Aceite aromático para un detergente hecho en casa para lavar la ropa

Escrito por mel frank | Traducido por alejandra prego
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Aceite aromático para un detergente hecho en casa para lavar la ropa
Deja tu ropa con aroma fresco al crear un detergente casero. (Jupiterimages/Pixland/Getty Images)

El detergente casero para lavar la ropa puede ayudarte a ahorrar dinero. Estos detergentes son una alternativa a las variedades más costosas que se compran en la tienda pero a menudo no tienen el aroma fresco a ropa limpia al que muchas personas están acostumbradas. Es fácil incorporar aceites aromáticos en el detergente casero para crear una fragancia fresca.

Otras personas están leyendo

Hacer el detergente

Los detergentes caseros generalmente están hechos de dos elementos, sosa o bórax. La sosa es la más natural de los dos. Puedes hallarla en la sección de detergentes de la mayoría de los supermercados. El bórax puedes encontrarlo en la sección de productos de limpieza. Usa una cucharada de uno de los dos productos en el ciclo de lavado, la misma cantidad del detergente en polvo comercial que utilizarías. Ninguno de estos elementos tiene fragancia por lo que incorporarles un aceite aromático le da vida a la receta.

Elegir un aceite aromático

El jugo de limón crea un aroma cítrico freso mientras también funciona como un agente de limpieza agregado. La sustancia ligeramente ácida y natural limpia pero es lo suficientemente suave para usarla con cualquier ciclo de lavado. Agrega 1/2 taza a la lavadora y la ropa saldrá con un olor fresco a limón.

El aceite esencial de lavanda emite un aroma calmante y relajante, similar al que encuentras en las toallitas para la secadora. Agrega dos cucharadas de aceite esencial de lavanda al ciclo de lavado. Puedes hallarlo con los aceites esenciales en las grandes superficies o en las tiendas de suplementos nutricionales.

El aceite esencial de eucalipto es otro aroma calmante que funciona bien con los detergentes para lavar la ropa. Agrega dos cucharadas al ciclo de lavado para lograr un aroma fresco y calmante.

Hacer tus propios aceites esenciales

Hacer aceites esenciales desde cero es muy sencillo. Usa un frasco de tamaño mediano con tapa, que se puede poner en agua caliente. Agrega una taza de aceite de sésamo (el de canola también te funcionará). Usa la planta o la especia de tu preferencia. Para hacer uno de lavanda o de eucalipto coloca flores frescas en el aceite, asegurándote de que queden completamente sumergidas. Cubre el frasco y ponlo en una olla de agua caliente por 10 minutos. El agua debe estar caliente al punto de que puedas poner una mano en la misma sin quemarte. Repite el procedimiento durante tres o cuatro días y luego cuela el aceite esencial a través de un trozo de muselina o una estopilla y vértelo a una botella de almacenamiento. Tendrás un aceite esencial hecho en casa para agregar a tu ciclo de lavado.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles