Actividades inspiradas en el libro "El árbol generoso" para enseñar a los niños a ser pacientes

Escrito por kathryn rateliff barr Google | Traducido por mila guevarian
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Actividades inspiradas en el libro "El árbol generoso" para enseñar a los niños a ser pacientes
Al niño le gustaban las manzanas que producía su Árbol Generoso. (Jupiterimages/Pixland/Getty Images)

Shel Silverstein escribió "The Giving Tree" (El árbol generoso) en 1964. Son muchos los niños que han leído esta sencilla historia que trata sobre el amor de un árbol hacia un niño. En cada una de las etapas de su vida tiene algo que darle para satisfacer sus necesidades o deseos. Puedes utilizar esta historia del niño querido por el árbol para enseñar los valores de la paciencia y la entrega desinteresada.

Otras personas están leyendo

Etapas de la vida

Lee el libro a estudiantes de secundaria y promueve entre ellos una discusión sobre cómo mostrarse paciente cuando los niños pequeños se comportan de una forma propia de su edad. El árbol del cuento demuestra lo paciente que es con el niño al aceptar sus exigencias según va madurando. No intenta introducir cambios ni en él ni en sus necesidades para atender a sus propios deseos. Empareja a cada uno de tus estudiantes de secundaria con uno de primaria y anima a los mayores a aceptar las limitaciones de los más pequeños. Pide a los de secundaria que ayuden a los de primaria a crear unas sencillas manualidades representando manzanas.

El niño regresa

Cada vez que el niño se va, el árbol espera pacientemente su regreso. Pide a tus alumnos de primaria que nombren a alguna persona que les gustaría que volviera. Propón algunas opciones, como un hermano mayor, un abuelo o un amigo que se mudó. Deja que los niños compartan con los demás lo difícil que puede resultar la espera y cómo a veces la persona regresa siendo diferente a como era cuando se marchó. Solicita a cada uno de los alumnos que piense en el regalo que le gustaría entregar a esa persona ausente. Proporciónales los recursos necesarios para que puedan confeccionar esos objetos que desean regalar o alguna representación de ellos.

Elaborar una historia

Silverstein dedicó un tiempo a escribir la historia y a ilustrarla para que los niños pudieran disfrutar de ella. Explica de qué forma ese regalo del autor hace honores al lector. Propón a cada uno de tus alumnos el reto de crear una historia e ilustrarla con paciencia para compartirla con algún amigo especial o un familiar. Anímalos a tomarse el tiempo que sea necesario para editar y revisar la historia. Establece una fecha límite para la entrega de los proyectos. Para hacer honor a la paciencia y el trabajo de los estudiantes como escritores e ilustradores, muestra sus trabajos ya terminados.

Regalos de presencia y tiempo

El niño le hace al árbol generoso el regalo de su compañía y éste lo obsequia con cosas que necesitan un tiempo para ser creadas: las manzanas, las ramas, el tronco y el tocón. Los alumnos de mayor edad y los adultos no tendrán problemas en reconocer el valor que tiene la presencia. También entenderán la cantidad de regalos que hay que necesitan tiempo y paciencia para ser creados. Podrían confeccionar una manta del árbol generoso, a ganchillo o punto, para alguien que se sienta solo y necesite consuelo; o crear un jardín donde cultivar flores para regalarlas cuando se abran. Pídeles que se comprometan a terminar su tarea con paciencia para hacer sus regalos en el futuro.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles