El acné debido al sudor

Escrito por kristeen cherney | Traducido por vanina frickel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
El acné debido al sudor
Existe una relación entre el sudor y el acné. (Image by Flickr.com, courtesy of Mike Baird)

El acné es una molestia común, especialmente entre las personas con piel grasa. La sudoración en algunas personas tiende a agravar aún más o formar un nuevo acné. Esto puede ocurrir durante el ejercicio, o simplemente por sudar a plena luz en el día a día. Una vez identificada la causa, el sudor relacionado con el acné se puede tratar e incluso prevenir.

Otras personas están leyendo

Desarrollo

Según DoctorGoodSkin.com, el acné y el sudor no están directamente relacionados. Sudar no significa necesariamente que vas a tener acné y no es la única causa del acné. Tú tienes glándulas sudoríparas que excretan sudor como un mecanismo de enfriamiento natural. El acné se desarrolla como resultado de un exceso de aceite que queda atrapado en los folículos pilosos de tus poros.

Causa

El sudor puede empeorar una condición preexistente de acné. El sudor relacionado con el acné también es común en las áreas del cuerpo en las que hay fricción. Por ejemplo, si usas ropa ajustada hecha de fibras naturales mientras ejercitas, es posible que desarrolles acné en esa área en particular. Este tipo de acné se conoce como acné mecánica. El acné mecánica también puede ocurrir si limpias tu cara o cuerpo con aspereza.

Conceptos erróneos

Hay una idea errónea de que la sudoración puede ayudar a aliviar el acné, informa DoctorGoodSkin.com. Se cree que el sudor limpia los poros, lo que resulta en una piel limpia. Sin embargo, la sudoración no trata la causa subyacente del acné, que es la producción excesiva de grasa.

Prevención

Usa ropa holgada de algodón para que la piel pueda respirar mejor cuando hagas ejercicios. En general, esta es la solución para cualquier persona que suda más de lo habitual. De esta manera tu sudor no se queda atrapado en tu piel y causa el acné. Toma una ducha y lava tu rostro, tan pronto como tengas la oportunidad. Sin embargo, no te duches o laves la cara con demasiada frecuencia, ya que esto puede aumentar la producción de aceite, lo que aumenta la probabilidad de formación de acné.

Tratamiento

Si tu elección de la ropa y una higiene cuidadosa no solucionan el problema, considera el uso de productos de venta libre para el acné. Busca los productos que contengan peróxido de benzoilo o ácido salicílico. Aplica en el lugar a tratar una o dos veces al día. También prueba lavarte después de ejercitarte o luego de sudar en exceso, con una ducha corporal, como Neutrogena Acne Wash. Si estos métodos resultan ineficaces, puedes necesitar una receta de un dermatólogo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles