Cómo abrir el capó de un Ford si está roto el seguro

Escrito por allen moore | Traducido por maximiliano magnano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Los seguros de los capós Ford son operados por un cable que corre desde el ensamblaje del seguro, a través del pozo del motor y hacia el compartimiento de pasajeros, donde se conecta a la manija que destraba el capó. Si la traba no se limpia y lubrica con regularidad, puede comenzar a pegarse, colocando demasiada presión sobre el cable y la manija que lo destraba. Si no se arregla este inconveniente, el seguro puede trabarse, llevando a que el cable o la manija se rompa. Si esto sucede, tendrás que aprender a abrir el capó de la manera difícil.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Linterna
  • Alicates macizos o pinzas
  • Limpiador de frenos
  • Grasa blanca de litio

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Tira de la manija que abre el capó y ve cómo reacciona. Si la manija está muy rígida y no se mueve, el seguro se está trabando, pero el cable y la manija siguen intactos. Intenta tirar de la manija mientras un ayudante golpea el capó por encima del seguro con el costado de su puño. Si la manija se mueve libremente sin resistencia, es probable que el cable o la manija estén rotos y será necesario un reemplazo. En cualquier caso, todavía puedes usar el cable para abrir el capó.

  2. 2

    Deslízate por debajo del frente del auto con una linterna y alicates. Apunta con la luz hacia donde está la traba del capó y busca el cable que libera el seguro, que debería correr hacia el guardabarros del lado del conductor o hacia la base del radiador y luego hacia el guardabarros, dependiendo del año y el modelo del vehículo.

  3. 3

    Toma el cable con los alicates por la parte más cercana posible al seguro. Una vez que hayas sujetado bien el cable, tira de él en la dirección en la que debería moverse (es decir, hacia el guardabarros o hacia abajo, dependiendo de su dirección). Si el seguro no se suelta, haz que un ayudante golpee el capó encima del seguro con el puño unas veces hasta que el seguro ceda y el capó se abra.

  4. 4

    Limpia bien el seguro con limpiador para frenos una vez que hayas abierto el capó y luego pon grasa blanca de litio a la traba. Abre y cierra el capó hasta que el seguro se mueva fácilmente y con libertad.

  5. 5

    Haz que tu mecánico de servicios de aceite limpie y lubrique el seguro de tu capó en cada servicio. Si cambias el aceite tú mismo, encárgate del seguro por lo menos cada dos cambios de aceite a menos que vivas en un ambiente polvoriento, en cuyo caso deberías limpiar y lubricar el seguro en cada ocasión.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles