8 mitos sobre la líquidación de la deuda de tarjetas de crédito

Escrito por john kibilko | Traducido por vanina frickel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
8 mitos sobre la líquidación de la deuda de tarjetas de crédito
La liquidación de la deuda de tarjeta de crédito es una opción viable, pero haz tu tarea antes de elegir una empresa para que te ayude. (Burke/Triolo Productions/Brand X Pictures/Getty Images)

Aunque muchas personas se encuentran con deudas de tarjetas de crédito, casi todos se sienten confundidos acerca de sus opciones para salir de ella. Gestión de la deuda, consolidación de la deuda o liquidación de la deuda: es fácil vacilar con respecto a cuál es la mejor acción a tomar. Si la liquidación de la deuda es la opción que eliges, debes ser consciente de algunos mitos comunes acerca de la misma.

Otras personas están leyendo

Las compañías de liquidación de deudas son mis amigos

La gente quiere creer que las compañías de liquidación de deudas de tarjetas de crédito existen para ayudarlos, pero el hecho es que ellos están en el negocio para hacer dinero. Lo primero que debes hacer es darte una vuelta. Llama al Better Business Bureau y pregunta a tus amigos o familiares sobre sus experiencias. Además, obtén tarifas por escrito. Hay honorarios por adelantado, opciones de pagos mensuales, planes de pago extendidos y otras opciones, según el sitio web CreditCardDebt.org.

Mi puntuación de crédito mejorará

La liquidación de deudas de tarjetas de crédito puede no mejorar tu puntaje crediticio, sino también puede hacerte daño, a veces tanto como una quiebra. Algunas compañías en realidad asesoran a los clientes para que omitan pagos, mientras estás en las negociaciones o mientras pagas la liquidación a la empresa, lo que sin duda afectará las calificaciones de tu crédito.

Voy a ser libre de deudas

Muchas compañías de liquidación te cobran pagos mensuales, junto con las cuotas, hasta que se dispone de suficiente dinero para negociar con las compañías de tarjetas de crédito y pagar tus deudas. En función del tipo de contrato que firmaste con la empresa de liquidación, es posible que debas honorarios a la compañía después de que tus deudas se paguen, en esencia le debes dinero a otro acreedor. Se eliminará tu deuda de tarjeta de crédito, pero puede que tengas un nuevo acreedor en la empresa de liquidación.

Todo el mundo puede hacerlo

Lo más probable es que tu propuesta de solución sea rechazada por las compañías de tarjetas de crédito si no eres razonable, por ejemplo reduciendo el 30 por ciento de tu saldo, y a menos que tengas una buena razón para el trato. Cuestiones tales como ser despedido o tener problemas de salud pueden ser razones aceptables para un compromiso, según el sitio web Credit Card Debt Solver. Aquellas compañías que prometen una reducción del 50 por ciento de tu deuda deben ser vistas con escepticismo. Por otra parte, nadie tiene un inherente "derecho" a saldar una deuda con un importe reducido.

No puedo hacerlo por mi mismo

Nadie va a trabajar tanto en tu nombre como tú mimo, entonces para ponerte en contacto con las compañías de tarjetas de crédito debes dar el primer paso. Muchas empresas estarán más complacidas de hablar directamente con el deudor que con una empresa de liquidación, especialmente si tienes razones legítimas para tu situación actual.

Todas las compañías se crean de igual manera

Como la mayoría de las empresas, la calidad y la fiabilidad de las compañías de liquidación es muy variable. Un paso para garantizar un nivel mínimo de calidad es averiguar si la empresa es miembro de TASC, o la Asociación de Empresas de Liquidación. Los miembros de TASC, por ejemplo, no controlan, gestionan o administran el dinero de los clientes, en cambio negocian acuerdos con los clientes para que realicen pagos a las compañías de tarjetas de crédito.

La reducción de la deuda es siempre buena

La idea de reducir tu deuda de tarjeta de crédito de US$20.000 a US$12.000 puede parecer una gran idea, pero si tienes buen crédito, puedes no querer poner en peligro ese aspecto. La negociación por cuenta propia, o asegurarte de que la compañía de liquidación de deuda dirija tu pago directamente a las compañías de tarjetas de crédito, es una forma de minimizar el daño en tu puntuación crediticia, pero reorganizar simplemente tus finanzas para cumplir con tus obligaciones actuales de tarjetas de crédito puede ser la mejor alternativa.

La reducción de la deuda es gratis

La reducción de la deuda no es gratis. Pagas una cuota. Incluso las agencias gubernamentales no ofrecen ayuda directa, sino más bien envían a los clientes a las empresas de liquidación aprobadas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles