¿Cómo puedo conseguir un abdomen de lavadero?

Escrito por david banks | Traducido por césar daniel gonzález ménez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo puedo conseguir un abdomen de lavadero?
(pack of eggs image by Valentin Mosichev from Fotolia.com)

Un abdomen de lavadero siempre se ha visto como la recompensa de un cuerpo en buena forma física. Fortalece la parte central y, por consiguiente, el cuerpo entero. Pero, lo más importante, es que le dice al mundo que eres uno de los pocos que ha esculpido un lavadero en su abdomen, lo cual no es tan difícil de alcanzar como parece. Con la actitud y el compromiso correctos, casi todo el mundo podría construir y mostrar el suyo.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Deja que vean tu abdomen. Aunque el lavadero requiere que se trabajen los músculos, en muchos casos el abdomen sólo necesita descubrirse. Esto puede hacerse quitando las capas de grasa corporal que están sobre los músculos abdominales. Cambia tu estilo de vida con una dieta baja en grasa y entrenamiento cardiovascular intenso. En cuanto hayas descubierto tus músculos, entonces podrás comenzar a trabajar en tu abdomen de lavadero.

  2. 2

    Trabaja los músculos abdominales. Estos se trabajan mejor con la repetición, más que con el peso. Hay tres ejercicios de entrenamiento que cuando se hacen en un ciclo de varias repeticiones, intervalos largos y poco tiempo de descanso, formarán rápidamente el lavadero. Los ejercicios son: abdominales, bicicleta y tablas.

  3. 3

    Comienza tu ciclo de entrenamiento con las abdominales. Recuestate sobre tu espalda con las rodillas flexionadas. Pon las manos a los lados de la cabeza (no debajo de la espalda) y mueve el torso hacia tus rodillas levantando los hombros del suelo. Haz este movimiento lenta y suavemente, deja que la fuerza se concentre en tu abdomen durante todo el movimiento.

  4. 4

    Cambia directamente de las abdominales a la bicicleta. Permanece sobre tu espalda, extiende tus piernas completamente y elévalas a un pie de distancia del piso (posición uno). Flexiona la rodilla de tu pierna derecha y levántala hacia tu pecho. Al mismo tiempo, levanta el torso del piso y mueve el codo derecho para que se encuentre con la pierna derecha en el centro de tu cuerpo. Regresa a la posición uno y haz el mismo movimiento con las extremidades opuestas.

  5. 5

    Haz la transición directa a las tablas. Recuestate sobre tu estómago y sostén la parte superior de tu cuerpo sobre tus antebrazos. Mientras que la parte inferior la sostendrás sobre las puntas de los dedos de tus pies. Mantén tu cuerpo en el mismo nivel por el mayor tiempo posible orientando la presión en los abdominales.

  6. 6

    Encuentra un número de repeticiones (por lo menos 20) que te permita realizar cada ejercicio sin fallar. Descansa después de cada ciclo y repítelo por lo menos 20 minutos, 3 veces por semana. Conforme tu abdomen se vaya fortaleciendo, incrementa la duración del entrenamiento, así como la frecuencia durante la semana. El compromiso con este régimen, junto con una dieta balanceada, te ayudarán a conseguir un abdomen de lavadero.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles