Aclarar la piel del interior de los muslos

Escrito por kelly sundstrom | Traducido por eduardo moguel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Los muslos, especialmente en las mujeres, suelen tener exceso de grasa. A veces, la grasa entre los muslos se frota entre sí, lo que puede provocar excoriaciones e irritaciones. Una vez que la irritación sana, la piel del interior de los muslos permanece más oscura que el resto de la piel. Sin embargo es posible aclarar la piel, usando algunos aclaradores de piel naturales.

Otras personas están leyendo

Usando aceites

Los aceites pueden suavizar la piel y ayuda a perder la piel muerta y decolorada que permanece después de la irritación en el interior de los muslos. Los aceites deben aplicarse con un masaje con movimientos circulares durante uos 10 o 15 minutos para suavizar la piel. Usa aceites que no irriten o tapen los poros de la piel. Solamente debes usar aceites suaves, gentiles, no comodogénicos. El aceite de oliva y el de castor son excelentes opciones. Da masajes sobre las áreas decoloradas del interior de los muslos para desalojar y liberar las células de piel muertas.

Con ácidos

Los ácidos como el jugo de limón ayudan a aclarar la piel del interior de los muslos al disolver las células de piel muerta y permitir que la piel se regenere. El jugo de limón tiene una alta cantidad de vitamina C, que combate los radicales libres en la piel y ayuda a promover el desarrollo celular. El jugo de limón puede aplicarse a los muslos cortando un limón fresco a la mitad y frotando el lado abierto en las áreas decoloradas. También puedes utilizar un concentrado de jugo de limón como sustituto.

Con un frotamiento alcalino

Usar un frotamiento alcalino, como bicarbonato de sodio puro, desaloja la piel muerta persistente y suavemente exfolia el interior de los muslos. Con suavidad frota el bicarbonato de sodio para liberar y disolver la piel muerta, permitiendo que la piel nueva salga a la superficie. La piel nueva estará balanceada y tendrá un tono parejo. Mezcla dos cucharadas de bicarbonato de sodio con una cucharada de agua. Con suavidad frota la mezcla sobre el interior de los muslos durante 1 o 2 minutos. Después de enjuagar el agua, la piel nueva y de un solo tono empezará a aparecer. Debido a su fuerza, los frotamientos con bicarbonato de sodio sobre el interior de los muslos sólo deben hacerse una vez al día.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles