Acerca de las causas del sangrado rectal sin deposiciones

Escrito por marcia veach | Traducido por carlos m. báez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Acerca de las causas del sangrado rectal sin deposiciones
A medida que la fuente del sangrado se acerque al recto, la sangre se volverá de un rojo más brillante. (blood image by Sergey Galushko from Fotolia.com)

El sangrado rectal, también llamado hematoquecia, puede encontrarse en las deposiciones, o aparecer por si solo. El color y la cantidad del sangrado ayuda a los doctores a descubrir la causa.

Otras personas están leyendo

Características

Debido a que el recto es la última sección del intestino grueso que termina en el ano, es un lugar donde puede encontrase un sangrado por fuentes externas o internas.

La sangre en tus deposiciones puede originarse en muchos lugares de tu sistema gastrointestinal. Puede, por ejemplo, indicar colitis ulcerativa o la enfermedad de Crohn. La deposición ensangrentada es generalmente de un color rojo muy oscuro o incluso negro. Ocasionalmente, significará la presencia de un tumor en tu colon o recto.

Efectos

A medida que la fuente del sangrado se acerque al recto, la sangre se volverá de un rojo más brillante. Si el sangrado rectal es menor y ocurre en la ausencia de una deposición, la fuente más común es hemorroides. Éstas son causadas cuando las venas en tu ano se inflaman e hinchan. La picazón y quemazón son síntomas comunes, y la sangre de un rojo brillante puede encontrarse en el papel higiénico luego de limpiarse. Las hemorroides están clasificadas como internas o externas pero generalmente son tratadas de la misma manera.

Las fisuras anales son otra causa común del sangrado rectal. Estas fisuras pueden desarrollarse cuando el tejido se desgarra con la tensión de expulsar deposiciones duras. La sangre de éstas es generalmente de un rojo brillante. Las fisuras anales causan dolores que se incrementan sustancialmente durante los esfuerzos para defecar.

Identificación

Para determinar la fuente del sangrado rectal, tu doctor te hará un examen extensivo. Se pueden tomar raspaduras de piel de tu zona anal y ser enviadas a un laboratorio para averiguar si tienes una infección. Además, tu doctor puede ordenar una colonoscopía para asegurarse de que el sangrado no está asociado con un tumor en el colon o pólipo. Tu doctor también puede ordenar un hemocultivo, el cuál puede identificar si hay sangre en tus deposiciones que normalmente no es visible.

Si tu doctor sospecha de una fisura anal, puede ordenar una evaluación endoscópica, para que se pueda ver la zona interna e identificar la ubicación de la fisura.

Prevención/Solución

Si tu sangrado rectal es producto de las hemorroides, el tratamiento más común es una pomada o crema de venta libre, aunque éstas tratan principalmente los síntomas, tales como la picazón y quemazón.

Para las fisuras anales, el tratamiento comienza con una dieta rica en fibras para agregar volumen a la deposición y permitir que pase más fácilmente. Los analgésicos tópicos pueden ser prescritos para adormecer la región del ano durante las deposiciones, y se pueden agregar esteroides para ayudar a reducir la inflamación. Se recomienda el baño de asiento para ayudar a relajar el espasmo en el músculo esfínter, el cuál generalmente acompaña una fisura anal. Los fármacos y las cirugías son otras opciones si el tratamiento conservador no funciona.

Precaución

Si experimentas sangrado rectal, haz una cita con tu doctor. Probablemente sólo tengas hemorroides, pero el sangrado también puede ser un signo de una afección médica más grave.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles