Acerca de la piel pecosa

Escrito por elle smith | Traducido por mila guevarian
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Acerca de la piel pecosa
(Frederick M. Brown/Getty Images Entertainment/Getty Images)

Es posible que una chica haya sido objeto de burlas cuando era pequeña por sus pecas; pero, ya de mayor, nada resultará más encantador para un chico que besar ese dulce grupo de puntitos irregulares. Si tienes pecas, es probable que las odies; y si no las tienes, tal vez las anheles. Las pecas no son más que unas manchas circulares planas que pueden ser de color rojo, amarillo, marrón o negro. Si te advirtieron que no te expusieras al sol pero no hiciste caso, tus pecas serán el precio a pagar por no obedecer. Pero no son algo por lo que deba inquietarse tu pecosa cabeza, ya que pueden atenuarse e incluso desvanecerse con el paso del tiempo.

Otras personas están leyendo

Formación

Las pecas no están presentes al nacer; suelen aparecer a una edad temprana, bien por herencia genética, o bien por haber tomado demasiado el sol. Aumentarán con cada quemadura solar que sufras, pero irán desapareciendo con la edad. Las pecas son inofensivas, no causan dolor y no te darán ningún problema.

Coloración de la piel asociada a las pecas

Las pecas están estrechamente relacionadas con el pelo rojo y la piel clara, y probablemente sean un rasgo hereditario en tu familia. No puedes controlar tu dotación genética, pero sí que puedes controlar tu exposición al sol. Mantente fuera de su alcance, utiliza un sombrero de ala ancha y ponte protector solar en abundancia para evitar que tus pecas se oscurezcan.

Dónde aparecen las pecas

Las pecas tienden a aparecer en las partes del cuerpo que son expuestas al sol. En la niñez, es posible que bromearas moviendo tu linda y arrugada nariz llena de manchas. Los pómulos, que conforman la zona más prominente de la cara, también suelen estar llenos de pecas. Los hombros, que se suelen dejar a aire en verano, son otro lugar habitual de aparición. Hay chicas que tienen muy pocas pecas sobre su cuerpo; pero hay algunos tipos de piel tan intensamente pigmentados por estas pequeñas manchas, que da la impresión de que toda la piel ha adoptado el color de las pecas.

Problemas y riesgos asociados

Las pecas normalmente no plantean problema alguno, pero hay señales tempranas de alerta que deberías vigilar. Si una lesión pigmentada (como una peca) cambia de tamaño, color o forma, o si aparece algún tipo de dolor, deberías consultar con tu dermatólogo. Las pecas rara vez se convierten en un problema grave (p.ej., un cáncer); pero como la piel clara es la que está más estrechamente asociada a las pecas y se quema fácilmente, deberías vigilarla siempre con mucha atención para detectar cualquier indicio de cáncer.

Tipos de pecas

Hay dos tipos de pecas: las pecas simples y las pecas provocadas por las quemaduras solares. Las pecas simples son de color tostado, pequeñas y redondas. Las causadas por quemaduras solares son más oscuras, tienen bordes dentados e irregulares y generalmente aparecen en los hombros y en la parte superior de la espalda. La palabra griega “efélides” da nombre a esas pecas que aparecen durante los días soleados de verano y que se ven sobre todo en chicas de piel clara.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles