Cómo activar masa fermentada refrigerada

Escrito por a.j. andrews Google | Traducido por elizabeth garay ruiz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo activar masa fermentada refrigerada
Algunas masas fermentadas duran hasta 100 años. (Zedcor Wholly Owned/PhotoObjects.net/Getty Images)

La masa fermentada es un cultivo de levadura almacenada en un líquido medio consistente en harina y agua. La levadura se alimenta de fécula en la harina y resiste la descomposición a través de dos biproductos del proceso de fermentación (alcohol y ácido láctico). Los lactobacilii, la bacteria responsable de la fermentación de la producción de ácido láctico, da a la masa del pan su sabor. Una fermentación requiere ser cultivada cada día, pero al almacenarla en el refrigerador acelerará la actividad de la levadura para volverse inactiva, requiriendo menos frecuencia de cultivo. Activar una fermentación refrigerada requiere llevarla a una temperatura propicia para renovar la fermentación.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Harina todo propósito
  • Agua filtrada tibia (105ºF - 41ºC)
  • Recipiente para mezclar no reactivo, como el plástico
  • Batidor o cuchara no reactiva, como de goma o de plástico

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Retira la masa fermentada del refrigerador y deja que alcance temperatura ambiente.

  2. 2

    Mezcla el doble de la cantidad de la harina todo propósito y el agua a 105ºF (41ºC) que la cantidad de masa fermentada. Por ejemplo, si tienes una taza de masa fermentada refrigerada, mezcla una taza de agua tibia y una de harina todo propósito. Utiliza solo utensilios y recipientes no reactivos al mezclar o al manejar la masa fermentada.

  3. 3

    Coloca la harina y el agua en el contenedor con la masa fermentada y mézclalos bien.

  4. 4

    Coloca la masa a un lado en un área tibia durante toda la noche.

  5. 5

    Retira una taza de la masa fermentada 24 horas antes del primer cultivo retirándola del refrigerador. Reemplázala con la cantidad de harina y agua tibia que iguale al doble de la cantidad de la masa fermentada. Por ejemplo, si después de quitar una taza de masa, te queda una taza, agrega 1/2 taza de harina y de agua tibia y mézclalos bien.

  6. 6

    Retira una taza de masa 24 horas después del segundo cultivo. Reemplázalo con una cantidad de harina y agua por el doble de la masa y mézclalos bien. Deja que la masa se asiente a temperatura ambiente por ocho horas antes de usarla.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles