DESCUBRIR
×

Las 10 mejores peleas de boxeo de la historia

Marek BAttcher/iStock/Getty Images

Introducción

La historia del boxeo está marcada por inolvidables rivalidades. Las peleas más impresionantes que se hayan visto dentro de un cuadrilátero comparten una misma característica: los hombres que las protagonizan lucharon hasta las últimas consecuencias para conseguir una victoria y solo fueron detenidos por el sonido de la campana, un golpe certero del rival o la intervención del árbitro. Algunos de los más reconocidos boxeadores latinoamericanos ocupan un papel preponderante en este listado. ¡Acompáñanos en este recorrido por las 10 mejores peleas de la historia!

Galaxy fm / Flickr.com

Muhammad Ali vs. Joe Frazier

Muhammad Ali y Joe Frazier se enfrentaron en tres oportunidades. La primer pelea fue para Frazier mientras que en el segundo y tercer combate Ali resultó ganador. Algunos especialistas del deporte definieron al primero de los enfrentamientos como “la pelea del siglo”. Sin embargo, el último fue el más dramático, violento y emocionante de los tres. El evento se llevó a cabo en octubre de 1975, en Filipinas. Ali se llevó la victoria al final del 14 round cuando el entrenador de Frazier --Eddie Futch-- decidió lanzar la toalla sobre el cuadrilátero y parar el combate. A pesar de que su pupilo gritaba “quiero seguir jefe”, Futch respondió: “se acabó, nadie olvidará lo que hiciste hoy aquí”. “Fue lo más cerca que he estado de la muerte”, confesó Muhammad unos años más tarde.

thetableoftruth.com

Thomas Hearns vs. Marvin Hagler

La feroz y fugaz batalla entre Thomas Hearns y Marvin Hagler es considerada una de las mejores peleas cortas de la historia. Los espectadores que asistieron al Caesars Palace en Las Vegas quedaron asombrados ante el impresionante ritmo e intercambio de golpes que ambos boxeadores impusieron durante el primer round. La batalla no podía mantener esa intensidad durante los siguientes asaltos y luego de una buena combinación de golpes, Hagler logró mandar a la lona a Hearns. Unos segundos antes, Hagler había decidido salir a noquear a su rival ya que tenía un profundo corte en su rostro y era evidente que de continuar así el árbitro pararía la pelea. Afortunadamente para él, un fuerte derechazo tumbó a su rival y lo dejó casi inconsciente. El árbitro contó hasta diez y se acabó el combate.

lesliebyars.com

Sugar Ray Leonard vs. Thomas Hearns

"Tommy Hearns parecía una máquina indestructible, por lo que vencerlo fue un momento decisivo, el pináculo de mi carrera", reveló el legendario Sugar Ray Leonard unos años después de su primer enfrentamiento contra Hearns. El combate se llevó a cabo en septiembre de 1981 en el Caesars Palace de Las Vegas y unificó el título welter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y la Asociación Mundial de Boxeo (AMB). A pesar de que el dominio de la pelea estuvo repartido entre ambos boxeadores fue Hearns quien llevó la delantera y logró conectar más combinaciones hasta el comienzo del round 13. “¡Lo estás arruinando hijo!”, gritó el legendario Angelo Dundee --entrenador de Leonard- al finalizar el doceavo asalto. Esas palabras surgieron efecto en su pupilo y durante los siguientes dos rounds logró arrinconar a su rival con una furiosa combinación de golpes. Cuando Hearns se encontraba visiblemente abatido y contra las cuerdas, el árbitro decidió detener el combate y Leonard obtuvo la victoria.

creativecommons.org

Jack Dempsey vs. Luis Angel Firpo

La impresionante pelea entre el defensor del título de los pesos pesados -- el norteamericano Jack Dempsey-- y el argentino Luis Angel Firpo fue presenciada por más de 80 mil espectadores en el Polo Grounds de Nueva York. El combate se disputó en septiembre de 1923 y fue la primera vez que un boxeador latino compitió por un campeonato mundial de pesos pesados. Dempsey hizo besar la lona al argentino en siete oportunidades durante el primer round (en esa época no existía la regla de las tres caídas en un asalto), mientras que el “Toro salvaje de las pampas” derribó al defensor del título en dos ocasiones y en otra lo sacó fuera del ring gracias a una potente combinación de golpes. A pesar de que el norteamericano permaneció más de 10 segundos afuera del ring y de que fue ayudado por los periodistas y el árbitro para regresar al cuadrilátero, la pelea continuó y Dempsey logró noquear a Firpo en el segundo asalto.

Randy James / Flickr.com

Roberto Duran vs. Sugar Ray Leonard

Roberto “mano de piedra” Duran y Sugar Ray Leonard protagonizaron otra de las grandes rivalidades del boxeo. El primero de sus tres enfrentamientos se llevó a cabo en junio de 1980 en el Estadio Olímpico de Montreal y fue el más espectacular de todos. Leonard era el campeón invicto del peso welter del CMB y amplio favorito a quedarse con el combate. Sin embargo, los insultos y provocaciones de Duran hicieron que el estadounidense se salga de su estrategia y entre en un juego de golpe por golpe propuesto por el panameño. La batalla duró 15 asaltos y el indiscriminado intercambio de combinaciones que “mano de piedra” planteó desde el inicio trajo sus frutos. Al finalizar la pelea los jueces dieron por ganador a Duran por decisión unánime y Leonard sufrió la primer derrota de su carrera. Más adelante se volverían a enfrentar en dos oportunidades y el norteamericano saldría como vencedor en ambas contiendas.

irishartscenter / Flickr.com

Joe Louis vs. Billy Conn

Otra de las peleas más comentadas de la historia de los pesos pesados fue la del popular Joe Louis frente al hasta entonces desconocido Billy Conn en el Polo Grounds de Nueva York. Louis llegaba al combate de junio de 1941 con una excesiva confianza a causa de la diferencia de peso (Conn era 11 kilos más delgado). Para acortar su ventaja decidió ejercitarse momentos antes del choque y beber poca cantidad de agua porque “no quería que los periódicos dijeran que le había ganado a un boxeador pequeño”. Su rival se movió durante todo el combate y lo fue desgastando hasta dejarlo completamente agotado y deshidratado en el round 12. Al siguiente asalto Conn salió a noquearlo y esa decisión le terminó jugando en contra. A tan solo unos segundos de que terminase el round Louis conectó un poderoso gancho en la mandíbula de su oponente y este terminó en la lona. El árbitro contó hasta diez y el campeón defensor retuvo su título.

Stilian Shishkov / Flickr.com

Julio César Chávez vs. Meldrick Taylor

“El trueno contra el relámpago”. Ese título utilizaban los medios de comunicación para definir a la contienda entre el poderoso Julio César Chávez y un veloz Meldrick Taylor. A pesar de que el combate fue intenso y ambos atletas llegaron con posibilidades hasta el final, todo el mundo lo recuerda por los últimos dos segundos. Taylor llevó la iniciativa durante la mayor parte de la pelea y antes de iniciarse el decimosegundo round tenía una considerable ventaja en las tarjetas. El entrenador Lou Duva le pidió que salga a ganar ese último asalto y a pesar del agotamiento físico, su pupilo salió en busca de la victoria. Chávez aprovechó el cansancio de su rival y a tan solo unos instantes de la campana final derribó a Taylor con una poderosa combinación de izquierda y derecha. El árbitro comenzó el conteo y cuando Taylor finalmente logró pararse le preguntó si podía continuar. Al no recibir una respuesta clara dió por ganador a Chávez faltando dos segundos para que termine el combate. “A dos segundos de la gloria” fue el título que eligió para su autobiografía el perdedor de esta memorable pelea.

The_Michael / Flickr.com

Erik Morales vs. Marco Antonio Barrera

Erik Morales y Marco Antonio Barrera encarnaron otra de las grandes rivalidades del boxeo. Se enfrentaron en tres oportunidades y Barrera resultó ganador en los dos últimos combates. El primero fue el más apasionante y dramático de todos. El 19 de febrero del 2000 ambos atletas desataron una verdadera batalla en el cuadrilátero del Mandalay Bay Resort & Casino de Las Vegas. El quinto round de esta pelea es considerado uno de los más impresionantes de la historia del deporte. A pesar de que Morales fue el ganador por puntos y por decisión dividida, Barrera consiguió derribarlo en el doceavo asalto y muchos especialistas sostienen que él debería haberse llevado la pelea. Cuando llegó el momento del fallo de los jueces ambos peleadores se encontraban completamente ensangrentados y con sus rostros repletos de moretones. La prestigiosa revista “The Ring” decidió destacar a ese combate como “el mejor del año”.

Stilian Shishkov / Flickr.com

Diego Corrales vs. José Luis Castillo

La primer pelea entre el norteamericano Diego Corrales y el mexicano José Luis Castillo hizo que sus apellidos queden en la historia grande del boxeo (hasta ese momento ninguno de los dos contaba con demasiado reconocimiento). El título ligero del CMB estaba en juego y para intentar quedarse con ese cinturón ambos peleadores conectaron y recibieron fuertes golpes durante nueve rounds. En el décimo asalto Corrales fue enviado a la lona en dos oportunidades. Después de cada caída escupió su protector bucal para conseguir algo de aire y poder recomponerse. El árbitro decidió no suspender la pelea y solo lo sancionaron con un punto. Al levantarse por segunda vez Corrales logró conectar una potente derecha en la mandíbula de su oponente y Castillo cayó desplomado. El norteamericano finalmente ganó por nocaut. Un sector de la prensa especializada sostiene que la pelea debió ser suspendida luego de la segunda caída de Corrales.

yoyo du 33 / Flickr.com

Muhammad Ali vs. George Foreman

Existen numerosos documentales, libros y películas que relatan la historia de esta inolvidable pelea titulada “Rumble in the jungle” (“El rugido en la jungla”). El combate se llevó a cabo ante una multitud en el Estadio 20 May, de Zaire, y fue la primera vez que un título de pesos pesados se disputó en continente africano. George Foreman llegaba como favorito a la contienda. Era el campeón de la CMB y AMB, estaba invicto en 40 peleas y había noqueado rápidamente a boxeadores de la talla de Joe Frazier y Ken Norton. Ali era siete años mayor y como se había negado a pelear en Vietnam llevaba varios años sin competir. Foreman llevó la iniciativa desde la campana inicial y atacó constantemente a su oponente con fuertes combinaciones que parecían llevarlo a una victoria clara. Sin embargo, Alí aguantó las embestidas moviéndose constantemente y utilizando las cuerdas del ring. En el octavo asalto Foreman se encontraba notablemente desgastado y “Cassius Clay” aprovechó esa situación conectando un poderoso golpe en su rostro. El campeón defensor cayó a la lona, el árbitro contó hasta diez y Alí volvió a recuperar el cinturón de los pesos pesados.