DESCUBRIR
×
Loading ...

6 recetas fáciles para las personas que viven solas

Introducción

¿Te encanta cocinar pero desistes de hacerlo ya que luego debes comer el mismo plato durante varios días? ¿Compras a menudo alimentos congelados porque a la hora del almuerzo eres el único comensal? ¿Gastas mucho dinero comprando comida para llevar? Tienes la opción alimentarte en forma más saludable, económica y darte todos los gustos sin que tener que lidiar con las sobras, ¡solo debes poner manos a la obra y probar estas 6 recetas fáciles para las personas que viven solas!

anediblemosaic.com

Pollo glaseado con mostaza y jarabe de arce

Si durante el almuerzo o la cena deseas consentirte, esta receta es ideal para ti. Para prepararla deberás saltear 4 rebanadas de pechuga de pollo (de unas 6 oz o 170 gr) sazonadas con sal y pimienta negra. Coloca 1/4 de taza de caldo de pollo bajo en sodio, 1/4 de taza de jarabe de arce, dos cucharaditas de tomillo, un diente de ajo picado, una cucharada de vinagre de manzana y una de mostaza en polvo en una cacerola y cocina durante unos 4 minutos o hasta que la salsa se espese. Vierte sobre las pechugas de pollo y podrás disfrutar inmediatamente de este delicioso plato.

http://coolsass.com/

Sándwich de aguacate y huevo

En aquellos días en que no tienes ganas de cocinar solo para ti, pero buscas algo más saludable y económico que pedir una pizza a domicilio, este sándwich es una alternativa sencilla y rápida. Para prepararlo necesitarás cortar en cubos la pulpa de un aguacate pequeño y añadirle un huevo duro, también cortado en trozos pequeños. En un tazón, mezcla un cucharada de mayonesa, una de queso crema y una cucharadita de mostaza. Añade un poco de sal, una pizca de pimienta y extiende sobre dos bollos de pan fresco o sobre rebanadas de pan integral. Si lo deseas, puedes colocar el relleno sobre una capa de canónigos o de berro.

allrecipes.com

Pimientos rellenos

Si buscas algo diferente a las comidas salteadas o a los alimentos congelados, estos pimientos rellenos te encantarán y son muy fáciles de hacer. Solo necesitas poner en el horno dos pimientos dulces, cortados por la mitad, a una temperatura de 400° F (200° C), hasta que queden tiernos y dorados. Prepara 1/2 taza de arroz o utiliza el que te ha sobrado de una comida anterior. Saltea un tomate cortado en cubos, dos cebollas de verdeo y una cucharadita de albahaca en polvo durante dos o tres minutos. Añade sal y pimienta a gusto y vierte la mezcla sobre el arroz. Si lo deseas, puedes agregarle un poco de queso rallado a la preparación. Rellena los pimientos y vuelve a ponerlos en el horno durante cinco minutos. Obtendrás dos porciones que podrás utilizar para el almuerzo y la cena.

babble.com

Macarrones con queso preparados en el microondas

Para una noche fría, en la que deseas una cena caliente y fácil de preparar, esta receta te reconfortará y te recordará los platos que te preparaban en la infancia. Simplemente debes escoger una taza grande, llenarla con agua hasta la mitad y agregar 1/3 de taza de macarrones. Cocina en el microondas de a 2 minutos por vez, hasta que la pasta esté pronta. Agrega 1/3 de taza queso Cheddar en hebras o rallado y dos cucharadas de leche y vuelve a cocinar en el microondas durante unos 45 segundos o hasta que el queso se derrita.

farmnuts.com

Pastel de chocolate en taza

Si mueres por un pastel de chocolate pero deseas mantener la figura y comer solo una porción, puedes preparar uno fácilmente en el microondas, dentro de una taza. Añade 4 cucharadas de harina, 2 cucharadas de azúcar, 2 cucharadas de cacao en polvo en una taza grande y mezcla bien. Agrega un huevo y revuelve para que no queden grumos. Luego, vierte 3 cucharadas de leche, 3 cucharadas de mantequilla y 1 cucharada de chips de chocolate y bate hasta obtener una mezcla homogénea. Añade 1/4 cucharadita de esencia de vainilla y cocina en el microondas durante 3 minutos, en la máxima potencia.

gracecheetham.com

Helado de frambuesa

Para prepararte este refrescante y delicioso helado solo necesitarás tres ingredientes: frutas, yogur griego y el edulcorante de tu preferencia. Mezcla 1 taza de frambuesas, 1/2 taza de yogur griego y 1 cucharada de jarabe de arce o de miel en una licuadora, hasta lograr la consistencia deseada. Coloca en el refrigerador durante una hora y podrás disfrutar de tu postre. Si lo deseas, puedes añadirle chips de chocolate o granola para darle un toque especial.