Lifestyle

Cómo acostumbrar a tu perro a utilizar un collar isabelino

Escrito por stevie donald
Cómo acostumbrar a tu perro a utilizar un collar isabelino

Un collar isabelino o un E-collar se ve como una pantalla de lámpara que se ajusta alrededor de la cabeza de tu perro y evita que se auto-lastime al lamer o masticar después de una cirugía. Es de uso común después de la esterilización y castración, o si el perro se está recuperando de una lesión en el ojo para impedir que se lo frote. Estos son algunos consejos para ayudar a que tu perro se acostumbre a usar el collar isabelino.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Bols de agua y comida elevados.

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Cómo acostumbrar al tu perro a usar un collar isabelino.

  1. 1

    Existen varios estilos de collares isabelinos. El tipo más común se parece a una pantalla de plástico rígido, como de lámpara, que se coloca alrededor del cogote de tu perro y es a menudo unido con lazos a su collar normal. Hay un estilo blando, que no es tan protector, pero más fácil para que el perro se acostumbre. También hay un cuello inflable tipo "donut" que evita que el perro de llegue a su extremo posterior. La mayoría de los estilos son ajustables. Si tu veterinario ha suministrado el collar, es probable que le quede bien. Si compras por tu propia cuenta, elige el tamaño adecuado para tu perro y asegúrate de que no sea demasiado apretado alrededor de su cogote.

  2. 2

    Algunos perros están tan desconcertados por esta cosa tan incómoda que se niegan a caminar, o se rehusan a pasar a través de aberturas. Anima a tu perro. Muéstrale que puede caminar y pasar por las puertas y por el pasillo. Rápidamente entenderá que puede maniobrar con el cuello isabelino retrocediendo y mejorando la puntería. No hagas un gran alboroto. Mantén su rutina normal. Los perros se acostumbran rápidamente a un collar isabelino y a comer, beber, jugar e incluso dormir con él puesto.

  3. 3

    Puede que tengas que darle comida y agua en recipientes o cubos elevados porque el cuello puede impedir que llegue a sus cuencos habituales. Aleja de la pared los recipientes de comida y de agua para que no golpee el collar cuando coma y beba. No importa qué estilo de collar isabelino tenga, todos ellos son lo suficientemente flexibles como para permitir que el perro se acueste, duerma o muerda un hueso o un juguete masticable. Cómprale un nuevo juguete masticable para ayudarlo a calmarse cuando lo necesite.

  4. 4

    Dependiendo de las instrucciones de su veterinario, tal vez puedas quitarle el collar por cortos períodos de tiempo para dejarlo comer y beber con mayor comodidad. Si las instrucciones dicen que tienes que dejárselo todo el tiempo, no se lo quites. Si el perro debe usarlo todo el tiempo, es posible que tengas que limpiarlo de vez en cuando. No uses limpiadores fuertes ni con olor intenso.

  5. 5

    Si tu perro tiene pelo largo, pasa los dedos alrededor del collar a diario para comprobar si hay nudos o lugares donde su pelaje pueda haber quedado atrapado y estar tirante.

Consejos y advertencias

  • Si la condición de tu perro le permite ejercitarse, llévalo a sus caminatas habituales.
  • No te sorprendas si no responde a tu voz tan rápido como lo hace habitualmente. El collar isabelino le dificulta oir, especialmente si estás detrás de él o a distancia.
  • A menos que tu veterinario diga que está bien quitarle el collar por cortos períodos de tiempo, NO lo quites hasta que se te instruya.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media