Cómo hacer un abrigo de piel

Escrito por contributing writer | Traducido por ramiro rementeria
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer un abrigo de piel
Haz tu propio abrigo.

Si quieres un abrigo de piel, pero no puedes pagar uno, hacerlo tú misma puede ser una alternativa mas económica. Sin embargo, hacerlos requiere de habilidades adicionales de costura. Los abrigos de piel son costosos y eso es en parte debido a la gran cantidad de trabajo que se requiere para hacerlo. Afortunadamente, hacerlo una misma puede ser menos costoso, si estás dispuesta a poner buenas horas de trabajo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Piel
  • Material de contraste
  • Hilo
  • Máquina de coser
  • Tijeras
  • Prendedores
  • Modelo
  • Agujas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Elige un modelo. Aunque muchas tiendas de telas tienen patrones de abrigos de piel, normalmente son para piel sintética. Aun así, puedes diseñar el abrigo a como tú quieras que se vea. Esto también te ayudará a determinar la cantidad de pieles o cueros que necesitarás.

  2. 2

    Obtén la piel y el forro. Busca la que coincida con tu tono de piel y con la ropa que usas. Compra en la tienda de telas material de contraste para la parte de atrás del abrigo. Compra la misma cantidad para el forro; ten en cuenta de que sean de estilos similares. Si la piel es gruesa, querrás una tela más gruesa que la respalde. También compra un hilo que coincida.

  3. 3

    Combina las pieles. Será necesario que coincidan en cuanto al color, longitud, textura y brillo, de modo que la tonalidad del abrigo sea uniforme en su totalidad. A pesar de que las pieles naturales son una opción, no es recomendable.

  4. 4

    Une y cose las pieles. Únelas, hazlas coincidir entre ellas y luego corta a la longitud que necesitas para el modelo que has elegido. La piel tiene que ser estirada, perfilada y limpia antes de trabajar con ella.

  5. 5

    Cose el forro y termina los últimos detalles, incluyendo las bolsas, el dobladillo, botones, etc. Asegúrate de que el abrigo esté colgado de la forma correcta y llévalo a la tintorería para una limpieza final.

  6. 6

    Sal a la calle con estilo. Ahora está listo, sal y lúcelo. Siéntete orgullosa y confiada en que te ves muy bien... y de que lo hiciste tú misma.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles