Cómo abrir un orfanato

Escrito por sujata srinivasan | Traducido por gabriel guevara
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo abrir un orfanato
La sonrisa en los rostros de los niños compensará de más todo el sudor y el trabajo duro.

Abrir un orfanato requiere visión, planeamiento y una ejecución meticulosa. Dependiendo del lugar, probablemente tendrás que lidiar con mucha burocracia, oficiales corruptos y donantes reacios. Adicionalmente, si tu orfanato está en una ubicación remota, probablemente no tendrás herramientas modernas (algo tan básico como la electricidad) y tendrás que aprender a adaptarte e improvisar. Pero no pierdas el ánimo. Habrán muchos que creerán en tu visión, y la sonrisa en los rostros de los niños compensará de más todo el sudor y el trabajo duro.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Donantes
  • Tierra/edificio
  • Vehículo(s)
  • Personal
  • Muebles, artículos de primera necesidad.

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Obtén los permisos de tus autoridades locales una vez que hayas decidido el tamaño y el lugar de tu orfanato. El proceso varía de país en país. En Estados Unidos, contacta la oficina regional del secretario de estado para registrar tu fundación, y para obtener información sobre los requerimientos estatales y federales (como obtener el estado exento de impuestos del Servicio de Ingresos Internos). Obtén una licencia del Departamento de Salud y Servicios Humanos de tu estado como un cuidado sin fines de lucro para niños. En otros países, contacta a la oficina de información del gobierno local, la oficina del alcalde, y otras organizaciones caritativas como el Club Rotario o el Club de Leones para información y guía.

  2. 2

    Escribe un plan financiero/operacional. Apúntalo a grupos eclesiásticos locales, individuos adinerados y negocios para recaudar fondos. Arma un sitio web para recolectar donaciones (dinero o artículos de necesidad básica como pasta de dientes y jabón). Busca voluntarios.

  3. 3

    Compra o alquila un edificio y obtén vehículos para transportar a los niños. De acuerdo a la experta en diseño de centros de cuidado infantil, Anita Rui Olds, cada niño requiere 50 pies cuadrados (4.65 metros cuadrados) de espacio personal para poder desarrollarse emocional y socialmente. Sin embargo, en Estados Unidos, la mayoría de los estados requieren el estándar de 35 pies cuadrados (3,25 metros cuadrados) por niño, y en muchos países no hay un requerimiento estándar. La Protección Internacional de Niños de la Convención de la Haya, una ley privada internacional, es abogada por la mayoría de agencias de gobierno del mundo.

  4. 4

    Recluta al personal. Los orfanatos bien manejados emplean maestros, consejeros, psicólogos, guardianes/amas de casa, terapeutas del habla y del lenguaje, personal de limpieza, cocineras, jardineros, conductores y personal administrativo, incluyendo profesionales de mercadeo y alcance que se especializan en colocar a los huérfanos con familias. La tasa de cuidador a niño dependerá de la edad del niño, y de si tiene o no necesidades especiales.

  5. 5

    Acepta niños referidos por agencias locales no gubernamentales, incluyendo organizaciones caritativas como el Club Rotario, Club de Leones, Club Kiwanis y Zonta International. Los niños también pueden ser referidos por ciudadanos privados y autoridades estatales de bienestar infantil.

  6. 6

    Haz contratos con proveedores de productos básicos al por mayor. Acércate a las panaderías locales y restaurantes por las sobras. Contacta fabricantes de pasta de dientes y jabón para que donen cajas mensualmente. Visita ventas de segunda mano para buscar muebles. Pídele a las bibliotecas locales que donen libros para los niños. Pídele a tu iglesia local que done un piano viejo.

  7. 7

    Obtén las acreditaciones y licencias que sean relevantes para tu región. Por ejemplo, un orfanato en América del Norte se asociaría con el Concilio de Acreditación, La Liga de Bienestar Infantil de Estados Unidos y la Alianza para Niños y Familias.

Consejos y advertencias

  • Trata de crear un ambiente familiar. Investigaciones profundas en niños institucionalizados sugieren traumas emocionales, inhibiciones sociales y estrés acumulado. Sin embargo, los niños que son colocados en un ambiente familiar (como casas construidas separadamente) y criados por una "madre" de casa y "hermanos" se convierten en adultos más saludables.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles