DESCUBRIR
×

8 comidas con las cuales no extrañarás la carne

loonara/iStock/Getty Images

Introducción

Ya seas vegetariano, fanático del pescado, de la pasta o simplemente alguien que piensa que las comidas sin carne están hechas de una combinación de pasto y alimentos para roedores, mereces comer alimentos buenos y deliciosos. Sin importar tus restricciones dietéticas o étnicas, aquí encontrarás ocho comidas que no contienen carne, que llenan y son tan sabrosas que tus antojos carnívoros desaparecerán con el primer bocado.

HHLtDave5/iStock/Getty Images

Hamburguesas de queso de hongos portobello

Enciende el fuego en la parrilla y apronta los panecillos; es hora de hamburguesas. Sólo porque has decidido renunciar a la carne picada de las hamburguesas o a los perros calientes, no significa que debas evitar lo bueno de las comidas asadas y ahumadas.

A_Lein/iStock/Getty Images

Pizza casera vegetariana

No se trata de una pizza que trajo el repartidor ni es una congelada. Es tu propia pizza hecha en casa. Si bien el salchichón es la cubierta favorita de los norteamericanos, es sorprendentemente sencillo disfrutar una pizza sin carne --especialmente cuando combinas el sabor de los pimientos, champiñones, aceitunas, alcachofas y quesos artesanales.

keko64/iStock/Getty Images

Sándwich sin atún

No, no estás mirando a un sándwich de atún falso. Estás mirando a la innovadora alternativa a este alimento básico para el almuerzo: ensalada de garbanzos. ¿Cómo imaginar que este pequeño frijol podía ser un reemplazo al relleno de pescado? No lo creas hasta que lo pruebes. No tengas en cuenta nuestra palabra: prepara un poco y verás.

578foot/iStock/Getty Images

Chile vegetariano abundante y bueno para el corazón

Para cubrir tus nachos, agregarlo sobre una hamburguesa vegetariana o simplemente para disfrutarlo sólo en un tazón de pan, el chile vegetariano es delicioso en cualquier forma. Lleno de proteínas y listo para calentarte desde el interior, este guiso caldoso es una comida buena para congelar y tener lista para las noches en las que deseas levantar los pies y mantenerte alejado de la cocina.

Lauri Patterson/iStock/Getty Images

Ensalada de verduras de estación y granos enteros

Colorida, sabrosa y llena de proteínas, esta ensalada simple es rápida de hacer y desaparece velozmente. Cuando combinas verduras frescas de estación con proteínas energéticas como las que aportan la quinoa y los garbanzos, obtienes una deliciosa ensalada, buena para cuidar la figura. Haz una cantidad doble ya que probablemente querrás llevar un poco para el almuerzo del día siguiente.

adogslifephoto/iStock/Getty Images

Sopa de miso con "lo que quedó en el refrigerador"

¿Te han sobrado lentejas? ¿Tienes champiñones a medio comer? ¿Apio casi por expirar? Entonces tienes otra comida sin carne. Con la sopa de Louisa, los restos de ayer se reinventan en el plato principal de hoy, haciendo de tu comida improvisada un plato tan abundante y sabroso que agregarle carne sería una idea innecesaria.

Jupiterimages/Stockbyte/Getty Images

Enchiladas

Las enchiladas no son sólo para el queso y la carne. En lugar de pollo o carne, puedes rellenar las tortillas con pimientos asados, zanahorias asadas, coliflor marinada o cualquier otra verdura que tengas a la mano. Tan sólo debes agregar un poco de queso, salsa picante o salsa verde y estarás en camino a disfrutar de una fiesta en tu boca.

Edster1980/iStock/Getty Images

Pasta al pesto

En los días en los que temes a la pregunta "¿Qué hay para cenar?" no es sorprendente que la respuesta "pasta" sea lo primero que te viene a la cabeza. Es rápida, económica y relativamente sencilla de hacer, pero apostamos a que has hecho pasta con albóndigas más veces de las que te gustaría admitir. Afortunadamente, la pasta con una salsa como el pesto es más fácil de preparar que su prima carnívora.