DESCUBRIR
×

7 hábitos que dañan la piel

Yuri Arcurs/Hemera/Getty Images

Introducción

Es posible que hayas escuchado infinidad de consejos sobre las cosas que debes hacer para que tu piel luzca tersa, saludable y radiante, como evitar la exposición al sol o beber la suficiente cantidad de agua. Sin embargo, a pesar de cuidarla, de ponerte cremas y de exfoliarla habitualmente, tal vez tienes determinadas costumbres que la afectan sin darte cuenta. ¡Aprende cuáles son los 7 hábitos que dañan la piel, que probablemente desconocías!

amores.com.co

Las largas duchas calientes

Las largas duchas calientes probablemente te hacen sentir muy bien por la mañana o luego de una agotadora jornada de trabajo pero son un hábito que daña mucho tu piel. Estas le quitan los aceites naturales, que son la protección necesaria para que luzca fresca y sin arrugas. Además te pueden provocar una dermatitis atópica, una enfermedad provocada por la resequedad de la piel, que se caracteriza por una picazón constante, así como por la aparición de granos y un enrojecimiento en las piernas, en la espalda y sobre las articulaciones, como los codos y las rodillas. Trata de tomar duchas cortas, con el agua templada y huméctate bien una vez que hayas terminado.

experto.de

Apoyar tu celular sobre el rostro

¿Sabes la cantidad de lugares sobre los que has apoyado tu celular a lo largo del día? ¿Ha quedado en el fondo de tu bolso? ¿Boca abajo sobre la encimera de la cocina? ¿En el mostrador de alguna tienda? ¿En la caja registradora del supermercado? Esto te dará una idea de la gran cantidad de bacterias que puede transmitir a tus mejillas y a tu rostro, provocando brotes y espinillas. Es por ello que debes llevar siempre contigo algunas toallitas para limpiarlo con frecuencia y es aconsejable que optes por la función de manos libres, siempre que sea posible.

popsugar.com

No cambiar frecuentemente las fundas de las almohadas

Cuando duermes la piel, al igual que el resto de tus órganos, se regenera y se repone.También desprende las células muertas a medida en que se forman las nuevas.Todas esas células van a parar a la funda de tu almohada y estas, junto con los restos de maquillaje y la suciedad que puede desprender tu cabello, pueden provocar brotes y hacer que tu piel luzca poco saludable. Es por ello que debes cambiar frecuentemente las fundas de tus almohadas. Si no deseas tener que lavar toda la ropa de cama, puedes comprar fundas adicionales y cambiarlas cada dos días, ya que se pueden lavar y secar con mucha rapidez.

FlairImages/iStock/Getty Images

Beber todos los fines de semana

Si tomas un trago solo durante las fiestas de fin de año o en alguna ocasión especial no tienes nada de que preocuparte. Sin embargo, si sueles beber todos los fines de semana, ya sea en las discotecas o en los bares con tus amigas, en poco tiempo tu piel lucirá opaca y envejecida, ya que el alcohol la deshidrata y hace que se formen arrugas.

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Peinarte con un flequillo

Si bien un flequillo puede realzar algunos rasgos de tu rostro y hacer que luzcas muy bien, este puede ser nocivo para la salud de tu piel. En primer lugar, frecuentemente llevarás tus manos hacia el mismo para acomodarlo o para peinarlo, lo que hará que se engrase y traspasará la suciedad a tu cutis a través del roce. Además, este evita que la piel respire adecuadamente, provocando espinillas y brotes de acné en la zona. Si a pesar de todo decides llevar ese corte de cabello, evita tocarte el flequillo y recógelo con horquillas o pasadores durante el verano, cuando la combinación con el sudor de la frente puede afectar aún más la piel.

Lecika/iStock/Getty Images

No limpiar con frecuencia las brochas de maquillaje

Las brochas y los pinceles que usas para maquillarte pueden almacenar una gran cantidad de bacterias que se depositarán en tu piel cada vez que las usas. Evita compartirlas, al igual que haces con tu cepillo de dientes, ya que pueden transmitir herpes y de cualquier otra enfermedad de la piel. Es aconsejable que limpies todos los utensilios que usas para maquillarte cada quince o veinte días, con agua y un jabón neutro si son de pelos naturales o con un limpiador sin alcohol si están fabricados con fibras sintéticas.

blog.pureformulas.com

Ceder a la tentación de comer alimentos con un alto contenido de azúcar

El azúcar se adhiere a las proteínas en la sangre, formando nuevas moléculas llamadas GAF o productos finales de glicación avanzada que dañan el colágeno y la elastina, provocando arrugas y flaccidez. Estas moléculas también destruyen los antioxidantes que contiene la piel, por lo que queda más susceptible al envejecimiento prematuro y al daño provocado por los rayos solares. Es por ello que debes evitar el exceso de alimentos azucarados y sustituirlos por batidos o por frutas que te ayudarán a combatir los antojos y que le aportarán múltiples beneficios a tu piel.