Las 5 mejores maneras de gastar el dinero de tu devolución de impuestos

Escrito por beth davies | Traducido por eduardo sanchez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail

Estás recuperando parte de tu dinero. Haz que sirva para algo.

Las 5 mejores maneras de gastar el dinero de tu devolución de impuestos
Obtener una devolución de impuestos puede parecerse un poco a ganar una pequeña lotería. (Comstock Images/Comstock/Getty Images)

Es una buena idea tener el valor percibido de seis a nueve meses de los gastos reservados para emergencias imprevistas.

— Lule Demmissie de TD Ameritrade

Obtener una devolución de impuestos puede parecerse un poco a ganar una pequeña lotería. En 2012, más de 120 millones de contribuyentes recibieron US$322,7 mil millones en devoluciones, según el Servicio Tributario, lo que resultó en un promedio de US$2.860 por persona.

Paga las deudas

Si estás atrasado en una cuenta, la mejor manera de usar el dinero del reembolso es hacer los pagos y recuperar tu buen estado, dice Gail Cunningham, el vicepresidente de la afiliación de la Fundación Nacional de Consejería de Crédito. Después, paga las deudas de alto interés.

Esta parece ser una buena idea, ya que el titular promedio tenía US$7.122 en deudas en tarjetas de crédito, de acuerdo a las cifras de enero de 2013 de la Reserva Federal. Sin embargo, solo el 37% de los encuestados por American Express dijo que utilizaría un reembolso para pagar deudas.

El pago de las tarjetas de crédito con tasas típicas de interés efectivamente crea una inversión que devuelve el 20% o más por año, dice Kevin Gallegos, el vicepresidente de las operaciones de Phoenix para Freedom Financial Network. Él dice que debes comenzar con las tarjetas que tienen las tasas más altas o los saldos más bajos.

Invierte en ti mismo

Puedes invertir en ti mismo al mejorar tus habilidades de trabajo, o aprovechando las nuevas oportunidades, dice Steve Siebold, autor del libro de 2010 "¿Cómo piensa la gente rica?". Puedes ser asistido por los seminarios de negocios, talleres, y programas de entrenamiento y de mentores. Si esos gastos laborales y académicos se suman a un 2% o más de tu ingreso bruto ajustado para el año entrante, incluso pueden calificar para una deducción detallada.

Puedes hacerlo de manera más formal y tomar una o dos clases universitarias. Un reembolso de cerca de US$3.000 "representa una buena parte del costo de un diplomado", dijo Gallegos. Eso, a su vez, puede conducir a los créditos fiscales para el próximo año. El Crédito de Aprendizaje de por Vida ofrece hasta US$2.000 para un número ilimitado de años, mientras que el Crédito de Oportunidad Americana otorga hasta US$2.500 por año, durante un máximo de cuatro años.

Mejora tus ahorros para emergencias

Una encuesta de American Express encontró que el 26% de los consumidores planean ahorrar su devolución en 2013. Eso es más que el 22% del 2012.

"Es una buena idea tener el valor de seis a nueve meses de los gastos destinados a emergencias imprevistas", dice Lule Demmissie, el director gerente de jubilaciones en TD Ameritrade.

La mayoría de la gente no sigue ese consejo. De hecho, solo el 25% tiene seis meses de ahorro, según Bankrate.com.

Tener una red de seguridad financiera en su lugar podría ayudarte con un asunto aislado, como una reparación inesperada a tu auto. Incluso podría mantenerte a flote si pierdes tu trabajo y tienes que buscar uno nuevo. Cunningham dice que debes mantener tu dinero en una cuenta de ahorros u otra inversión líquida, para facilitar el acceso.

Financia futuros objetivos

Las 5 mejores maneras de gastar el dinero de tu devolución de impuestos
(Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

Las ganancias fiscales inesperadas de hoy pueden ser los ahorros de mañana si se financia la educación de un niño o tu jubilación. Las contribuciones a una cuenta de retiro individual tradicional pueden ser deducibles de tus impuestos de 2013, dice Demmissie. Eso no cuenta para las cuentas Roth IRA, pero el dinero extra las ayudará a crecer y se puede retirar de manera libre de impuestos una vez que alcances la edad de jubilación. La contribución máxima en 2013 fue de US$5.500 o US$6.500, si tienes 50 años o más.

Cuando se trata de la educación, algunos planes 529 y Coverdells tienen beneficios fiscales, dependiendo del estado en que vivas, dice Demmissie. Ambos tienen retiros libres de impuestos, siempre y cuando el dinero se destine a gastos de educación calificados. El Servicio Tributario limita las contribuciones Coverdell a US$2.000 por año, y los planes 529 a US$13.000.

Mejora tu hogar

Si eres propietario de tu casa, un reembolso puede pagar por el mantenimiento necesario, dice Gallegos, lo que evitaría problemas mayores y más costosos en el futuro.

"Estas mejoras de capital a veces también pueden crear acciones adicionales", dijo Gallegos.

También hay créditos fiscales si completas las mejoras de eficiencia energética antes de finales de 2013. Una devolución podría pagar por un proyecto de este tipo, y tú puedes obtener hasta US$500 de reembolso el próximo año. Añadir ventanas y puertas cualificadas, por ejemplo, tiene el valor de un crédito del 10% del costo de hasta US$200. Un nuevo aislamiento tiene un valor del 10% del costo, hasta US$500.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles