Acerca de la infección sinusal y dolor en la mandíbula

Escrito por holly huntington | Traducido por daniela laura arjones
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Acerca de la infección sinusal y dolor en la mandíbula
Acerca de la infección sinusal y dolor en la mandíbula. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Los senos humanos se dividen en cuatro grupos conocidos colectivamente como los senos paranasales. Estos cuatro grupos son: maxilar, frontal, esfenoides y etmoides. Los cuatro se encuentran en los huesos de nuestros cráneos, pero también están asociados a la nariz. Cuando uno de ellos se infecta puede afectar más que los pasajes nasales. Puede causar dolor e hinchazón en los ojos, la cara o la mandíbula. Por ejemplo, los senos maxilares; que están situados debajo de los ojos y también en los pómulos faciales al lado de la nariz, pueden causar dolor de la mandíbula cuando se infectan.

Otras personas están leyendo

Definición de seno

Si la nariz es el acondicionador de aire del cuerpo, según lo declarado por el Colegio Baylor de Medicina en su artículo titulado "Examen de anatomía - nariz y los senos paranasales" (ver Recursos), algunos podrían asumir que los senos sirven como filtros de la nariz. Si es así, se podría suponer que estos cuatro filtros, situados en cuatro diferentes partes del cráneo, se encargarían de eliminar la suciedad y los gérmenes del aire que respiramos.

Concepto erróneo e infección sinusal

Sin embargo, no hay ninguna función asignada médicamente reconocida para los senos humanos, incluso la posibilidad del filtro antes mencionado. Y, de hecho, la especulación sobre los efectos de los senos incluye la posibilidad de que ellos son realmente necesarios para la regulación de la voz o la reducción de peso del cráneo.

Pero a pesar de la falta de una razón definitiva de la existencia de estas cuatro cavidades llenas de aire que se encuentran en el cráneo del cuerpo humano, muy pocos pueden ignorar los síntomas que se experimentan cuando uno o más de los senos se infecta.

La infección y los tipos de sinusitis

Una infección en el grupo seno etmoidal, que se encuentra entre los dos ojos, es menos difícil de tratar con éxito con antibióticos que el grupo esfenoidal (que ocupa la misma área general, mucho más profunda en el cráneo). Pero ambos producen síntomas similares: un dolor de cabeza persistente, los ojos hinchados y el dolor o molestia en el ojo o el área facial, así como otros síntomas de la sinusitis.

El grupo del seno frontal, que se encuentra por encima de las cejas en la frente, también se puede tratar fácilmente con antibióticos, y comparten los mismos síntomas de la sinusitis. Pero el último grupo, el grupo maxilar, localizado debajo del ojo y junto a la nariz, en las áreas de las mejillas en ambos lados de la cara, tiene un síntoma que es únicamente propio: dolor de mandíbula.

Infección en los senos maxilares y dolor de mandíbula

Cuando un individuo comienza a experimentar dolor en su mandíbula (especialmente la mandíbula superior), o en los dientes o las mejillas, puede ser debido a que los senos maxilares están infectados. Los senos maxilares, y su proximidad física relativa a la zona de la mandíbula superior, pueden desempeñar un papel importante en este tipo de dolor.

Los senos maxilares ocupan el espacio directamente sobre los dientes superiores y directamente debajo de los ojos, por lo tanto, cuando se infectan puede producirse hinchazón en la zona entera de la mejilla. Esta hinchazón aplica presión al área de los ojos, así como la zona de la mandíbula superior, en gran medida restringiendo el movimiento sin complicaciones y dolor. Tal presión firme y constante afecta a la mandíbula mientras intentas masticar la comida y abres y cierras con fines de comunicación.

Precaución

A veces es una infección en la boca, debido a las caries dentales u otras bacterias, que dan como resultado dolor de mandíbula y sinusitis. Por lo tanto, a pesar de que un individuo puede ser diagnosticado con sinusitis y estar experimentando dolor de mandíbula, ambas condiciones podrían ser realmente el resultado de un problema dental sin diagnosticar. Por lo tanto, si el dolor de la mandíbula y la sinusitis sigue siendo un problema constante, incluso después de un tratamiento con antibióticos, puede ser necesaria una visita al dentista.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles