DESCUBRIR
×

15 fantásticas comidas para diabéticos

El hecho de tener diabetes no significa que estás condenado a una vida de privaciones y de alimentos sosos
Peter Dazeley/The Image Bank/Getty Images

Introducción

El hecho de tener diabetes no significa que estás condenado a una vida de privaciones y de alimentos sosos. Puedes prevenir y controlar la enfermedad a través de una dieta rica y equilibrada que aumentará tu energía, cambiará tu estado anímico y que no se diferenciará de la alimentación saludable recomendada para todas las personas, sin necesidad de recurrir a los costosos alimentos especiales. Hay determinadas comidas que son fantásticas para los diabéticos y no solo mejorarán tu salud sino que te permitirán bajar de peso y te brindarán una sensación de bienestar general.

Las nueces son un refrigerio ideal para los diabéticos.
Design Pics/Design Pics/Getty Images

Nueces

Las nueces son una comida ideal para los diabéticos ya que contienen un ácido graso poliinsaturado llamado alfa linoleico que ayuda a reducir la inflamación, así como Omega 3, fibra, vitamina E y otros fitoquímicos que cuentan con propiedades antioxidantes, anticancerígenas y antivirales que ayudan a controlar y a revertir la enfermedad. Son una opción fantástica para un refrigerio o puedes usarlas como un sustituto de los cereales en el desayuno.

La avena corte de acero es tan fácil de preparar como la instantánea.
bhofack2/iStock/Getty Images

Avena corte de acero

La avena es una comida maravillosa que puede ayudarte a reducir el riesgo de desarrollar la diabetes del tipo 2. Contiene altas cantidades de magnesio lo que permite que el organismo utilice la glucosa y secrete adecuadamente la insulina. La avena corte de acero es tan fácil de preparar como la instantánea, pero como los granos permanecen enteros conservan la fibra, los nutrientes y los antioxidantes que retrasan la digestión y permiten que el nivel de azúcar en la sangre se mantenga más estable.

La quinoa es un pseudocereal que se produce a lo largo de la cordillera de los Andes.
bhofack2/iStock/Getty Images

Quinoa

La quinoa es un pseudocereal que es muy bueno para los pacientes diabéticos ya que tiene un índice glucémico bajo y un alto valor nutricional. Esta rica fuente de proteínas (½ onza o 14 gr en tan solo ½ taza), que contiene los nueve ácidos grasos esenciales, ayuda a balancear los niveles de azúcar en la sangre. Es una buena aliada para controlar el sobrepeso ya que permanece durante mucho tiempo en el estomago, prolongando la sensación de saciedad. Se puede consumir en forma similar a la avena, junto con leche o agua.

Las semillas de chía se pueden consumir mezcladas con la avena en el desayuno.
Getty Premium

Chía

La chía es una comida benéfica para los diabéticos ya que aporta una gran cantidad de fibra, tanto soluble como insoluble, lo que retarda la digestión y la absorción de nutrientes proporcionando una sensación de saciedad durante más tiempo, lo que es conveniente para los que tienen que eliminar el exceso de peso. También contiene proteínas, carbohidratos y aceites vegetales, del tipo Omega 3. Se puede consumir con leche descremada, con yogur o mezclada con la avena.

El salmón asado es un plato delicioso y saludable para los diabéticos.
Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Pescado

El pescado es un alimento fantástico para los diabéticos, especialmente para aquellos que deben bajar de peso. Contiene muchas proteínas, lo que permite prolongar la sensación de saciedad. También es rico en ácidos grasos Omega 3 que ayudan a combatir la inflamación en el cuerpo. Está demostrado que la inflamación empeora los problemas causados por el sobrepeso y la diabetes. Una dieta rica en pescado preparado al horno, a la parrilla o al vapor también ayuda a reducir las probabilidades de padecer accidentes cardiovasculares.

Los diabéticos tienen muchas opciones a la hora de preparar la espinaca.
DAJ/amana images/Getty Images

Espinaca

La espinaca es un alimento muy saludable que contiene muchas vitaminas como la como la B2 y B6, ácido fólico, cobre, magnesio, potasio y zinc. Se presta para la elaboración de diferentes platos aptos para los diabéticos, como las tortillas, también se puede usar como relleno para ciertas pastas, para preparar sopas e incluso para preparar jugos saludables y deliciosos.

Los espárragos son una fantástica comida para los diabéticos debido a su bajo contenido de almidón.
Colin Anderson/Blend Images/Getty Images

Espárragos

Los espárragos, que son ricos en fibra y tienen un bajo contenido de almidón, son una opción ideal para los diabéticos que pueden consumirlos como una guarnición para un plato de pescado o de pollo. Tienen pocos carbohidratos, lo que es ideal para los que buscan bajar de peso y tienen un alto contenido de ácido fólico, vitamina C y glutatión. El glutatión es un antioxidante que puede ayudar a estimular el sistema inmunológico y promueve la salud de los pulmones.

Los tomates son ricos en antioxidantes y en nutrientes esenciales para los diabéticos como la vitamina C.
Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images

Tomate

Los tomates, que también son una guarnición ideal para cualquier plato, constituyen una solución rápida y sencilla para los diabéticos que deben someterse a una dieta para bajar de peso. Tienen un alto contenido de licopeno, un antioxidante que ayuda a combatir los radicales libres en el organismo, así como de vitamina C y E. También se pueden consumir procesados, ya sea en forma de salsas, puré o jugo.

El brócoli contiene vitamina C que ayuda a curar las heridas.
Getty Premium

Brócoli

El brócoli es un alimento fantástico. Contiene mucha fibra y vitamina C, que ayuda a curar las heridas. Al igual que otras verduras crucíferas, como la col rizada y el coliflor, contiene un compuesto llamado sulforafano que activa varios procesos antiinflamatorios que ayudan a controlar el nivel de azúcar en la sangre y protegen a los vasos sanguíneos del daño cardiovascular que a menudo se produce como consecuencia de la diabetes. El sulforafano también activa el mecanismo de desintoxicación natural del cuerpo estimulando a las enzimas a que conviertan los químicos cancerígenos en desechos menos peligrosos que se pueden eliminar fácilmente.

Los diabéticos pueden combatir la inflamación naturalmente con la col berza.
bhofack2/iStock/Getty Images

Col berza

La col berza, al igual que el resto de las verduras de hoja verde, es una fuente excelente de vitamina C, lo que ayuda a disminuir el cortisol y la inflamación en el organismo. También es una buena fuente de ácido alfa lipoico (ALA), un micronutriente que reduce el azúcar en la sangre y fortalece los nervios dañados por la neuropatía diabética.

Las batatas son buenas para los diabéticos debido a su alto contenido de arginina.
DAJ/amana images/Getty Images

Batata

Si bien puede parecer un alimento poco apropiado debido a su sabor dulce, lo cierto es que los científicos han demostrado que es una comida benéfica para los que padecen diabetes del tipo 2. Contiene diez componentes que son buenos para esta enfermedad como la arginina, el cobre, el manganeso y el zinc, así como flavanoides que mejoran la circulación y el sistema cardiovascular. Debido a su alto contenido de carbohidratos se debe consumir con moderación pero es ideal como una guarnición y se puede consumir asada o hervida.

Los frijoles aportan potasio y magnesio, lo que beneficia a los diabéticos.
Blue Jean Images/Photodisc/Getty Images

Frijoles

Los frijoles son un alimento sumamente nutritivo. Tienen un alto contenido de fibra; tan solo media taza aporta un tercio del requerimiento diario y además son una buena fuente de potasio y magnesio, minerales que presentan una deficiencia en las personas con diabetes del tipo 2. Si bien los diabéticos tienden a evitarlos porque contienen almidón, la medida anteriormente mencionada aporta la misma cantidad de proteínas que una onza (29 gr) de carne sin la grasa saturada. Para ahorrar tiempo se pueden consumir enlatados, si se los drena y enjuaga bien.

Los arándanos ayudan a regular los niveles de azúcar en la sangre de los diabéticos.
Digital Vision./Digital Vision/Getty Images

Arándanos

Los arándanos son una comida maravillosa para los diabéticos. Contienen fibra insoluble (que ayuda a eliminar la grasa del organismo) y fibra soluble (que mejora el control del azúcar en la sangre ya que permanece durante más tiempo en el estómago). Además contienen antocianinas, una sustancia química natural que reduce las células de grasa y también estimula la liberación de adiponectina, una hormona que regula los niveles de glucosa en la sangre y mejora la sensibilidad a la insulina.

El yogur es un postre ideal para los diabéticos.
AD_photo/iStock/Getty Images

Yogur

El yogur es un postre ideal para los diabéticos. Es aconsejable consumir el yogur griego tradicional ya que es el que tiene el menor contenido de azúcar. Es posible agregarle frutas para que quede más sustancioso o utilizarlo como ingrediente para preparar deliciosas salsas que le darán un toque especial a cualquier comida.

Los diabéticos no necesitan privarse del placer de comer chocolate.
AndrisTkachenko/iStock/Getty Images

Chocolate negro

El chocolate negro es rico en flavanoides y las investigaciones han demostrado que estos nutrientes reducen la resistencia a la insulina y bajan los niveles de azúcar en sangre en el ayuno. Es un dulce delicioso con un alto contenido de triptófano que mejora el estado de ánimo y combate la depresión. En el caso de los diabéticos, se recomienda comer dos trozos de chocolate negro sin azúcar, ya que ayuda a distender las arterias y elimina el colesterol malo.