DESCUBRIR
×
Loading ...

Los 10 mejores brunch clásicos

Jonathan Pollock/StockFood Creative/Getty Images

Introducción

Brunch (por su nombre en inglés, combinación entre almuerzo y desayuno - breakfast y lunch) es la comida perfecta ya que te ofrece lo mejor de dos mundos: dormir hasta tarde y comer delicioso y sano. Puedes elegir algo salado como huevos revueltos o crepes de vegetales, o algo dulce como un pastel de café casero o una tostada francesa. Y por supuesto, no sería un brunch sin una o dos bebidas agradables: un café potentoso, una chocolatada caliente espumosa o un té con leche y miel son las opciones que seguro serán las elegidas.

Getty Images/StockFood

Waffles con un toque frutal

Lleva los waffles tradicionales a otro nivel al condimentarlos con una compota de frutas. Para lograr una compota de bayas fácil, saludable y para que se te haga agua la boca, la chef Jennifer Hill Booker sugiere combinar bayas frescas y congeladas, jugo fresco de limón y néctar de agave. Deja que hierva a fuego lento en una cacerola y sírvela ya sea junto o arriba de los waffles.

Philippe Desenrck/Photolibrary RM/Getty Images

Huevos y tostadas

Los huevos y las tostadas son una opción clásica y rápida que puede servirse en una gran variedad de formas. Si deseas reducir la cantidad de hidratos de carbono o calorías consumidas, Anita Laginess de la familia dueña del tomate Dei Fratelli sugiere moler galletitas de agua y rociarlas encima de los huevos. "Tendrás tus huevos y tostadas en un bocado y nunca extrañarás la presencia de los hidratos de carbono" dijo.

Brian Leatart/FoodPix/Getty Images

Tostada francesa

La tostada francesa es un básico de la comida estadounidense, mayormente porque es fácil de preparar y es deliciosa. Para hacer que sea mucho más rica, agrega nuez moscada y canela a tu mezcla. Booker también sugiere usar pan de pasas viejo o brioche de canela para "darle a las tostadas francesas una textura extra rica y una explosión de canela".

Danielle Leavell/FoodPix/Getty Images

Pastel de café

El complemento perfecto a una taza de café húmedo es una porción de un pastel de café húmedo y delicioso. Para una torta mucho más húmeda, Laginess sugiere sustituir la salsa de tomate por agua. "Le agrega un sabor a tomate más sano, al igual que un acompañamiento increíblemente húmedo a tu café".

Rita Maas/The Image Bank/Getty Images

Omelet

¿Deseas un omelet perfecto cada vez que lo prepares? Booker aconseja verter tu mezcla en una sartén enmantecada y envolverla en una forma de pergamino. Cocínala hasta que el huevo esté bien cocido, enróllalo y sírvelo. Agrega un acompañamiento de crema ácida y una salsa a gusto.

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Bruschetta

"Convierte la bruschetta común en una exquisitez de desayuno al condimentar tu tostada antigua con un aderezo renovado" dijo Laginess. Ella sugiere condimentar la tostada hecha con pan artesanal con tomates, cebolla y ajo. Rocía pedazos de panceta y queso por encima y un toque de aceite de oliva.

Getty Images/StockFood

Sanwiches con panceta, huevo y queso

Los sandwiches para el desayuno son otra opción favorita fácil para el brunch. Usa medialunas, muffins ingleses tostados o panecillos cortados a la mitad y luego agrégales queso, huevos y panceta. "Corta tu panceta cruda a la mitad antes de cocinarla y haz que tenga el tamaño perfecto para los sandwiches" aconseja Booker.

Dorling Kindersley/Dorling Kindersley Collection/Getty Images

Hueveras saladas

Un brunch glamoroso se trata de la presentación. Laginess sugiere aumentar la apariencia de los huevos estándar sirviéndolos en una huevera con crema pastelera. "Saltea algunas cebollas, pimiento verde, apio y tomates, luego viértelos en una huevera con un huevo y un poco de queso" comentó. "En sólo 10 minutos, estarás diciéndole hola a una nueva forma de mirar al desayuno".

Eising/Photodisc/Getty Images

Crepes perfectos

Los crepes pueden parecer complejos, pero son tan fáciles de preparar como los panqueques y mucho más versátiles. Puedes irte para el lado de lo salado agregándoles vegetales, hongos y queso, o elegir el costado dulce con una fruta y crema batida. Laginess dice que siempre debes mezclar la masa de los crepes la noche anterior. "Déjala en el refrigerador durante la noche para lograr una masa bien delgada y esponjosa a la mañana siguiente; ya que esto permite que los ingredientes se incorporen bien" señaló.

Randy Mayor/FoodPix/Getty Images

Strata para el desayuno

Se trata de una mezcla de pan entre una cazuela y postre dulce. Para lograr un brunch bien salado que también sea rápido, mezcla todos los ingredientes; pan, queso, jamón, hongos, pimentones, cebollas, huevos y leche, en una cacerola emantecada y llévala al refrigerador por hasta dos días antes de hornearla, dijo Booker. "Simplemente quítala del refrigerador, hornéala y sírvela".