". Son estrechos, finos y parejos. Se caracterizan por tener hombros estrechos, cintura pequeña y caderas angostas. Suele ser complicado encontrar prendas que entallen, o que disimulen que no predomina característica alguna a simple vista. Puede que de hombros el talle sea el correcto pero quedará chico de cintura, y así con las distintas partes del cuerpo. Los mejores aciertos son encontrar prendas que tengan en el busto o caderas detalles que a la vista agranden, ensanchen o al menos le den volumen a la parte que mejor se quiere resaltar: hombros abullonados, cinturas marcadas, faldas plato o semiplato, pantalones pata de elefante son algunos ejemplos. Los estampados y las rayas horizontales también agregan volumen.

Mark Davis/Getty Images Entertainment/Getty Images

Cuerpo pera

Muchas de las mujeres de latinoamérica tienen esta característica física: caderas anchas. Puede que sean delgadas o más voluptuosas, pero siempre se les complica a la hora de tratar de que el foco de atención pase por otro lugar del cuerpo. Ellas poseen hombros muy angostos, poco busto, una cintura pequeña y caderas muy marcadas, aunque muy femeninas. Lo importante para este tipo de cuerpo es compensar con el busto: si es pequeño, usar escotes que resalten, mangas que ensanchen o accesorios que atrapen la atención en esta zona. No deben usar pantalones sueltos pues, a simple vista, generarán que las caderas parezcan aún mas anchas. Deben animarse a los leggins, skinny jeans y faldas al cuerpo.

Astrid Stawiarz/Getty Images Entertainment/Getty Images

Cuerpo pequeño

No hay demasiados problemas con este tipo de cuerpo, salvo el largo de todas las prendas. Si tienes esta forma, debes tener en cuenta todas aquellas prendas que alarguen la silueta como rayas verticales y los colores fuertes y llamativos: recuerda que el negro achica cualquier figura. También debes resaltar la cintura para que se pueda diferenciar bien del resto del cuerpo. Las mejores prendas son los vestidos o pantalones largos, así como los tacones finos y escotes pronunciados, con los cuales el torso se verá beneficiado. Por otra parte, los tapados cortos o a la cadera son perfectos para crear un efecto visual que haga recorrer entero el outfit elegido. Debes evitar el largo a media pierna y nunca debes usar zapatos sin taco.

Andreas Rentz/Getty Images Entertainment/Getty Images

Cuerpos altos

¡Adiós a los tacos aguja! Aunque la mayoría de las mujeres sueña con tener este tipo de cuerpo, hay ocasiones en que ser muy alta no es favorable: si eres alta y amas los tacones, tienes miedo de ser mucho más alta que el promedio. Se sugiere cambiar los tacos altos por unos mas bajos, ballerinas, chatas, zapatillas: opciones totalmente posibles sin perder la elegancia. Es muy conveniente el uso de jeans, pantalones skinny y leggings que dejen ver los tobillos. Si se quiere disimular la altura, las faldas a media rodilla son mejores que las faldas muy cortas. Los vestidos y faldas largas, además de los rayados verticales, harán que, aún sin tener tacos, se alargue la silueta.

Michael N. Todaro/Getty Images Entertainment/Getty Images

Cuerpo relleno

Las críticas abundan cuando chicas con cuerpos rellenos se colocan ropas ajustadas. Amarse por sobre todas las cosas hará que el vestir se vea relajado y elegante, además de disimular esos kilitos de más. Lo ideal es no mostrar más de lo necesario, además de no ajustar ni ceñir. Por otra parte, se debe cubrir con naturalidad lo que no debe ser exhibido: los mejores aliados son los escotes cerrados o justos, mangas 3/4 o cortas y las faldas acampanadas. Para dirigir el ojo hacia los lugares más bonitos de tu cuerpo debes evitar colores muy claros, los tonos piel y decirle sí a los negros, oscuros y algunos estampados simples.

Alberto E. Rodriguez/Getty Images Entertainment/Getty Images

Cuerpo con torso largo

El estilo de los años 40 es muy útil para este tipo de cuerpo, en el cual no hay que disimular demasiado, pero sí darle un corte al torso. Usar una falda más alta que la cadera y con recortes es un buen truco para equilibrar piernas y torso así como también los vestidos "tubo" que hacen que el cuerpo sea leído de una sola vez, de pies a cabeza. Los recortes, cintas y drapeados son excelentes en la zona de la cintura-cadera ya que a simple vista no se sabe bien donde empieza una y donde continúa la otra. En cuanto a pantalones, los de cintura alta hacen que las piernas parezcan mas largas y acorten el torso, y los llamados "monos" (prendas de una sola pieza) también resultan beneficiosos.

Frazer Harrison/Getty Images Entertainment/Getty Images

Cuerpo con mucho busto

Si se tiene mucho busto, hay que lograr repartir la mirada por toda la vestimenta en lugar de que quede focalizada en los pechos. Conseguir una prenda en una tienda suele ser problema para las chicas que tienen este tipo de cuerpo ya que los talles son muy equitativos y pueden quedar grandes de otros lados. Las telas con elastano, fibras flexibles y al cuerpo son las ideales para que el volumen del busto se acomode y no quede apretado hacia afuera. Los escotes cruzados sostienen bastante el busto, descubriendo lo necesario de manera sutil. ¡Importante! Siempre debes utilizar el sostén adecuado.

Ryan Pierse/Getty Images Entertainment/Getty Images

Cuerpo con forma de manzana

Ni delgado, ni obeso, pero con unos kilos depositados en el abdomen: este tipo de figura muchas veces parece imposible de disimular. Sin embargo, hay trucos que ayudan tanto visualmente como para lograr confort. La clave está en no marcar esta zona. Los pantalones no deben ser ceñidos ni a la cintura ni a la cadera; deben ser sueltos y con cintura elástica, lo cual mejorará la circulación y la comodidad de cada mujer. Los vestidos ajustados están desaconsejados ya que se corre el riesgo de que los rollitos salgan por cualquier parte. Lo ideal es marcar la cintura bien arriba, y dejar la parte de la panza bien floja, con prendas sueltas y con forma.

Jason Merritt/Getty Images Entertainment/Getty Images

Cuerpo con poco busto

Aunque muchas lo ven como un defecto, tener poco busto también tiene sus ventajas. Deja de lado los corpiños con relleno y aprende a resaltar otras zonas de tu cuerpo. Disimula tener el busto pequeños usando prendas superiores holgadas y destaca la parte inferior de tu cuerpo con pantalones ajustados que marquen tu figura. Un vestido ideal es el que posea un punto de foco importante que desvíe la mirada hacia él. Fíjate en estampados totales con telas anudadas al centro y recortes con distintas texturas. ¡Sin dudas darás en la tecla!

Lisa Maree Williams/Getty Images Entertainment/Getty Images

Cuerpo con trasero prominente

Lamentablemente, no podrás disimular tu trasero con facilidad si tienes esta forma de cuerpo. De todas formas, puedes elegir qué exhibir. Selecciona colores oscuros que afinen la voluptuosidad y evita los blancos, nude, rosados y beiges. Si eres amante de los tonos shocking, elige los cítricos combinados entre sí. Una sabia elección de atuendo es un vestido negro al cuerpo sin que se estreche demasiado, con mangas en transparencias y volumen: este detalle será el foco que distraerá las miradas del resto del cuerpo. Al moverte, los brazos generarán vuelo a la prenda.

Jason Kempin/Getty Images Entertainment/Getty Images

Cuerpo demasiado delgado

Puede que no tengas motivos para disimular la delgadez pero debes tener cautela para no remarcarla. Muchas mujeres poseen cuerpos extremadamente delgados por naturaleza y encuentran al guardarropa como un enemigo. Opta por faldas o vestidos antes que pantalones: marcan a simple vista la delgadez en las piernas. Un vestido al cuerpo pero de tela plana, por debajo de la rodilla disimulara las partes más delgadas de tu cuerpo. Evita el color negro ya que afina mas, y opta por algún color de alto contraste como el colorado.

Vivien Killilea/Getty Images Entertainment/Getty Images

Cuerpo curvilíneo

Muchas mujeres piensan que no hay talla para ellas o no hay prendas que les queden bien. Esto es un error, y tienden a cubrir sus cuerpos con túnicas amplias. Primero escoge prendas al cuerpo ya que muy holgadas lo harán lucir aun mas voluptuoso. Luego, fíjate que ninguna zona quede al descubierto como pechos o trasero y céntrate en enfocar la cintura con algún moño o detalle. Los estampados en tonos suaves se ven muy bien, así como los tonos oscuros lisos.

Peter Michael Dills/Getty Images Entertainment/Getty Images

Piernas con tobillos anchos

Para darte cuenta si tienes tobillos anchos, fíjate en el volumen de tus pantorrillas en comparación de ellos: deben tener esas proporciones finas en comparación del resto de la pierna. Dejarlos al descubierto sería evidenciar este problema. Debes entonces evitar los pantalones al tobillo, los zapatos sin caña y preferir los que poseen hebilla que sujetan esta zona, creando una pulsera alrededor. Esto mostrará un corte visual entre tus piernas y tus pies, afinando los tobillos. Un vestido o faldas acampanadas irán muy bien para completar con el look.