Comida

Aceite de oliva vs. aceite de semillas de uva

Escrito por j.c. lewis | Traducido por contributing writer
Aceite de oliva vs. aceite de semillas de uva

El aceite de oliva y el aceite de semillas de uva son aceites ampliamente disponibles para cocinar, y son de origen natural. Nutricionalmente, ambos son considerados "buenos" ya que son ricos en grasas insaturadas, bajos en grasas saturadas y libres de colesterol. Son muy similares en términos de valor nutricional. A la hora de elegir entre los dos tipos de aceite para utilizarlos en diferentes necesidades culinarias, hay que considerar principalmente los gustos personales y los puntos de humeo.

Otras personas están leyendo

Versatilidad

El aceite de oliva se hace presionando las aceitunas, el aceite de semilla de uva se hace presionando las semillas de uva. El aceite de oliva se clasifica según el tipo de prensado: el aceite de oliva virgen extra procede del primer prensado de las aceitunas y no es refinado, el aceite de oliva normal es una mezcla de aceites de oliva refinado y virgen. El método de producción genera varios tipos de aceite de oliva a disposición de los consumidores para satisfacer las diversas necesidades y gustos. El aceite de semilla de uva se produce presionando las semillas de uva que quedan después de que la fruta se prensa para hacer vino. Los defensores del aceite de semilla de uva alaban el carácter ecológico de su producción, ya que elimina el desperdicio del subproducto de la vinificación.

El aceite de oliva y el aceite de semilla de uva son prácticamente idénticos en cuanto a su contenido nutritivo. Por cada cucharada sopera, ambos aceites tienen cerca de 120 calorías, 1,8 gramos de grasas saturadas y 9,7 gramos de grasas insaturadas. Los aceites de fuentes vegetales no tienen colesterol, así que ambos aceites, el de oliva y el de semilla de uva, son elecciones relativamente recomendables para la salud del corazón. Aunque ambos aceites proporcionan vitamina E, valiosa por sus propiedades antioxidantes, el aceite de semilla de uva contiene más. Tiene unos 3,9 miligramos por cucharada sopera, en comparación con los 1,9 miligramos que contiene una cucharada sopera de aceite de oliva.

El aceite de semilla de uva y el aceite de oliva tienen diferentes aromas y olores, algo que constituye una consideración importante a la hora de elegir un aceite a usar. El aceite de semilla de uva a veces tiene un sabor y aroma muy leve a uva, pero es generalmente neutro en cuanto a su sabor. Esto significa que es adecuado para cocinar comidas con sabores delicados que podrían quedar enmascarados por un aceite con sabor más fuerte. Se puede usar para hacer pan y pasteles y en cualquier ocasión en que la receta reclame un aceite neutro. El aceite de oliva, por otro lado, normalmente retiene un sabor afrutado con un leve toque de oliva. El aceite de oliva virgen es el que tiene más sabor; el aceite de oliva normal es más suave. La fuerza y el carácter de los sabores y el aroma del aceite de oliva pueden variar considerablemente de una marca a otra. El sabor del aceite de oliva complementa la cocina mediterránea pero puede llegar a sobrepasar otros sabores más suaves. La decisión de qué aceite usar realmente depende de las preferencias y el gusto de cada uno.

El punto de humeo de un aceite de cocina es la temperatura a la que empieza a humear. Los aceites nunca se deberían calentar más allá de su punto de humeo, ya que su sabor se deteriora, el aceite no se puede volver a usar (cuando se hacen fritos) y es peligroso. El punto de humeo se vuelve un factor a tener en cuenta cuando quieres usar el aceite para hacer fritos o salteados a altas temperaturas. El aceite de oliva tiene un punto de humeo relativamente bajo, cerca de los 160 ºC, aunque hay ciertas marcas disponibles que pueden soportar temperaturas mayores. Este punto de humeo no es lo suficientemente elevado para llevar a cabo fritos. El aceite de semilla de uva tiene un punto de humeo mucho más elevado, cerca de los 215 ºC, así que se puede usar con seguridad para hacer buenos fritos y salteados.

El aceite de semilla de uva se puede usar prácticamente para cualquier necesidad culinaria, desde aliñar ensaladas hasta hacer fritos. Su sabor neutro aumenta su versatilidad. El sabor del aceite de oliva, mucho más distinguible, limita su compatibilidad con otros alimentos y puede sobrepasar otros sabores más suaves. El aceite de semilla de uva podría por lo tanto considerarse un mejor "aceite para todo". El aceite de oliva tiene aplicaciones más limitadas pero mucha gente disfruta de su sabor y cocinan con él siempre que pueden. Ambos son dos de los aceites más saludables que hay.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media