Absceso en un diente años después de un tratamiento de conducto y de colocada una corona

Escrito por dr. steve tuggle | Traducido por irene cudich
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Absceso en un diente años después de un tratamiento de conducto y de colocada una corona
La higiene puede no impedir que se forme un absceso en un diente años después de un tratamiento de conducto y de colocada una corona. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Tener un absceso en un diente años después de haber pasado por un tratamiento de conducto puede ser una experiencia desconcertante y alarmante. Supusiste que el tratamiento de conducto y la corona daban fin al problema inicial, pero las cosas no son así. Ese diente puede ser aún susceptible a una infección.

Otras personas están leyendo

Tratamiento de conducto inadecuado

La meta de una terapia de conducto consiste en limpiar por completo el tejido inflamado o infectado desde la raíz y luego sellar por completo el espacio hasta la punta de la misma. Pero si quedan residuos en el final del conducto, pueden albergar bacterias que pueden causar una infección. Del mismo modo, si el relleno del tratamiento de conducto sobresale más allá del ápice de la raíz cuando se lo está colocando, puede desarrollarse una infección, según el Journal of Dental Research.

Falta de conducto

En la mayoría de los dientes se puede predecir normalmente cuántos conductos tienen. Por ejemplo, un diente superior delantero tiene un solo conducto en virtualmente todos los casos. Pero hay variaciones. La falta de un conducto puede conducir a una infección años después del tratamiento y hacer que el diente requiera más tratamiento, según la American Association of Endodontists. Puesto que una radiografía dental es una imagen bidimensional de un diente tridimensional los conductos adicionales no siempre se pueden detectar. El reciente empleo de la microscopía durante la terapia del tratamiento de conducto redujo en gran medida este problema.

Raíz fracturada

El tratamiento de conducto debilita ligeramente las raíces de un diente. Si bien la inmediata colocación de una corona ayuda a proteger la raíz de su fractura durante la masticación, puede suceder varios años más tarde. Es raro, pero posible, que el tratamiento de conducto en sí pueda causar una fractura en una raíz. Según la Cleveland Clinic, una fractura en la raíz puede causar el surgimiento de una nueva infección ya que las bacterias pueden ingresar y permanecer en una raíz. Las grietas en las raíces son prácticamente imposibles de detectar durante el procedimiento del tratamiento de conducto y sólo se confirman después de la extracción de un diente que no se cura.

Corona que filtra

La combinación tratamiento de conducto-corona sella el diente de la filtración de bacterias de arriba a abajo. Con el tiempo este sellado puede romperse debido a una caries dental. El filtrado dental permite que la bacteria invada el tratamiento de conducto rellenado, según el College of Diplomats of the American Association of Endodontists. Una vez que sucede esto la raíz ya no está sellada y las bacterias penetran dentro del diente y sus raíces. Finalmente, esto llevará a una infección del tejido que rodea a la pieza.

Absceso en la encía

El tratamiento de conducto remueve el tejido blando desde adentro del diente y lo sella internamente para que no se produzcan más infecciones. Exteriormente, la encía está unida al diente y al hueso. Esta unión está protegida de la invasión bacteriana por medio del uso diario del cepillo y el hilo dental. El desarrollo de un diente con absceso años después de un tratamiento de conducto y de la colocación de una corona puede desarrollarse en el tejido de la encía que no recibe una higiene bucal adecuada.

Prevención/solución

Las mejores defensas contra infecciones futuras después de un tratamiento de conducto y de la colocación de una corona son la correcta higiene bucal y las visitas periódicas al odontólogo. Según la American Association of Endodontists, si se presenta un absceso hay dos tratamientos posibles para salvar el diente: volver a hacer un tratamiento de conducto, o remover la infección con cirugía. Ante la primera señal de dolor de muelas, debes ir al dentista para realizar el tratamiento apropiado, incluyendo la posible administración de antibióticos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles