DESCUBRIR
×
Loading ...

Diez ideas de bocaditos para fiestas infantiles

Creatas/Creatas/Getty Images

Introducción

Organizar una fiesta infantil no es tarea fácil puesto que son muchos los detalles que hay que cuidar: decoración, menú, juegos y cotillones, entre otros. Uno de los aspectos más delicados e importantes de la organización de una fiesta para niños es el menú. Hay que lograr que el mismo sea balanceado, que incluya algo más que dulces y golosinas y que sea agradable al paladar y a la vista de los pequeños. Una buena dosis de imaginación y creatividad serán claves para hacer bocadillos originales, variados, llamativos y nutritivos.

Getty Images

Gelatina multicolor

La gelatina es un postre que está presente en todas las celebraciones infantiles por su delicioso sabor, fácil preparación y, especialmente, porque les encanta a los niños. Existen muchas opciones para preparar gelatina para un evento infantil: en cubos, decoradas, individuales o con diferentes formas. Una alternativa muy divertida es hacerla de distintos sabores, con forma de cubos y servirla en vasos transparentes. La combinación de colores y sabores fascinará a los invitados.

ITStock Free/Polka Dot/Getty Images

Galletas de chocolate divertidas

Las galletas no pueden faltar en una fiesta infantil y si son de chocolate el éxito estará garantizado. Una forma divertida y diferente es preparar las galletas en casa. Al hacer las galletas podemos crear formas, diseños y decorados únicos que harán delirar a los pequeños: estrellas, corazones, caras felices, autos y más. Además de un diseño diferente se les puede agregar un toque multicolor decorándolas con chispas de colores.

Digital Vision./Photodisc/Getty Images

Brochetas de frutas

Las frutas son una alternativa sana y deliciosa para ofrecer a los niños asistentes a una fiesta infantil, pero hay que presentarlas de una forma llamativa para los pequeños. Una opción, entre muchas, es picar diferentes frutas en cubos y armar una colorida y sabrosa brocheta frutal, que se puede cubrir con chocolate fundido. Una delicia para el paladar infantil.

Eising/Photodisc/Getty Images

Bolitas de queso

Estas bolitas de queso encantarán a grandes y chicos. Rallar 1/4 de kg de queso mozzarella e igual cantidad de queso gouda. Batir dos huevos y mezclarlos con los quesos previamente rallados. Hacer bolitas con la preparación, pasarlas por harina, freírlas hasta que estén doradas, colocarlas en una superficie absorbente para retirar el exceso de grasa y servirlas en un recipiente llamativo.

Eising/Photodisc/Getty Images

Ratón de queso

Este es un bocadillo muy original y de fácil preparación. Para hacer el cuerpo del ratón se corta un trozo de queso en forma triangular y se coloca sobre una galleta salada. Las orejas se hacen con dos rodajas de salchicha, los ojos con semillas de ajonjolí y la nariz con media aceituna negra. Este es un bocadillo sencillo, delicioso y que será la sensación del público infantil.

Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

Piruletas de Chocolate

Las piruletas son invitadas sempiternas en las fiestas infantiles. Las hay de caramelo, frutas, chocolate, queso y más. Por su sabor, presentación y colorido son las favoritas de los niños y fáciles de preparar en casa. Para hacer unas ricas piruletas de chocolate se derrite una tableta de chocolate en el microondas y se vierte en moldes a los cuales se les puede incorporar arroz inflado o chispas de colores para darle un toque diferente. Para terminar se le colocan los palitos y se llevan al refrigerador hasta que la mezcla esté sólida. Se desmoldan y estarán listas para comer.

Jupiterimages/Stockbyte/Getty Images

Pirámides de jamón y queso

Las pirámides de jamón y queso son un bocadillo salado y delicioso que fascinará a los pequeños. Para hacerlas, se colocan rebanadas de ambos ingredientes una sobre otra hasta formar una torre de aproximadamente dos centímetros de alto. Se forman varias torres, se cubren con papel de cocina transparente y se dejan en el refrigerador por un día para que se compacten. Transcurrido ese tiempo se sacan y cortan en cuadros de igual tamaño. Luego se corta cada cuadro por la mitad y se forman las pirámides uniendo las partes con un palillo o mondadientes.

Digital Vision./Photodisc/Getty Images

Orugas y pulpitos de salchichas

Las salchichas son preferidas por los niños y uno de los ingredientes más versátiles a la hora de preparar ricos y divertidos bocaditos. Utilizando salchichas largas picadas en trozos iguales y con un poco de salsa de tomate se pueden crear divertidas orugas. Con salchichas pequeñas, tipo cóctel, se pueden hacer unos graciosos y ricos pulpitos que se sirven acompañados de salsa de tomate o mayonesa.

Digital Vision/Photodisc/Getty Images

Rollitos de pizza

Los niños adoran la pizza. Una forma de complacerlos y sorprenderlos es ofrecerles este tradicional platillo en un formato innovador. Para lograr ese cometido nada mejor que unos deliciosos rollitos de pizza que se elaboran con pocos ingredientes y son fáciles de hacer. Se amasa y extiende la masa de pizza y se le coloca jamón, queso mozzarella y rodajas de tomate. Se enrolla la preparación, se corta en porciones pequeñas, se hornea por 30 minutos y los rollitos de pizza estarán listos para comer.

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Coquitos de zanahoria y coco

Los coquitos de zanahoria son un bocadillo dulce y nutritivo que encantará a los niños. Para hacerlos se necesitan cantidades iguales de zanahoria cocida, azúcar y coco rallado. Con estos ingredientes se forma una especie masa con la que se hacen bolitas de tamaño regular, las cuales se rebozan en coco rallado, se colocan en moldes para magdalenas y se refrigeran por un día. Estos coquitos serán la sensación de la fiesta.