Cómo acostumbrar a un bebé al jet lag

Escrito por carrie simmons | Traducido por maria della cella figueredo
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo acostumbrar a un bebé al jet lag
Los bebés pueden dormir casi en todos lados. (baby sleep image by Dor Sela from Fotolia.com)

Una de las mayores preocupaciones de los padres que viajan con niños es cómo la familia se adaptará al jet lag. Esto es especialmente importante para los padres con bebés, que sólo se adaptan a dormir por la noche. No te preocupes, el trastorno del sueño debido a un viaje no es un cambio permanente y existen varias formas de adaptar al bebé a los efectos del jet lag, y de esta forma permitir que toda la familia pueda disfrutar del viaje al exterior.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

    Antes del viaje

  1. 1

    Unas semanas antes de viajar, adapta el horario para dormir y para comer de a poco de tu bebé, al del huso horario de tu destino. Cuanto menor sea la diferencia horaria, más fácil será la adaptación. Comienza a hacer esto de a poco, comenzando unas semanas antes de tu viaje. No intentes de cambiar nada de forma drástica los días antes de partir. Un bebé cansado no viajará bien en el avión.

  2. 2

    Empaca cualquier objeto que puedas necesitar para los rituales antes de dormir, como por ejemplo mantas especiales, juguetes o libros. Pero asegúrate de que esos objetos puedan ser reemplazados en caso de que se pierdan en el viaje (por ejemplo, trae una manta extra). Lo último que quieres es perder "un objeto amado" a miles de millas de tu hogar.

  3. 3

    Solicita un moisés para el vuelo. Muchas aerolíneas cuentan con un moisés que se engancha en el mamparo para los viajes al extranjero. Suena extraño, pero un bebé que puede dormir bien, dormirá mejor una vez que hayan llegado.

  4. 4

    Si a tu bebé le gusta dormir en su sillita para el auto, empácala. También puedes llevar un cochecito plegable liviano para las siestas espontáneas.

    Durante el vuelo

  1. 1

    Mantente hidratado. Una de las razones del agotamiento al llegar a un nuevo destino es la deshidratación. Mantenerte hidratado y también a tus niños, te ayudará a sentirte más energético al aterrizar.

  2. 2

    Ajústate a los horarios del bebé. Si las siestas o los momentos de comida ocurren durante el vuelo, trata de llevarlos a cabo. Los bebés pueden dormir en cualquier lado cuando están cansados, así que las siestas son posibles en un avión. Amamantar durante el vuelo es una buena idea para darle de comer y para darle confort. Las azafatas por lo general están más que dispuestas a ayudar con los dilemas al momento de darles de comer o para dormir. Recuerda, un bebé feliz hace que el resto de los pasajeros también lo estén.

  3. 3

    Si el horario de la siesta o de dormir es cerca al horario de aterrizaje, trata de que el bebé se mantenga despierto hasta que lleguen al hotel.

    Adaptar un bebé al jet lag

  1. 1

    Si llegan temprano en la mañana o en la tarde, trata de que el bebé esté despierto hasta la noche, sin importar si es horario de dormir en casa. Si llegas por la mañana, mantenlo despierto hasta el horario de siesta normal del mediodía. Si tiene mucho sueño, déjalo dormir, pero no cierres ninguna cortina si te encuentras en una habitación, debe dormir con la luz del día y debe haber más ruido que de costumbre. No lo dejes dormir más tiempo del de una siesta que acostumbra tomar en casa.

  2. 2

    Pasa la mayor cantidad de tiempo posible al aire libre. La luz del sol hará que su reloj interno se ajuste al nuevo huso horario.

  3. 3

    Durante la siesta, no le pongas el pijama, déjalo con su ropa. Deja los rituales de "irse a la cama" para la noche.

  4. 4

    Haz que gaste mucha energía durante el día. Justo antes de regresar al hotel en la noche, busca un patio de recreo local o una plaza donde los niños pueden correr, jugar y agotar toda su energía. También es una buena idea para conocer a padres locales y para obtener noticias sobre las atracciones familiares y las actividades de la zona.

  5. 5

    A la hora de dormir en el nuevo destino, haz los mismos rituales que harías en casa, incluso si tu bebé no está muy cansado. Báñalo, ponle su pijama, léele libros, cántale. Si no se queda dormido rápidamente, no te preocupes. Está bien si le lees un par de libros más o si le cantas alguna canción más, pero mantén la actividad al mínimo e intenta que el cuarto esté lo más oscuro posible.

  6. 6

    Apaga las luces y estate de buen humor si el bebé se despierta durante la noche. Está bien alimentarlo o leerle un cuento, pero no se recomienda jugar o encender muchas luces. Reduce las lecturas y las veces que le das de comer luego de algunas noches para ayudarlo a que se adapte.

  7. 7

    Sé flexible. Si el bebé no quiere dormir más, es posible que te tengas que levantarte y caminar un poco para que se canse, pero usa esto como último recurso. Recuerda, cuanto más rápido comiences a seguir los horarios del nuevo destino, más rápido se adaptará el cuerpo a los efectos del jet lag.

Consejos y advertencias

  • Intenta planificar vuelos de noche para que la transición sea más fácil para toda la familia.
  • Toma una siesta con el bebé durante el día para que no estés agotada si se despierta durante la noche.
  • Ten en mente que todas las culturas son diferentes. En la mayoría de los países latinoamericanos y europeos, habrán varias familias en las plazas, incluso tarde por la noche, así que no debes ajustarte a tu horario temprano para irse a dormir, en caso que el destino no lo amerite.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles