Cómo enseñar a los niños a esquiar

Escrito por sebastian malysa | Traducido por cinthia perez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo enseñar a los niños a esquiar
Enséñale a tu hijo a esquiar a su propio paso. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

El esquí es una actividad excitante y divertida que puede disfrutar toda la familia. Cualquier niño entusiasta puede aprender este deporte. Ten en cuenta que la meta cuando le enseñas a un niño a esquiar es que se diviertan los dos. Con las instrucciones indicadas y paciencia, tú y tu familia pueden ir a las pistas de esquí a pasar un día lleno de diversión esquiando.

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una correa de esquí
  • Una cerradura de cuña
  • Un casco
  • Un equipo de nieve a prueba de agua

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Compra o alquila un equipo de esquí que le quede bien. Haz que algún vendedor de una tienda de trajes alquilados o un empleado de una tienda que tenga experiencia le tome correctamente las medidas a tu niño. Conseguir el equipo adecuado lo ayudará a estar cómodo y hará que enseñarle a esquiar sea más placentero para los dos.

  2. 2

    Utiliza métodos de enseñanza como una correa de esquí y cerraduras de cuñas para ayudarte a ti y a tu hijo a controlar mejor su velocidad. Una correa de esquí ayudará a mantener a tu niño cerca y te dará un control directo sobre su velocidad. Las cerraduras de cuñas se sujetan fácilmente a los esquíes de tu hijo y los mantiene en forma de "pizza" para que no puedan salirse de control.

  3. 3

    Comienza en una colina que descienda lentamente. De esta manera, si el niño se sale de control, no podrá ganar tanta velocidad como para lastimarse seriamente. Muévete gradualmente a una colina más empinada cuando tu niño esté más cómodo y mejore. Tómate tu tiempo al bajar por la pista de esquí al animar a tu hijo a hacer muchos movimientos de barrido lentos y largos. A medida que él vaya mejorando y comience a mostrar un buen control para doblar, anímalo a ganar más velocidad y a hacer movimientos de barrido más cortos.

  4. 4

    Enséñale a tu hijo cómo hacer una parada de emergencia. Demuéstrale el proceso para detenerse rápidamente a simplemente sentarse si la velocidad se sale de control. Practica la parada de emergencia varias veces, hasta que se convierta en algo instintivo, en velocidades bajas.

  5. 5

    Lleva a tu hijo a esquiar frecuentemente, un par de días seguidos de ser posible. La repetición y la práctica lo ayudarán a mejorar rápidamente. Mantenlo frente a ti para poder observar su progreso. De esa manera, podrás responder rápidamente si llega a necesitar ayuda.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles