DESCUBRIR
×

Las 8 mejores salsas para acompañar cerdo

Eising/Photodisc/Getty Images

Introducción

El cerdo suele ser una carne bastante seca, especialmente cuando se cocina en el horno. Es por esto que la mejor forma de comerla es acompañando con una salsa. Hay muchas opciones que puedes usar y, aunque el cerdo queda muy bien con frutas y otros sabores dulces, también se pueden usar algunos ingredientes más salados. ¡Quedará exquisito! A continuación te presentamos 10 salsas para servir junto con cerdo.

Eising/Photodisc/Getty Images

Salsa de vino blanco

Las carnes blancas como el pollo y el cerdo van muy bien con el vino blanco. Así que puedes hacer una salsa de vino blanco básica. Coloca un poco de mantequilla en un sartén y cocina el cerdo con fuego muy caliente. Retira y agrega un poco de vino blanco ahí mismo para desglasar y obtener todo el sabor que ha dejado el cerdo. Deja que reduzca a la mitad y agrega un poco de crema para finalizar.

Eising/Photodisc/Getty Images

Salsa de manzanas

Las frutas como las manzanas son perfectas para acompañar cerdo. Para hacer esta salsa puedes usar cualquier manzana que te guste, pero la mejor opción es la variedad "golden". Córtala en trocitos y colócala en una olla a cocinar a fuego bajo por unos 10 a 12 minutos junto con un par de cucharadas de jugo de limón y de azúcar morena, dos tazas de jugo de manzanas, una pizca de canela y nuez moscada y un trozo de jengibre. Sirve sobre el cerdo cuando esté lista.

Jupiterimages/Stockbyte/Getty Images

Salsa BBQ o barbacoa

La salsa barbacoa o BBQ es de las más conocidas y usualmente se prepara para usarla sobre costillas de cerdo. Sin embargo, también se puede usar sobre otros cortes de esta misma carne. Se caracteriza por tener un sabor ahumado, dulce y agrio muy interesante. Puedes prepararla con ajo, cebolla, ketchup, un poco de vinagre y pimentón ahumado en polvo para darle el toque perfecto. Coloca sal y azúcar para mejorar el sabor.

Eising/Photodisc/Getty Images

Salsa de miel y mostaza

Esta salsa es fácil de preparar y completamente multifunción. Le queda perfectamente bien al cerdo porque tiene un toque agrio de la mostaza y otro dulce de la miel, pero puede ser difícil de balancear. Hazla a base de mayonesa, o con un poco de crema de leche y vino blanco si preparas el cerdo en un sartén. También puedes mezclar mostaza en grano y miel y colocar por encima del cerdo antes de meterlo al horno.

Eising/Photodisc/Getty Images

Salsa de queso y cebollas

La salsa de queso queda deliciosa con todo y puedes usar el tipo de queso que más te guste. Con el cerdo también va excelente, así lo sirvas recién salido del horno o tomes las sobras para unos emparedados. Sólo tienes que hacer una base de salsa blanca creando una roux (mantequilla derretida y harina en una olla para hacer una pasta), agregar leche y el queso que quieras. Finaliza con cebollas caramelizadas para darle un toque dulce.

Eising/Photodisc/Getty Images

Salsa de ciruelas

Si quieres acompañar el cerdo con un buen vino tinto, hazle una salsa de ciruelas. La salsa se hace cocinando ciruelas frescas en un líquido hecho con vino tinto seco, el jugo y ralladura de una naranja, miel, jengibre, menta, sal y vinagre de arroz. Se debe cocinar a fuego medio por unos 15 minutos o hasta que las ciruelas estén suaves y el líquido se haya reducido. Puedes espesar con fécula de maíz si quieres.

Eising/Photodisc/Getty Images

Reducción de los jugos de la carne

Si quieres algo muy clásico, puedes hacer una salsa con la reducción de los jugos de la carne. Puedes usar el jugo que suelta al carne al cocinarla en un sartén, al hornear o incluso el caldo que viene empacado. Debes hacer una roux para espesar y dejar que el líquido se reduzca para que tome un sabor concentrado y suculento.

John Foxx/Stockbyte/Getty Images

Salsa de pimientos dulces, agrios y picantes

Esta salsa se debe usar para marinar el cerdo y cocinarlo en ella. Mete en la licuadora un par de cucharadas de aceite vegetal, pimientos rojos dulces y picantes (en la proporción que más te guste), un diente de ajo y una cucharadita de azúcar morena, vinagre de arroz, salsa de soja y jengibre rallado. Cocina el cerdo en el horno o en una olla de hierro y la salsa se tornará rojo oscuro y con un sabor profundo.

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Salsa de curry

El curry se puede hacer de cualquier tipo de carne o completamente vegetariano. El cerdo quedará perfecto con una buena salsa de curry, con vegetales, y una cocción lenta y larga para que la carne se deshaga en la boca. Eso sí, es muy importante que uses una pasta de curry de buena calidad, aunque también puedes usar la especia en polvo. Si quieres que quede una salsa cremosa agrega crema de leche o leche de coco casi al finalizar el plato.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Salsa de tomate

Una salsa de tomate común y corriente es perfecta para el cerdo. Tendrá el toque ácido y dulce que combinará bien con este tipo de carne. Puedes hacer una versión de salsa marinara (como la que se usa para la pasta) y agregarle las especias o ingredientes adicionales que más te gusten. Por ejemplo, si te gusta el picante, coloca un poco de ají en polvo, o si te gusta algo más dulce, coloca azúcar blanca o morena.