Acerca de acetaminofén vs ibuprofeno

Escrito por kathleen blanchard, r.n. | Traducido por barbara obregon
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Acerca de acetaminofén vs ibuprofeno
Paracetamol versus Ibuprofeno.

Los medicamentos para el dolor no son iguales, ni reducen la fiebre. En particular, los dos medicamentos de uso común, el acetaminofén (paracetamol) y el ibuprofeno, ayudan con el dolor y se utilizan comúnmente para tratar la fiebre. Sin embargo, pertenecen a dos clases distintas de drogas y cuentan con mecanismos completamente diferentes de acción y efectos secundarios. ¿Qué es más seguro, el acetominofén o el ibuprofeno?

Otras personas están leyendo

Los hechos: Acetominofén versus Ibuprofeno

Ambos son analgésicos o calmantes para el dolor. También reducen la fiebre, lo que los hace antipiréticos. Los científicos no saben exactamente cómo funciona el acetaminofén para aliviar el dolor, pero se cree que aumenta el umbral del dolor. Su capacidad para bajar la fiebre se debe a su acción directa sobre el hipotálamo en el cerebro. A diferencia del ibuprofeno, el acetaminofém o paracetamol no tiene propiedades anti-inflamatorias.

Factores de riesgo de los analgésicos

El ibuprofeno pertenece a una clase de medicamentos llamados antiinflamatorios sin esteroides o no esteroideos, también es descrito como inhibidor de la COX 1 y 2 (ciclooxigenasa). Tiene una acción más fuerte que el paracetamol, pero muchas personas están limitadas, ya que puede promover el sangrado. El ibuprofeno detiene el dolor mediante la inhibición de la liberación de prostaglandinas (hormonas) que causan inflamación y dolor en el cuerpo. Las endorfinas, el estrés natural y analgésicos, entonces tienen permitido circular libremente, ayudando a aliviar el dolor. El uso concomitante de carbamazepina, fenitoína y los barbitúricos también ha sido reportados como factor de riesgo de hepatotoxicidad, o daños en el hígado

Los factores de riesgo a tener en cuenta al tomar ibuprofeno incluyen antecedentes de hemorragia, uso de medicamentos para adelgazar la sangre, enfermedades del corazón, insuficiencia cardíaca y úlcera. El daño renal puede ocurrir por el uso prolongado de altas dosis y los pacientes con insuficiencia renal pueden estar en riesgo, con dosis mucho más bajas. La precaución en los ancianos es especialmente importante. Los que están en riesgo de ataque cardíaco o un derrame cerebral también deben tener cuidado al usar ibuprofeno. El uso a corto plazo es el mejor enfoque para reducir al mínimo los factores de riesgo asociados con la droga.

Historia del acetaminofén e ibuprofeno

El acetaminofén se hizo disponible en 1955 como un elixir para los niños, introducido por los laboratorios McNeil, luego adquirido por Johnson & Johnson en 1959 y ha sido ampliamente vendido desde entonces. Charles Gerhardt descubrió Tylenol en 1852. La primera descripción se encuentra en la literatura química ya en 1878. El fármaco recibió poca atención hasta 1951, cuando los investigadores presentaron los resultados que demostraron que fue tan eficaz como la aspirina para reducir el dolor y la fiebre, descrito en un simposio en Nueva York patrocinado por el Instituto para el Estudio de los fármacos analgésicos y sedantes.

El ibuprofeno fue descubierto por el Dr. Stewart Adams, John Nicholson y Colin Burrows, los dos colegas del Dr. Adams, en un intento de encontrar un medicamento más seguro que la aspirina. Los trabajos comenzaron en la década de 1950 y el ibuprofeno fue sintetizado por primera vez en 1961, con un mayor desarrollo en 1964. Se introdujo en el Reino Unido como tratamiento para la artritis reumatoide a una dosis inferior que la recomendada en la actualidad. En 1974, se entregó a pacientes en los Estados Unidos en una dosis de 1200 a 3200 mg/día. El ibuprofeno, a diferencia del acetominofén, se encuentra disponible en una dosis más alta con una receta médica.

Conceptos erróneos

Los medicamentos de venta libre no son necesariamente seguros. Si estás buscando aliviar el dolor o tratar la fiebre, primero debes hablar con tu médico para averiguar si el acetaminofén o ibuprofeno son adecuados para ti. Los medicamentos siempre deben tomarse en la dosis recomendada, más no es mejor. Reconocer la diferencia en los efectos de acción y secundarios de ambos puede ayudarte a tomar mejores decisiones con respecto a tus necesidades de atención médica.

Efectos secundarios

Ningún medicamento causará somnolencia o dependencia, y en personas sin problemas de salud, se pueden utilizar en conjunción con otros para proporcionar el máximo beneficio. Una vez más, habla con tu médico sobre la dosis, el uso y los beneficios personales de la utilización del acetominofén en comparación con el ibuprofeno.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles