Acerca de la menopausia y la fatiga

Escrito por susan wessling | Traducido por paula santa cruz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Acerca de la menopausia y la fatiga
La fatiga puede estar asociada con la menopausia. (older woman reading image by Bionic Media from Fotolia.com)

Los cambios hormonales que experimenta una mujer durante la menopausia pueden producir una serie de síntomas físicos, incluyendo la fatiga. La intensidad de la fatiga puede ir desde una sensación de cansancio hasta lo que se ha definido como "fatiga extenuante". Incluso cuando la fatiga ocurre con o como efecto secundario de la menopausia, puede ser un síntoma de otras enfermedades serias, por lo que no debe ser ignorada.

Otras personas están leyendo

Cambios hormonales

Cuando una mujer atraviesa la menopausia (el fin permanente de la menstruación y la fertilidad) los síntomas físicos y emocionales causan un sinfín de síntomas. Muchos de estos son producidos por deficiencias hormonales debidas a que el cuerpo comienza a producir menos estrógenos y, con el tiempo, deja de producir progesterona.

Síntomas

Los síntomas más comunes de la menopausia son: calores, sudores nocturnos, cambios de humor, trastornos del sueño y sangrado irregular, dice la Dra. Jo Ann V. Pinkerton, directora de la División de salud para la Mediana Edad de la Universidad de Virginia. "La fatiga a menudo se ve durante la transición hacia la menopausia, pero no está claro si es un síntoma primario relacionado con los cambios hormonales o un síntoma secundario relacionado con la falta de sueño, el estrés, la disminuición de las capacidades o la anemia", dice Pinkerton. "Algunas mujeres parecen presentar una fatiga signficativa o profunda cuando caen sus niveles de estrógenos, particularmente entre las menstruaciones, durante las fluctuaciones hormonales o luego de la menopausia".

Fatiga extrema

Los casos de fatiga extrema durante la menopausia han sido llamados "fatiga extenuante", si bien no es un término usado en los círculos médicos expertos. El sitio web 34 Menopause Symptoms (34 síntomas de menopausia) dedica una página entera a esta afección, la que no debe confundirse con el "Síndrome de Fatiga Crónica". La fatiga extenuante se define ocmo una sensación repentina e intensa de debilidad, agotamiento y reducción del nivel de energía, la que puede atacar en cualquier momento del día, informa el sitio web. "Es importante reconocer, sin embargo, que la fatiga extenuante es un síntoma normal de la menopausia y es causado por el desequilibrio hormonal temporario".

Teorías / especulación

El sitio web All 4 Natural Health también señala que uno de las afecciones más comunes de las mujeres que están atravesando la menopausia es la fatiga. El sitio web enumera las características físicas de la fatiga de la menopausia que son: aletargamiento, aparición súbita de cansancio, sensación de fatiga muscular y agotamiento luego de comer. La fatiga extenuante puede ocurrir en cualquier momento, y a pesar de su nombre, no significa que una mujer sienta una necesidad urgente de dormir. Una mujer que sufre esta afección puede no sentir sueño en absoluto, señala el sitio web. En lugar de ello, puedes sentirte exhausta y débil y no tener energía para realizar tus tarea habituales.

Tratamiento

Pinkerton dice que hay varias cosas que se pueden hacer para manejar la fatiga. algunas soluciones simples pueden ser mejorar los hábitos de sueño y hacer ejercicio aeróbico regularmente. "El ejercicio es una excelente manera de aumentar el nivel de energía y encontrar inmediatamente nuevas fuentes de energía" dice. "Con tan solo caminar 20 minutos por día puedes mejorar tu perspectiva mental". Las intervenciones médicas pueden consistir en suplementación hormonal con un parche de estrógenos entre las menstruaciones, supresión de las fluctuaciones hormonales con anticonceptivos orales durante la perimenopausia o terapia hormonal luego de la menopausia.

Advertencias

Otras patologías médicas, algunas de ellas graves, pueden contribuir a la fatiga de la menopausia. Estas son: anemia, diabetes, hipotiroidismo e hipertiroidismo, enfermedades inflamatorias como la enfermedad celíaca o la artritis reumatoidea, enfermedad renal o hepática, enfermedad coronaria, insuficiencia cardíaca o problemas médicos no diagnosticados. "La fatiga es a menudo síntoma de que alguna parte de tu vida no está siendo bien manejada o una combinación de cambios hormonales, estrés, una estilo de vida ajetreado y otros problemas médicos", dice Pinkerton. Cuando la fatiga persiste por más de dos semanas y está acompañada de otros síntomas graves como dificultad respiratoria, sangrado anormal o cambios en el peso, debe ser efectuada una evaluación médica.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles