Actividades del niño Jesús en el Templo

Escrito por tamara christine van hooser Google | Traducido por lucia ayala
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Introducción
  • Introducción

    Actividades del niño Jesús en el Templo

    Si alguna vez te ha despertado curiosidad saber como era Jesús de niño, Lucas 2 provee un vistazo a Jesús con 12 años en el Templo el cual prueba que el ya sabía quién era y estaba organizando sus prioridades para la misión a la que Dios lo había enviado. Actividades de clase para esta visita trascendental de Pascua en Jerusalén les ayudan a los chicos a identificarse con el impacto emocional que debe haber tenido en María y José el "perder" al Hijo de Dios y después encontrarlo abundando en sabiduría por sobre toda expectativa. Adicionalmente, los niños pueden practicar la obediencia, la cual Jesús modeló en su relación con sus padres terrenales.

    Desafía a los niños a imitar el amor de Jesús por pasar tiempo en la presencia de Dios. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

  • 1 / 4

    Procurando a Jesús

    Reúne a los niños en un gran círculo. Escoge a uno para que sea el padre preocupado buscando un niño perdido. Cúbrele los ojos y que se pare en el medio. Secretamente entrégale a otro niño un muñeco de Jesús. El padre debe tratar de encontrar a alguien del círculo, tocar su brazo y preguntar "¿Has visto a mi hijo?" hasta que encuentre a la persona con el muñeco. Explica que las multitudes eran tan grandes durante esa celebración que era muy difícil para María y José ver a su hijo perdido entre el gentío. Pide a los estudiantes que den ejemplos de ocasiones en que se han perdido en una multitud o lugar público y charla sobre como se sintieron ellos y sus padres.

    Cúbre los ojos de un participante que será el padre de Jesús. (im grass image by Alta.C from Fotolia.com)

  • 2 / 4

    Sabiduría impresionante

    Cuando María y José encontraron finalmente a Jesús en el Templo, los maestros estaban impresionados por la profundidad de su conocimiento y entendimiento de las escrituras siendo tan pequeño. Puedes desafiar el conocimiento bíblico de tus propios estudiantes con un rápido juego de recitación de versículos. Que los niños se paren en círculo y dale a uno una bola de goma. Pon música mientras se pasan la bola. Cuando la música para, el niño en posesión de la bola debe recitar de memoria uno de los versículos bíblicos del trimestre. Continúa jugando hasta que todos hayan dicho por lo menos un versículo.

    Que tus estudiantes reciten versículos. (Biblia Sagrada image by Geraldo Costa from Fotolia.com)

  • 3 / 4

    Termómetro de obediencia.

    El Evangelio de Lucas registra que José y María estaban un poco perplejos por la respuesta de Jesús de por qué les había hecho eso. Aun así, aunque él era el Dios Soberano, él regresó a casa y los obedeció como padres terrenales, dejando un ejemplo de cómo deben actuar los niños hacia sus padres. Los niños pueden llevar a sus casas un termómetro de la obediencia para hacer un seguimiento de qué tanto obedecen a sus padres durante la semana. Dibuja un termómetro largo en un papel. Comenzando desde abajo escribe "nunca", "a veces" "casi siempre" y "todo el tiempo". Escribe instrucciones a un lado del termómetro que expliquen que ser alegre, rápido y obediente levanta la temperatura, mientras que el quejarse, demorarse u obedecer parcialmente baja la temperatura. Haz un pequeño corte horizontal en la parte superior e inferior y une dos tiras de papel, una roja y otra blanca. Pásalos por los cortes y corta el sobrante, asegurando la tira con cinta. Envíalo a casa con los niños y explica a los padres que les estás pidiendo que hagan un seguimiento de la temperatura de obediencia de su hijo por la semana, y que deben enviar un reporte la semana siguiente para ayudar al niño en su búsqueda de ser como Jesús.

    Dale un termómetro de papel a cada estudiante. (thermometer image by Dron from Fotolia.com)

  • 4 / 4

    Actúa la escena

    Haz que los estudiantes actúen la historia, personificando detalles y emociones reales de cómo podría haber sido la búsqueda y encuentro de Jesús en el Templo. Otra opción dramatúrgica es jugar a las charadas de obediencia y hacer que los estudiantes imiten situaciones en las cuales deben obedecer a los padres, variando la respuesta del niños desde obediencia alegre, obediencia a regañadientes hasta la rebeldía. Los otros adivinan lo que los padres le piden que haga y gradúan el nivel de obediencia que el niño muestra en la situación.

    Haz que los niños representen la historia. (actor image by Fabio Barni from Fotolia.com)

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles