Cómo abrir una botella de vino sin sacacorchos

Escrito por ehow contributor | Traducido por cp mérida
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo abrir una botella de vino sin sacacorchos
(three wine bottles image by Albo from Fotolia.com)

¿Cómo abrir una botella de vino sin sacacorchos? Tienes la botella de vino perfecta para la ocasión, pero ¡no hay sacacorchos! ¡Ahhhh! ¿Qué hacer? Relájate, el momento especial no está perdido. Dependiendo de los recursos que tengas a mano, en sólo unos sencillos pasos de distancia lejos de agrietar esa botella de vino estará abierta y brindarás toda la noche. Aquí hay algunas opciones para hacer las cosas fluir.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Tornillo largo (2 a 3 pulgadas, de preferencia, con surcos profundos)
  • Martillo, horquillas, pinzas o un abrelatas
  • Percha
  • Destornillador
  • Alicates
  • Martillo
  • Destornillador, lima de metal, marca u otra varilla estrecha resistente

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    El Método del tornillo

  1. 1

    Lleva la botella de vino a un lugar "seguro" - la cocina o el patio, tal vez - un área desprovista de alfombra u otra tela que pueda mancharse ¡ya que tu vino puede abrirse con más entusiasmo de lo esperado! Sólo, por si acaso.

  2. 2

    Inserta un tornillo largo (de preferencia, con profundas hendiduras) en el corcho, asegurándote de que le des vuelta en él hasta que esté bien embebido - alrededor de 1 ½ a 2 pulgadas (3.81 a 5 cm) de profundidad. Deja cerca de ¼ - ½ (0.63 - 1,27 cm) pulgada del tornillo sobresaliendo del corcho.

  3. 3

    Toma el tornillo deslizándolo en el extremo del saca clavos de un martillo, y lentamente haz palanca con suavidad en el corcho hacia arriba y ¡afuera! Sólo toma unos pocos segundos para silenciar a los críticos.

    El método de la percha sacacorchos

  1. 1

    Toma una percha de alambre y desenrédala hasta que te quedes con un buen pedazo de alambre de metal. O bien, corta una sección de aproximadamente ocho pulgadas (20,32 cm) de la percha.

  2. 2

    Envuelve un extremo del alambre de la percha recta alrededor de un eje del destornillador de tal manera como para formar una bobina - esencialmente haciéndolo tu propio sacacorchos barato. Utiliza un par de pinzas si necesitas ayuda para darle vueltas. No tiene por qué ser una obra de arte con las bobinas estrechamente empaquetadas con el fin de llegar al vino - a menos que estés pensando en hacer de ésta ¡una nueva alternativa al sacacorchos!

  3. 3

    Atornilla la bobina de percha en el corcho como lo harías con un sacacorchos normal. Tal vez la formación de un asa en un extremo o el uso de un par de pinzas puede ayudarte a introducirlo.

  4. 4

    Tira de la percha con el asa o pinzas, teniendo cuidado de no derramar el vino a medida que salte el corcho obstinado. ¡Disfruta de tu botella de vino!

    El método "cork punch"

  1. 1

    Busca un objeto largo y sólido que quepa dentro del cuello de vidrio de la botella de vino, como un destornillador romo, una lima metálica resistente o incluso un marcador. Vamos a llamar a esto su "cork punch". Tiene que ser lo suficientemente fuerte como para soportar una paliza - literalmente.

  2. 2

    Cubre la boca de la botella de vino con toallas de papel o una toalla de tela vieja, una de la que no te preocupe mancharla. Asegúrate de que esté en una zona donde un chorrito de vino no va a hacer ningún daño. Las cosas podrían ensuciarse.

  3. 3

    Alinea el arma de tu elección, es decir, el cork punch, directamente sobre el corcho. Posiciónalo de tal forma que no esté tocando la boca de la botella de vidrio.

  4. 4

    Coge el martillo, mantén el cork punch vertical - en línea con la botella - y ¡gíralo! Dale un buen golpe, pero asegúrate de que la botella de vino esté estable, pídele a un amigo que la sostenga, si es posible. ¡Sólo ten cuidado de no golpearlo con el martillo o atravesarlo con tu cork punch! Continúa martillando hasta que el corcho salte dentro de la botella.

  5. 5

    ¡A beber! Sólo cuida de que no tenga alguna pieza perdida de corcho flotando en la botella o el vaso, un precio pequeño a pagar por una noche salvada de vino llena de diversión

Consejos y advertencias

  • Si no tienes un martillo, utiliza un tenedor o pinzas para facilitar sacar el corcho de la botella, haciendo palanca y tirando del tornillo. También puedes improvisar apretando el tornillo entre las asas de un abrelatas o incluso entre un par de cuchillos sin filo y tirando cuidadosamente del corcho ¡a la libertad!
  • Ten cuidado de no estropear la botella al perforar el corcho. Incluso un pequeño fragmento de vidrio puede arruinar mucho más que tu vino.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles