Cómo ablandar naturalmente una congestión de pecho

Escrito por laurie meekis | Traducido por ehow contributor
Cómo ablandar naturalmente una congestión de pecho

Ponle limón a tus bebidas. El contenido ácido del limón ayuda a cortar las flemas. El té con limón es bueno.

Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images

La congestión de pecho hace que respirar sea trabajoso. Cuando no puedes respirar, encontrar el alivio es la meta primordial. Puede ser atemorizante no poder respirar normalmente, especialmente cuando tus pulmones necesitan aire. Hay formas naturales y no invasivas para ayudarte a aliviar esta congestión. Estas técnicas simples son fáciles de hacer, económicas y pueden aliviarla definitivamente.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un limón
  • Una botella de agua caliente

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Sigue tomando mucho líquido. La ingesta de líquido ayuda a que la mucosidad que está causando la congestión se haga más delgada. Si la mucosidad está más fina y blanda, tu cuerpo se podrá deshacer de ella con más facilidad. La mucosidad es gruesa y pegajosa. Al hacerla más fina pierde su asidero. Bebe líquidos que no sean espesos, como los hechos con leche. Cuando estás congestionado, los productos lácteos en general pueden crear más flemas y congestión, que es precisamente lo que quieres evitar.

  2. 2

    Ponle limón a tus bebidas. El contenido ácido del limón ayuda a cortar las flemas. El té con limón es bueno. Si puedes aguantar el gusto amargo, prueba agua caliente con limón fresco o embotellado. El calor combinado con el ácido te puede brindar alivio. Es preferible que lo tomes sin azúcar ni edulcorante, pero si ves que realmente no lo puedes hacer, agrégale una pequeña cantidad de uno u otro. No le pongas demasiada cantidad de ninguno.

  3. 3

    Prueba palmadas en la espalda para ablandar la congestión. Vas a necesitar que alguien te ayude con esto. Siéntate en una silla, inclinándote hacia adelante sobre una mesa, con tus brazos en la falda o sobre una almohada. Debes hacerlo de forma que tus pulmones se puedan expandir. Déjate la camisa puesta para que las palmadas en tu piel no te duelan. Entonces pídele a la persona que te está ayudando que te dé palmadas en la espalda con la mano abierta, moviéndose por toda su superficie. Hazlo periódicamente durante el día. Puede parecerte extraño al principio, pero luego de que te des cuenta que parte de la tirantez de tu pecho ha desaparecido, empezarás a sentir que la práctica es aceptable.

  4. 4

    Colócate en el pecho una botella de agua caliente. Asegúrate que haya algo entre la botella y tu piel para no quemarte. La botella de agua caliente ayuda a los músculos a relajarse y el calor ablanda la congestión.

  5. 5

    Mantente alejado de las fuentes de humo, como los fumadores o los fuegos abiertos. Te producirán más congestión y flemas.

Consejos y advertencias

  • Mantén tu habitación ventilada, pero no dejes entrar aire demasiado frío.
  • Si la congestión persiste o sientes una presión pesada en el pecho, o simplemente estás preocupado, contacta a tu proveedor de salud.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media