Actividades para lograr que los niños hagan preguntas

Escrito por annabelle brown | Traducido por natalia pérez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Actividades para lograr que los niños hagan preguntas
Usa juegos para alentar a los alumnos a preguntar durante la clase. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

Hacer preguntas es una parte importante del proceso de aprendizaje, pero a pesar de eso lograr que los alumnos lo hagan suele ser similar a extraer una muela. Los alumnos pueden tener vergüenza de hacer preguntas frente al resto de la clase o sentir que su pregunta es estúpida, entonces no las hacen. Aliéntalos a hacerlo con actividades de aula que los involucren.

Otras personas están leyendo

Juegos de adivinanzas

Alienta a los alumnos pequeños a hacer preguntas con un juego de adivinanzas. Recorta letras, números y formas en papel de construcción en una variedad de colores y ponlos en una canasta o contenedor de plástico. Pídele a los alumnos que que se acerquen de a uno a la vez, se paren sin mirar a los demás y elijan un papel del contenedor. Alienta a la clase a adivinar qué está sosteniendo el alumno haciendo preguntas: por ejemplo, los alumnos pueden levantar sus manos y preguntar el color del objeto, si es una letra o un número o cuántos lados tiene.

Recompensas

Usa las recompensas para alentar a los alumnos a hacer preguntas durante las discusiones en el aula. Dile a los estudiantes que cuando hagan una pregunta recibirán un boleto de premio. Los que realicen más preguntas, recibirán más premios. Crea una canasta de premios de donde elegir, con premios pequeños como lápices o calcomanías para tres boletos y premios más grandes como un pase de tareas o cinco minutos adicionales en el recreo para 15 boletos. Al final de la semana, permite que los alumnos canjeen sus boletos por premios.

Preguntar y mostrar

Proporciona una oportunidad para que los alumnos compartan algo sobre ellos mismos y enséñales a hacer preguntas al mismo tiempo, recomienda el sitio web Sandbox Learning. Pídeles que lleven un objeto de su casa para compartir. Haz que se sienten en círculo con sus objetos. Dale a cada uno la posibilidad de mostrarle el objeto al resto de la clase, pero en lugar de hacer que el alumno cuente sobre su objeto, alienta a los demás a hacer preguntas sobre ello. Recorre el círculo y pídele a cada alumno que haga una pregunta sobre el objeto.

Recipiente de preguntas

Algunos alumnos se preocupan de que sus preguntas sean estúpidas y temen hacerlas frente a sus compañeros. Dales una oportunidad de preguntar anónimamente con un recipiente de preguntas. Después de una clase o de un trabajo de lectura, dale a cada alumno una hoja de papel y aliéntalos para que escriban una pregunta que les gustaría hacer. Junta todas estas preguntas y ponlas en un recipiente. Pásalo y pide que cada alumno saque un papel y te haga la pregunta a ti o a la clase. Permite que los alumnos sepan que todas las preguntas en el recipiente son buenas preguntas para que tengan más confianza y puedan, eventualmente hacer preguntas por sus propios medios.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles