DESCUBRIR
×

Las 20 mejores formas de usar huevos

oksix/iStock/Getty Images

Introducción

¿Quieres perder peso, aumentar la masa muscular y mejorar tu nivel de colesterol? Existen un súper alimentos que se ha vinculado con estos beneficios: los huevos. ¿El único problema? A menos que tengas un apetito ilimitado por las tortillas o revueltos, pareciera que hay un número limitado de formas de incorporar este alimento lleno de proteínas en tu dieta. Por lo tanto, hemos investigado con expertos en nutrición y alimentos y hemos encontrado 20 sabrosas y creativas formas de disfrutar los increíbles y comestibles huevos.

ajafoto/iStock/Getty Images

En una pizza

Prepara la receta de tu pizza casera favorita y hornéala hasta que esté casi lista. Cuidadosamente, rompe algunos huevos alrededor de la misma y vuelve a colocarla en el horno hasta que la clara de los huevos se haya cocinado pero la yema esté aún un poco líquida.

Tsyrencshikov/iStock/Getty Images

En una hamburguesa

Deja la mayonesa para otro momento y mejora tu hamburguesa de carne o de pavo con un huevo. Deja que la yema se rompa y empapa todo con ella para un emparedado pegajoso y delicioso.

IlyaShapovalov/iStock/Getty Images

Masa de pasta fresca

Puedes hacer una masa suave y dorada con huevos y harina. Enrolla finalmente y cocínalos sólo por uno o dos minutos antes de cubrirlos con salsa de tomate, aceite de oliva y albahaca.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Soufflés

Los huevos son los ingredientes clave en este básico bocadillo francés (que es más fácil de lo que crees). La clara es el ingrediente secreto para una textura esponjosa, mientras que la yema agrega riqueza al relleno.

Charlotte Lake/iStock/Getty Images

Quiche

Aligera el desayuno con el uso de leche descremada en lugar de crema y acompañándolo con hojas verdes rellenas. Según la editora Nicol Geurin, "Para una comida completa y balanceada, es mejor combinar huevos con granos enteros y vegetales". Haz tu propia corteza de trigo integral con aceite de oliva en lugar de usar mantequilla o manteca para un plato más sano.

razmarinka/iStock/Getty Images

Simplemente al horno

Rompe dos huevos en una cazuela para hornear pequeña. Cubre con verduras finamente picadas y con un chorro de leche entera o mitad y mitad. Hornéalos hasta que las claras estén blancas y las yemas estén aún un poco líquidas. Lainie Cooper, un nutricionista con sede en Denver, recomienda "elegir granos tostados para hacer que este plato sea una comida vegetariana perfectamente balanceada".

SZE FEI WONG/iStock/Getty Images

Arroz frito

Frie en aceite vegetal brócoli, pimientos rojos y zanahorias picados. Agrega unos huevos batidos y cocinados, arroz integral refrigerado y cocina la mezcla hasta que todo esté dorado. Agrega salsa de soja y aceite de sésamo para finalizar. Según Geurin, "si estás cuidando tus niveles de colesterol, puedes hacer arroz frito con claras de huevo revueltas, logrando el mismo sabor y la misma textura".

Torresigner/iStock/Getty Images

Huevos rancheros

¿Qué no te gusta de dos huevos fritos cubiertos con salsa y servidos sobre tortillas de maíz? Según Cooper, "este alimento básico para el desayuno ofrece una serie de beneficios saludables, desde la salsa de tomate, la tortilla de grano entero y las grasas sanas de los huevos".

nito100/iStock/Getty Images

Pájaro en nido

También llamado 'sapo en su agujero' o 'huevo en la cesta', hay algo de reminiscencia de la infancia sobre este plato. Simplemente corta un trozo de pan integral, coloca la rebanada en una capa de aceite de oliva sobre una sartén caliente. Luego rompe un huevo en el centro. Voltea cuando el primer lado esté dorado.

Wiktory/iStock/Getty Images

Shakshuka

El nombre suena exótico, pero este plato árabe es fácil de hacer y ofrece un sabor saludable y una saludable dosis de nutrientes esenciales. La salsa de tomate hecha con tomates frescos o de lata, cebollas, ajo, pimientos y un generoso rocío de comino y hojas de pimientos crean un colchón en la que escalfar huevos. Coloca un poco de salsa en una olla grande y ancha, y luego cúbrela y cocina hasta que las claras estén hechas pero las yemas estén aún un poco líquidas. Según Cooper, "combinar huevos con tomates ricos de licopeno es un excelente paquete nutricional. Vierte la mezcla sobre arroz o cuscús integral para una comida completa".

daisyt13.files.wordpress.com

Huevo sobre una nube

Parece bastante simple pero este sencillo plato requiere de una gran destreza para cocinar el huevo. Una cama similar a una nube a partir de las claras batidas se llena con una yema cremosa y rica para una linda presentación de desayuno o almuerzo. Comienza con un batido vigoroso hasta que las claras lleguen a punto nieve; coloca finas capas de pan tostado y crea un hueco donde colocar la yema. Cuidadosamente desliza las yemas en cada huevo, espolvorea ligeramente con sal y pimienta, y luego hornéalo hasta que el merengue esté ligeramente dorado y las yemas estén listas.

akaphon/iStock/Getty Images

Ensalada de huevo

Haz más liviana esta delicia usando puré de aguacate en lugar de mayonesa. Agrega una generosa cantidad de limón exprimido y hierbas picadas frescas para un sabor más brillante y rocía la mezcla sobre dos trozos de pan integral tostado. Según Cooper, "el aguacate le da a este antiguo favorito un giro y una dosis de grasa saludable para el corazón".

thavornc/iStock/Getty Images

Harina de avena

Agrega una cantidad extra de proteínas a tu avena del desayuno batiendo ligeramente un huevo, mientras se va cocinando la harina de avena. Según Cooper, "la harina de avena contiene proteínas, pero es fácil darle un toque adicional con un huevo. Se espesa muy bien". Cubre con un chorro de jarabe de arce puro, 1/2 taza de arándanos y un puñado de nueces picadas para un desayuno que te proporcione una gran cantidad de nutrientes para tu día.

Yulia_Davidovich/iStock/Getty Images

Escalfado en una salsa

Mejora tu mezcla de verdes y vegetales común con dos huevos escalfados. No necesitas condimentarlo: simplemente rocía con jugo de limón y rompe la yema para crear un sabroso relleno.

Alena Dvorakova/iStock/Getty Images

Muy condimentado

Hierve algunos huevos, córtalos a la mitad y quítale las yemas. Colócalas en un bol. Haz una pasta con una cantidad generosa de yogur griego en lugar de mayonesa y agrega un toque de paprika ahumada o hierbas frescas finamente picadas. Según Geurin, "el yogur griego ofrece una cantidad extra de proteínas y calcio".

earlytwenties/iStock/Getty Images

Tostado francés

Según Geurin, "nuevas investigaciones sugieren que incluir algunos alimentos ricos en proteínas en el desayuno puede ayudar a mantenerte saciado hasta el almuerzo. Los huevos son una excelente fuente de proteínas de alta calidad". Sumerge dos rebanadas de pan integral en dos huevos batidos y un chorro de leche descremada, dejando que el pan absorba el huevo. Para una versión dulce, cocínalos en Smart Balance o Earth Balance, o pastas libres de grasas trans similares y coloca en la parte superior un chorro de jarabe de arce. O, dale vuelta y añade sal y pimienta a los huevos batidos. Luego cocínalos con aceite de oliva extra virgen. Cúbrelos con rebanadas de tomates o una ligera capa de queso Parmesano gratinado.

Monkey Business Images/Monkey Business/Getty Images

En aderezos para ensaladas

Agrega sabor y textura a los aderezos para ensalada finalizándolas con un huevo hervido picado agregado a una simple vinagreta. Coloca el huevo picado en la base de un bol mediano, agrega el jugo de 1/4 limón, una cantidad pequeña de mostaza de Diijon y sal y pimienta. Bate todos los ingredientes en aceite de oliva extra virgen para darle más sabor.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

En sopa

Refuerza tu caldo añadiendo un huevo batido. Avgolemono, una sopa griega de limón y huevo, y la Sopa de Gota una comida china, ambas usan huevos para darle cuerpo y sabor a los caldos.

William Berry/iStock/Getty Images

Burritos para el desayuno

Dobla huevos revueltos, algunas rebanadas de tocino de pavo, salsa y algunas cucharadas de queso chedar bajo en grasa en un burrito integral para un delicioso desayuno (o almuerzo o cena) que es muy fácil de hacer. Cooper sugiere "cortar pimientos, cebollas y espinacas para que sea más fácil arrójalos a los huevos mientras éstos se cocinan. Esto le agregará una dosis extra de vitaminas y fibra."

Stefano Gargiulo/iStock/Getty Images

Frittata

Este plato italiano con huevos es perfecto y limpio: simplemente corta vegetales y saltéalos en aceite de oliva en una sartén refractaria hasta que estén tiernos. Agrega huevos batidos y cúbrelos con un queso bajo en grasas que tengas a mano. Cocina hasta que los huevos comiencen a ponerse firmes en los bordes, luego ásalos hasta que la parte superior esté dorada. Corta en trozos y sirve con ensalada.