Acerca del dolor sacro

Escrito por rick suttle Google | Traducido por valeria garcia
Acerca del dolor sacro

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

El sacro es un conjunto de cinco vértebras (S-1 a S-5) que componen un hueso triangular que está unido al hueso de la cadera. El dolor en esta área puede incluir tensión en los músculos, una protrusión o herniado de disco, estenosis espinal e incluso osteoporosis. La ciática, lo cual es más común en la región lumbar, puede ocurrir en las vértebras S-1, pero es menos común en las vértebras S-2 a S-5. El tratamiento para el dolor de las vértebras sacras puede variar dependiendo de la condición de una persona. Sin embargo, una combinación de ejercicios de rehabilitación, hielo y descanso pueden ser de ayuda para controlar el dolor a medida que el sacro sana.

Otras personas están leyendo

Consideraciones

El dolor en el sacro muchas veces es denominado disfunción de la articulación sacroilíaca. Las mujeres tienden a ser más propensas a esta dolencia que los hombres, ya que su sacro es más amplio y más corto. El dolor usualmente afecta un lado concreto de la parte posterior y puede irradiar hasta las rodillas, las piernas o los tobillos. De acuerdo a su artículo en el sitio web de health.com en una columna titulada "Región sacra", el cirujano espinal, el Dr. Peter F. Ullrich Jr. señala que "aunque es difícil determinar la raíz exacta del dolor, la perturbación del movimiento normal de la articulación entre el sacro y el ilion es una fuente probable de dolor derivado de cualquiera de estas condiciones: --Hipermovilidad (demasiado movimiento en la articulación sacroilíaca) o --Hipomovilidad (muy poco movimiento en la articulación sacroilíaca)".

Efectos del descanso, hielo y calor

La disfunción de la articulación sacroilíaca o cualquier otro dolor relacionado con el sacro generalmente puede ser tratado con una combinación de reposo, hielo y calor. El descanso evita lesiones en el hueso sacro. Esto también proporciona al hielo tiempo para reducir la inflamación y el dolor. La mayoría de los médicos recomienda utilizar hielo dentro de las primeras 48 horas después de la aparición de una lesión. El hielo promueve la vasoconstricción, lo cual reduce el dolor de la inflamación, limitando el flujo de líquidos de la linfa y la sangre a la zona. Los paquetes de hielo pueden ser eficaces, ya que permanecen comprimidos contra el área lesionada. Después, disminuyen la inflamación. Las almohadillas de baños calientes pueden ayudar a aumentar el flujo sanguíneo (con sus propiedades curativas) a la zona.

Tipos de medicamentos

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINES) tales como el ibuprofeno y el naproxeno se utilizan a menudo para aliviar el dolor sacro hasta que se realice un diagnóstico adecuado. El ibuprofeno es un inhibidor de la COX-2. Esto ayuda a impedir que las enzimas COX-2 produzcan demasiadas prostaglandinas (químicos) que estimulan la inflamación y el dolor en las articulaciones y huesos. Un médico puede prescribir esteroides para aquellas personas que tienen un dolor más intenso.

Tipos de ejercicios y masajes

Algunos estiramientos básicos y ejercicios de desarrollo de fortaleza pueden proporcionar alivio para el dolor de las vértebras sacras. Muchos de estos ejercicios se pueden realizar al estar acostado, por ejemplo apretando los glúteos, presionando la parte de atrás al piso o tirando ambas rodillas hacia el pecho. Los estiramientos de distintos modos estando de pie pueden también ayudar a aliviar el dolor. El ejercicio puede aumentar el flujo sanguíneo al sacro, así como fortalecer los músculos de soporte. Los músculos de apoyo más fuertes pueden eliminar la tensión en el sacro y ayudar a aliviar el dolor. El masaje puede ayudar a reducir el tejido cicatricial, relajar los músculos y aliviar el dolor. Una técnica se llama masaje de fricción y conlleva el frotamiento a través de las articulaciones en el área del sacro. Esto puede hacerse por medio de un terapeuta de masaje con licencia.

Marco de tiempo

No hay marco de tiempo establecido para la curación de dolor en el sacro. Los casos más severos pueden requerir cirugía más que rehabilitación. Generalmente, aquellas personas que toman más agresivamente el tratamiento tienden a sanar más rápido que aquellas que no lo hacen.

No dejes de leer...

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media