Actividades de gestión ambiental

Escrito por donald miller | Traducido por maria della cella figueredo
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Actividades de gestión ambiental
La gestión ambiental puede presentarse de varias formas. (6 image by Sébastien Delaunay from Fotolia.com)

La gestión ambiental es una categoría amplia que incluye muchas subcategorías. Incluye desde la gestión de recursos de agua hasta el manejo de la fauna y flora, la extracción del carbón, aceite o gas natural; todos estos se encuentran bajo el encabezamiento de actividades de gestión ambiental. Existe también un gran rango en escala. Un gestor que ayuda a un terrateniente con un lote de 4,05 hectáreas de madera se encuentra en el final de una escala, una sociedad anónima de miles de millones de dólares en el negocio de extracción de combustibles fósiles para la producción de energía se encuentra en el otro extremo.

Otras personas están leyendo

Evaluación

Las actividades de gestión ambiental por lo general comienzan con una evaluación. Se trata de una etapa lógica en cualquier actividad de administración; antes que un gestor pueda administrar de forma efectiva un recurso es de mucha ayuda, no esencial, saber todo lo que más se pueda sobre éste. Un ejemplo serían las actividades de gestión forestal. Antes de que un gestor forestal decida si debe cosechar árboles, y en caso de ser así saber cuántos, éste querrá saber los números, tamaños, especies y otra información sobre los árboles.

Gestión de la planeación

Una vez que la etapa de evaluación se completó, el gestor ambiental por lo general establece un plan de desarrollo de gestión. Este plan explica en detalle qué tipos de actividades físicas y en tierra se llevarán a cabo. Un elemento importante de un plan de gestión es la declaración de los objetivos de éste.

En caso que no se hiciera nada, también puede ser una actividad válida. Si la evaluación inicial y el desarrollo de un plan de gestión, basados en los objetivos establecidos, determinan que dejar un recurso en sus estratagemas reunirá los objetivos, entonces eso puede resultar en un buen plan de acción. Por lo general, con menor frecuencia, los objetivos de las actividades de gestión ambiental exigen algún tipo de acción.

Un ejemplo sería la administración de la flora y fauna para la población de ciervos. Debido a la falta de depredadores naturales y de otros factores, las poblaciones de ciervos en algunas áreas pueden expandirse en exceso. En este caso, los gestores ambientales pueden planificar establecer una temporada de caza o extender una existente en un esfuerzo para controlar esta situación.

Ejecución del plan

Hasta este punto, con muchas actividades de gestión ambiental, todo se encuentra registrado en papeles o en documentos electrónicos. Aunque en la etapa de ejecución los gestores en realidad llevarán a cabo el plan. En la silvicultura, por ejemplo, esto podría significar que los gestores entrarían en un contrato de tala de árboles con una empresa especializada. Los operadores de tala llevarían a cabo la tarea indicada por los gestores, en este caso los silvicultores.

Otro ejemplo puede ser el intento de erradicar una especie invasiva en un área de gestión determinada. En el caso de plantas invasivas, los gestores pueden enviar personal para remover las plantas. Otro ejemplo podría ser el caso de un derrame o contaminación. Bajo estas circunstancias, los gestores pueden contratar personal de limpieza para dirigir el problema en tierra o en el agua.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles