Acerca de la neumonía por hongos

Escrito por david b. ryan | Traducido por vanina frickel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Acerca de la neumonía por hongos
La incidencia de neumonía por hongos no es común, pero los médicos suelen confundir la enfermedad con la neumonía bacteriana más común. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

La neumonía, según la Clínica Cleveland, es "una infección en el parénquima pulmonar" que disminuye la capacidad de los pulmones para suministrar oxígeno al cuerpo. Las esporas están presentes en la mayoría de las personas sanas, pero con la introducción de la neumonía, el cuerpo es incapaz de crear las defensas normales para contrarrestar los efectos negativos de los hongos. La incidencia de neumonía por hongos no es común, pero los médicos suelen confundir la enfermedad con la neumonía bacteriana más común.

Causas

La neumonía es causada por la presencia de "pneumocystis carinii," que está presente en los pulmones de la mayoría de los individuos sanos y normalmente se inhala en forma de esporas. En ocasiones, las esporas entran al torrente sanguíneo a través de lesiones o enfermedades relacionadas. Los hongos implicados varian dependiendo de la infección individual y la región del mundo donde se encuentra el hongo, pero más a menudo éstos incluyen Paracoccidioides brasiliensis, Blastomyces dermatitidis, Histoplasma capsulatum, y Coccidioides immitis. Las enfermedades linfocutáneas relacionadas, causan inflexiones en la neumonía por hongos. Un grupo relacionado de infecciones por hongos, llamadas infecciones "oportunistas", también conducen a la neumonía por hongos, pero éstos infectan a las personas que tienen su sistema inmunocomprometido debido a causas hereditarias o adquiridas, como infecciones de VIH. Este grupo incluye los hongos de especies candidiasis, mucormicosis, Cryptococcus neoformans y Aspergillus.

Síntomas

Los síntomas típicos de una infección de neumonía por hongos incluyen una tos seca, fiebre leve, dolor de pecho, respiración con silbido y falta de aire. A medida que la enfermedad progresa, la respiración se hace más corta y la tos más grave hasta que, en los casos más graves de la enfermedad, el individuo es incapaz de respirar sin ayuda.

Diagnóstico

Dado que la neumonía fúngica es menos común que otros tipos de neumonía, los profesionales médicos realizan primero pruebas de las formas más comunes de neumonía. La Clínica Cleveland afirma que la radiografía de tórax y las muestras de fluidos (sangre y esputo) son típicamente tomadas para análisis de laboratorio. Si la neumonía fúngica se sospechó inicialmente, las técnicas de diagnóstico pueden incluir aspiración con aguja fina y fibrobroncoscopia. En casos extremos, se puede realizar una biopsia abierta de pulmón o una biopsia toracoscópica. Nuevos métodos de diagnóstico incluyen la tomografía computarizada helicoidal y la exploración pulmonar de alta resolución, a pesar de que el costo de este equipo elimina la disponibilidad de la prueba en clínicas y hospitales rurales.

Tratamiento

La forma más básica de la neumonía fúngica (micosis endémicas) por lo general no requieren de ningún tratamiento; otras formas requieren un tratamiento fármaco básico que consiste en agentes antibacterianos. El tipo de infección por hongos determina la mezcla de tratamiento de drogas, con casos severos de la enfermedad que requieren cirugía para extirpar el tejido infectado.

Tasa de supervivencia

De acuerdo con los Centros para el Control de Enfermedades, la tasa de supervivencia para las personas sanas depende de la cepa de la infección fúngica y la salud del individuo. Cuanto antes se diagnostique la enfermedad, más corta será la duración de la enfermedad y mayor es la probabilidad de supervivencia. Las formas más virulentas de la enfermedad tienen una tasa de mortalidad del 80 por ciento si la enfermedad no es tratada. Según los investigadores Johan Maertens, Wouter Meersseman y Pascal Van Bleyenbergh, en la revista "Current Opinion in Infectious Diseases" (opiniones actuales sobre enfermedades infecciosas) en 2009, la tasa de supervivencia en individuos inmuno-comprometidos, incluso cuando la enfermedad se diagnostica temprano y se recibe el tratamiento adecuado, es de casi 50 por ciento en algunos ensayos clínicos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles