DESCUBRIR
×

Cómo abrir una residencia y guardería canina

Actualizado 21 noviembre, 2016

Los perros son como los niños para muchas personas. Muchos dueños de mascotas que trabajan a tiempo completo pondrán a sus perros en la guardería o incluso los dejará toda la noche para el cuidado especial. La apertura de una residencia y guardería de perros ofrecerá a tus clientes un lugar seguro donde acudir cuando sus mascotas necesiten atención.

Instrucciones

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images
  1. Considera el lugar donde te instalarás. Busca en los almacenes comerciales y grandes edificios comerciales lo suficientemente amplios como para la crianza de perros, funcionamiento y almacenamiento de los suministros y que se pueda cercar para que los perros puedan correr.

  2. Tu presupuesto como punto de partida probablemente incluirá el costo de casetas, comida para perros, golosinas, platos, correas y las palas y escobas para el excremento. Necesitarás una computadora con una base de datos para la programación y la creación de perfiles de los clientes, el programa de contabilidad para realizar un seguimiento de los ingresos y gastos, los salarios de los empleados y el seguro de responsabilidad civil. Tendrás que pagar los honorarios para el registro y la licencia de tu negocio, así como aquellos para unirse a las organizaciones profesionales, como la Asociación de Servicios para el Cuidado de las Mascotas.

  3. Ofrece otros servicios, tales como el acicalamiento del perro, entrenamiento de la obediencia, cuidados especiales para los animales pequeños como pájaros y hámsteres, retratos de mascotas y fotografías, y clases de educación al perro y de primeros auxilios, así como los que enseñan a los dueños de los perros cómo administrar correctamente la medicación a sus mascotas.

  4. Escribe un plan de negocios que describa las características específicas de tu negocio, incluyendo cómo vas a recaudar dinero. Para obtener ayuda para la redacción del plan de negocio, ponte en contacto con la Administración de Pequeños Negocios.

  5. Consulta con un abogado de negocios para redactar un contrato para clientes que necesiten que sus perros pasen la noche en la perrera o que quieran inscribirse en tu guardería. El contrato debe incluir los criterios de elegibilidad, incluyendo que los perros deben estar al día con sus vacunas y alterados (así como las condiciones de pago, tarifas, salida) y los horarios de búsqueda del animal, y los términos de la administración de los medicamentos requeridos.

  6. Busca tu competencia para que puedas establecer precios competitivos. Decide cuáles son las horas de funcionamiento de la guardería.

  7. Asegúrate de que todas las áreas exteriores e interiores sean seguras.

  8. Considera la posibilidad de establecer una tienda en su residencia y guardería donde se puedan vender productos como champú para perros y juguetes.

  9. Coloca un anuncio de vacantes en el periódico local y cuelga volantes en las oficinas de los veterinarios, peluqueros y tiendas de mascotas que indiquen que necesitas trabajadores calificados.

  10. Anuncia tu negocio mediante la colocación de anuncios en las revistas locales de mascotas y la publicación de folletos en tu comunidad. Organiza una jornada de puertas abiertas que permita que los clientes potenciales y sus perros vean las instalaciones y conozcan al personal.

Consejos

  • Ofrece descuentos para los clientes que dejen a sus perros durante un período prolongado y para los clientes regulares de la guardería.
  • Forja empresas conjuntas con otros profesionales en tu área. Por ejemplo, es posible que desees colaborar con los peluqueros caninos para recomendar sus servicios y viceversa.