Acerca del sistema nervioso de un mamífero

Escrito por contributing writer | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Acerca del sistema nervioso de un mamífero
Acerca del sistema nervioso de un mamífero. (dolphin,mammal,sea mammal,animal,water,ocean,islan image by Earl Robbins from Fotolia.com)

Los mamíferos tienen el sistema nervioso más complejo en el planeta, con los seres humanos siendo los más avanzados. El sistema nervioso funciona con los sentidos para transmitir información al cerebro del mamífero, un proceso que dura menos de una centésima de segundo. Los cerebros de los mamíferos, especialmente el de los seres humanos, están cableados para reaccionar ante el mundo rápidamente para proteger al animal del peligro y para permitirle evaluar el entorno inmediato fácilmente.

Otras personas están leyendo

Tipo

El sistema nervioso de un mamífero se basa en el cerebro y la médula espinal, que envía y recibe señales desde el resto del cuerpo. Las señales procedentes del cuerpo son enviadas a través de las terminaciones nerviosas (o receptores) al cerebro, donde los neurotransmisores envían una señal para permitir que todos los mamíferos sientan dolor u otra información sensorial. El sistema nervioso de un mamífero se divide en cuatro partes principales: el sistema nervioso central, el sistema nervioso periférico, el sistema nervioso somático y el sistema nervioso autónomo. Cada una de las partes del sistema nervioso de un mamífero trabaja de una manera diferente y realiza una tarea diferente en el cuerpo para mantener la salud y para que pueda reaccionar ante el mundo.

Beneficios

Las partes básicas de un sistema nervioso son los receptores sensoriales, el cerebro y la médula espinal. Todos los mamíferos tienen terminaciones nerviosas repartidas en su cuerpo con el fin de recibir y enviar señales a los estímulos externos. Los órganos sensoriales, tales como la piel y los ojos, ayudan a un mamífero a interpretar lo que está sucediendo en el ambiente externo y en el caso de una situación de peligro, permiten que los reflejos ayuden a los mamíferos a evitar daños. El sistema nervioso es también responsable de mantener la homeostasis, o un estado de funcionamiento y estable, para todos los órganos en el cuerpo. Cada mamífero utiliza parte de su sistema nervioso central para mantener su ritmo cardíaco, la respiración y otras funciones corporales. El bulbo raquídeo es la parte del cerebro que regula la mayoría de este tipo de actividades, incluidas las acciones reflejas, como los estornudos. El sistema nervioso también trabaja para ayudar a los mamíferos a evitar situaciones peligrosas ya que le permite sentir el dolor, así como escuchar y ver las situaciones peligrosas en la atmósfera. Cuando un mamífero experimenta un daño de la médula espinal, la ruta de acceso entre el cerebro y el resto del cuerpo se interrumpen. Esto puede causar parálisis o incluso la muerte de los mamíferos.

Los hechos

El sistema nervioso periférico se compone de sólo conectar los nervios. Estos nervios trabajan para conectar la médula espinal, donde se recibe la información sensorial, al cerebro, donde se procesa la información sensorial. Las dos secciones principales del sistema nervioso periférico son los sistemas nerviosos somáticos y autónomos. El sistema nervioso somático controla tanto los músculos y la información que es procesada por la piel y otros receptores. La mayoría de las veces, no necesitas procesar esta información conscientemente, ya que tu cuerpo utiliza los reflejos para responder a los estímulos externos que se envían al sistema nervioso periférico. El sistema nervioso autónomo se divide en dos partes. El sistema nervioso simpático y el sistema nervioso parasimpático trabajan juntos para mantener la homeostasis en un mamífero durante los momentos de estrés. El sistema nervioso simpático es responsable de iniciar la respuesta de lucha o huida, que prepara al cuerpo para manejar situaciones peligrosas. El sistema nervioso parasimpático funciona para recuperar la homeostasis después de que el cuerpo ha sido objeto de una respuesta de lucha o huida. Durante el tiempo que tu cuerpo está en un estado de respuesta de lucha o huida, tus órganos principales, tales como el corazón, cambia con el fin de preparar a tu cuerpo para la situación peligrosa. Por ejemplo, una persona que ve una serpiente venenosa automáticamente experimentará un ritmo cardíaco creciente y otros síntomas físicos que lo preparan para alejarse de la serpiente. Después de que la experiencia ha terminado, el sistema nervioso parasimpático comienza a recuperar el estado normal del cuerpo. Un mamífero que está constantemente expuesto a situaciones peligrosas o estresantes eventualmente se agotará demasiado, ya que el cuerpo necesita un poco de tiempo para recuperar la fuerza perdida por la respuesta de lucha o huida.

Significado

El cerebro es la parte más grande del sistema nervioso central. Regula muchas funciones diferentes del cuerpo de un mamífero. El cerebro procesa todos los estímulos externos entrantes y le dice al cuerpo lo que debe hacer en respuesta. En la mayoría de los mamíferos, estas respuestas son automáticas e inconscientes. El cerebro en la mayoría de los mamíferos está compuesto de una estructura básica que incluye los hemisferios izquierdo y derecho, que se dividen en varias secciones. Cada sección del cerebro es responsable de unas determinadas funciones en el cuerpo, tales como el equilibrio o, en los seres humanos, el habla y el pensamiento lógico. Las funciones básicas del cerebro en el sistema nervioso de un mamífero incluyen reflejos como el hambre o la sed y la coordinación muscular. El cerebro de los mamíferos no humanos y seres humanos es ligeramente diferente. Un cerebro no humano es básicamente menos complejo que el cerebro humano, el cual tiene muchas circunvoluciones y pliegues en la superficie exterior. Algunos científicos teorizan que estas circunvoluciones y surcos son los que le permiten a los humanos a tener mayores habilidades de pensamiento de orden y de expresar sus pensamientos con el habla. También hay muchas similitudes entre el sistema nervioso de cada mamífero que permiten a cada tipo funcionar y vivir en un mundo de desafíos.

Evolución

El cerebro de un mamífero se cree que ha sufrido cambios a lo largo la historia evolutiva. Existen varios tipos de mamíferos con cerebros altamente desarrollados, como los delfines y los humanos. Los pequeños mamíferos tienen cerebros suaves, que se piensan para transmitir sólo una cantidad limitada de información sensorial a su sistema nervioso. Estas instrucciones básicas o instintos permiten que el animal pueda sobrevivir en un entorno relativamente hostil que sea competitivo. La estructura básica del cerebro de los mamíferos era simplemente un conjunto de células nerviosas llamadas ganglios. Algunos animales aún tienen este tipo de inteligencia, incluidos los insectos. Con el tiempo, los cerebros humanos se hicieron más complejos y capaces de funcionar de una manera más compleja. Esta evolución ha tomado millones de años para lograrlo y ha dado lugar al sistema nervioso más avanzado de los mamíferos en el planeta.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles