DESCUBRIR
×

12 cosas que los hermanos menores nunca admitirán sobre sus hermanos mayores

Laurence Dutton/Stone/Getty Images

Introducción

La relación entre hermanos es siempre una relación tan hermosa como delicada. En un momento, un hermano puede ser un confidente. Y al otro, un rival. Eso no quiere decir que no se amen; al contrario, el amor es complejo y, afortunadamente, nunca lineal. Los hermanos están destinados a crecer juntos y a aprender los unos de los otros. Ser el menor representa la oportunidad de aprender de las virtudes y los defectos de los mayores. Pero vamos, que no te gane el orgullo. Si eres el más chico, seguro tienes muchas cosas valiosas para rescatar. Aquí repasaremos algunas de ellas.

Jose Luis Pelaez Inc/Blend Images/Getty Images

Tienen más experiencia

Los hermanos menores a menudo se sienten especiales. Esto es porque suelen recibir una atención preferencial de sus madres. Son la última joya a cuidar, y así como les prodigan cariños, también suelen brindarles beneficios que no tuvieron los mayores. Los padres se van ablandando con el paso de los años, y especialmente las madres. Se van dulcificando y se vuelven más permisivas. Bien, ¿Y eso qué tiene que ver con los hermanos? Pues el menor suele sentirse especial, ya que recibe un trato especial. Eso significa que su autoestima tiende a ser elevada. Y eso se corresponde con no valorar suficientemente la experiencia de sus hermanos mayores. Si eres la joya del hogar, es posible que te cueste admitir que tus hermanos han vivido más que tú y que su experiencia los hace más conocedores de algunos aspectos de la vida. Por eso, es bueno que aprendas a escucharlos. Si ya lo haces, nunca está de más poder expresarlo. Una relación fraternal entre hermanos es de lo más bonito que hay en el mundo.

Tetra Images - Tim Pannell/Brand X

Son más fuertes

Los chicos, especialmente los varones, consideran la fuerza como un termómetro para medir la valía de cada uno. Si te encuentras a menudo con niños peleándoles a sus hermanos mayores, es porque se resisten a admitir que ellos son más fuertes. Pero a veces es útil reconocer que la edad les ha brindado un mayor desarrollo físico; cuando tus amigos se porten mal contigo, sabes que puedes recurrir a tu hermano mayor.

Andersen Ross/Blend Images/Getty Images

Tienen más conocimientos académicos

A la hora de pedir ayuda para hacer una tarea, siempre acudes a tu madre y, en ocasiones, a tu padre. ¿Por qué no recurrir a tu hermana mayor? No quieres reconocer que tiene un conocimiento superior y que, por tener un mayor recorrido académico, ya sabe cómo resolver tu tarea. Anímate y acepta que te puede ayudar. No sólo lograrás una mejor relación con tu hermana, ¡también tendrás mejores notas en la escuela!

Comstock/Stockbyte/Getty Images

Juegan mejor a las consolas

Tienes una consola nueva y un juego para usar de a dos. ¿Es uno de fútbol? ¿Uno de pelea? Da igual, siempre buscas desafiar a tu hermano y siempre pierdes. Los hermanos mayores no sólo cuentan con más vivencias, también cuentan con más horas frente a los juegos. Tienen más reflejos y una mayor coordinación de ojo-mano, lo que los vuelve más diestros y, entonces, con más posibilidades de vencerte. Eso no significa que no puedas jugar amistosamente. Pero vamos, ¡no es necesario que lo desafíes! Simplemente diviértete y aprende. Si hacen las paces, seguramente pueda enseñarte a jugar mejor.

Digital Vision./Digital Vision/Getty Images

Sabe los secretos de los hombres

Eres una niña y te gusta un chico, pero jamás le contarías nada a tu hermana mayor. ¿Por qué? Seguramente no quieres que se involucre en tu vida amorosa. No está mal tener de confidente a una amiga de la escuela, pero qué dices de tu hermana. Ella ha vivido más y sabe más sobre cómo tratar a los varones. Es muy posible que ya haya pasado por las experiencias que tú estás viviendo, y eso significa mejores consejos y mejores posibilidades de concretar tus deseos. ¿Por qué no le das una oportunidad a tu experimentada hermana mayor?

Digital Vision/Digital Vision/Getty Images

Puede enseñarte el arte del maquillaje

¿Has intentado maquillarte y has descubierto que no es tan simple? Pintarse la cara de colores y que aparente una tez natural y a la vez que se realce tu figura y te veas más bonita no es nada sencillo. Si lo has probado, puedes dar fe de esto. Quizás sea hora de reconocer que tu hermana mayor sabe cómo hacerlo. ¿Y por qué no pedirle ayuda? No sólo puedes quedar más bonita, también aprenderás el difícil arte del maquillaje. ¡Serás la envidia de tus amigas!

Andrew Olney/Digital Vision/Getty Images

Saben cómo tratar a tus padres

Cuando quieres conseguir algo de tus papás, siempre haces berrinche y muchas veces no lo consigues. ¿No estás cansado de recibir la respuesta de que aún eres muy chico? Tus hermanos mayores ya han pasado por eso. Admite que saben cómo manejarse con tus padres y pídeles ayuda. Te pueden dar consejos valiosos para que te muestres como una persona más madura y más responsable de lo que tus padres piensan de ti, y te podrán ayudar a obtener lo que quieres. Después de todo, si tus padres te prohíben salir o quedarte solo en casa, se debe a que se preocupan por ti. Si les demuestras que sabes cómo cuidarte, es probable que cedan. ¡Anímate a confiar en tus hermanos mayores y obtendrás lo que quieres!

Cameron Spencer/Digital Vision/Getty Images

Son mejores en las actividades físicas

Vas a jugar al fútbol con tu hermano, y él lo hace mejor que tú, pero nunca se lo reconoces. Luego, cuando quieres aprender a patear mejor la pelota, le preguntas a un amigo o, quizás, a otro familiar. ¿Por qué no acudes a tu hermano mayor? Si demuestras que quieres aprender y aceptas que él es capaz de enseñarte, tu hermano lo hará gustoso. No hay nada más placentero para los mayores que ayudar a sus hermanos más pequeños. Y enseñarte a que te desempeñes mejor en los deportes es algo que le encantará.

Image Source Pink/Image Source/Getty Images

Sus amigas te caen bien

Es muy común que las amigas de tu hermana te caigan muy bien, y a veces hasta mejor que tus propias amigas. ¿Te has puesto a pensar en eso? Suele sucederle a casi todas las niñas. Cada vez que tu hermana mayor va con sus amigas a tu casa, buscas todas las oportunidades posibles para estar con ellas. ¿Sabes por qué ocurre eso? No se debe a que esas chicas sean mejores que tus amigas o porque te resulten más interesantes. Se debe a que quieres mucho a tu hermana y es una oportunidad para abrirte con ella y compartir confidencias. A veces, estar con sus amigas es un momento valioso para conocer aún más a tu hermana. ¡Admítelo contigo misma y tendrán una relación mucho más íntima!

David Woolley/Digital Vision/Getty Images

A los chicos les resulta interesante

¿Te ocurre que los chicos gustan de tu hermana mayor y te preguntas cómo es posible? ¿A veces te enojas tanto con tu hermana que no la valoras en absoluto? Tienes que aceptar que tu hermana es interesante. No sólo eso, también es divertida e inteligente, y sabe cómo conseguir lo que quiere. Sucede que ustedes compiten, y eso te bloquea y no te hace ver los aspectos positivos de tu hermana. Pero si te abres y los aceptas, reconocerás todas esas virtudes de las cuales puedes aprender. No te cierres a conocer a tu hermana mayor. Puede ser una buena oportunidad para que te conozcas mejor a ti misma. ¡Y te volverás más interesante para los chicos!

ilona75/iStock/Getty Images

Te gana en las discusiones

Todo lo a menudo que puedes, buscas discutir con tu hermano mayor. Lo haces por cualquier cosa; toda oportunidad es buena para intentar ganarle en un cruce de argumentos. ¿Pero suele sucederte que terminas enojado y tu mamá tiene que intervenir? Quizás sea hora de admitir que tu hermano es bueno discutiendo y no pelearle tanto. Si en lugar de intentar vencerle, buscaras aprender de él, posiblemente él haga lo mismo contigo y pueda darse una relación más armónica, en donde los dos se permitan conocer y valorar al otro. Competir es mucho menos divertido que aprender. Vamos, no malgastes energía peleando. Reconoce que tu hermano muchas veces sabe de lo que habla. Y si no fuera así, ¿para qué intentar ganarle? Simplemente discute menos y charla más. Aprenderás de él y tendrán una mejor relación.

John Lund/Sam Diephuis/Blend Images/Getty Images

Te quiere

Entre todas las peleas, discusiones y competencias, se esconde todo lo contrario al odio. ¿Te suena esa expresión popular que dice que "los que se pelean se aman"? Implica un conocimiento muy profundo de la psiquis humana. Se debe a que no sabemos cómo expresar nuestro amor, y en lugar de admitir que queremos a la otra persona, buscamos pelearle. ¿Cuántas veces has visto en películas que dos adultos se pelean con todas sus fuerzas y la escena termina con ellos besándose apasionadamente? Es así de simple: nos cuesta admitir lo que nos sucede por dentro, nos falta honestidad con nosotros mismos y nos es difícil reconocerle las virtudes de los demás. Lo creas o no, si aprendiéramos a ser más honestos con nosotros mismos, seríamos más amables con los demás y tendríamos un mundo mejor. ¿No te lo crees? Prueba ser honesto con tus hermanos y reconocerles todo eso que no te has animado a hacer. Verás cómo inmediatamente mejorará la relación que tienen. ¡Puedes apostarlo!