¿Cómo las actitudes y las creencias sobre los roles de género nos afectan a todos?

Escrito por ann trent | Traducido por barbara obregon
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo las actitudes y las creencias sobre los roles de género nos afectan a todos?
Los roles de género son comportamientos sociales aprendidos desde el nacimiento. (Siri Stafford/Photodisc/Getty Images)

Los roles de género se refieren a las conductas aprendidas relacionadas con la sexualidad. Las dos distinciones más comunes son masculino y femenino, y están principalmente asignadas a los biológicamente definidos como varón y mujer, aunque el género y el sexo no son siempre los mismos. Los roles de género son impartidos por la sociedad y algunos consideran que las formas en que los roles de género se definen crean estereotipos peligrosos y estrechas formas de vida, tanto para hombres como para mujeres.

Otras personas están leyendo

Crianza

Los roles de género se aprenden desde el nacimiento, por lo general inconscientemente, por las diferentes formas en que los padres, las escuelas y la sociedad interactúan con los niños y niñas. Incluso los problemas simples tales como la compra de ropa de color rosa para las niñas y azul para los niños refuerza la idea sobre qué colores son apropiados para los niños y niñas. Los estudios han encontrado que los padres tratan a niños y niñas de manera diferente desde el nacimiento, como en el fomento de las actividades para niños que implican habilidades motoras gruesas o el uso tecnológico y las niñas en las habilidades verbales o los juegos con muñecas. Las escuelas y la cultura en general tienden a fomentar estas diferencias. Por ejemplo, los fabricantes de juguetes en general, crean juguetes para niñas de color rosa y se centran en las muñecas, maquillaje y modelos de hogar, mientras que los juguetes para niños son a menudo tecnológicos o mecánicos, tales como automóviles, mecanos y computadoras.

Comportamiento

Los roles de género son comportamientos aprendidos, por lo que los niños aprenden temprano cómo los hombres y las mujeres deberían comportarse. Las diferencias de comportamiento más comunes en el género giran en torno a la expresión de las emociones (los niños aprenden a no hacerlo, a las niñas se les anima a hacerlo) y las tendencias agresivas (que son fomentadas y aceptadas en los niños, y reprendidas en las niñas). Aunque los científicos no están de acuerdo sobre exactamente cómo estos rasgos de comportamiento se han desarrollado, el predominio de las ideas sociales lleva a temas tales como la vergüenza de los hombres que quieren expresar emoción o las mujeres que reprimen su ira o agresión, porque no es aceptable que las mujeres expresen estos emociones masculinas. Además, el tema de la violencia masculina contra las mujeres puede atribuirse a estas asignaciones de roles de género.

Empleo

Debido a los roles de género, los hombres y las mujeres también tienen diferentes tipos de puestos de trabajo. Mientras que los hombres son más propensos a ocupar puestos de trabajo en las ciencias exactas, como la física, la química y la tecnología, las mujeres a menudo eligen profesiones asistenciales, como la enfermería, el trabajo social y la enseñanza. Estas diferencias a menudo se derivan de nuevo a la educación inicial, donde los niños son animados en las áreas de matemáticas y ciencias, mientras que se espera que las niñas sobresalgan en las humanidades. Estas diferencias de empleo reflejan los estereotipos de género que difieren de las mujeres como cuidadoras y los hombres como más lógicos. También es importante que las profesiones tradicionalmente masculinas tienen una remuneración muy superior a las profesiones femeninas. Aunque ha habido un aumento en la cantidad de mujeres en profesiones tradicionalmente masculinas hasta finales del siglo 20 y principios del 21, todavía existe una gran brecha de género en muchas profesiones.

Imagen corporal

La imagen corporal es muy influenciada por los estereotipos de género. Mientras que las mujeres son presionadas para ser delgadas, ligeras y tradicionalmente femeninas en apariencia, se espera que los hombres sean musculosos y masculinos en los rasgos faciales. Estas imágenes de cuerpo pueden ser perjudiciales, especialmente para aquellos que, naturalmente, no tienen las características que se consideran atractivas de acuerdo con estas normas de género. Los intentos para cumplir con las normas de género pueden exacerbar problemas como trastornos de la alimentación y el uso de esteroides.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles