DESCUBRIR
×

Actividades para enseñar los tipos de oraciones

Actualizado 17 abril, 2017
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Los maestros exitosos deben ser creativos y tener gran imaginación para ayudar a sus alumnos a dominar los conceptos difíciles. Las lecciones de gramática, particularmente las iniciales que tratan sobre los distintos tipos de oraciones, pueden ser difíciles de enseñar. Pero al hacer que tu lección sea interesante, desafiante y divertida, lograrás que tus alumnos se comprometan y se animen a mejorar sus habilidades lingüísticas.

Actívalos

Digital Vision/Digital Vision/Getty Images

Sentarte en silencio y discutir un problema es algo que funciona bien para las matemáticas, pero cuando se trata de desarrollar habilidades lingüísticas, es una buena idea lograr que tus alumnos interactúen entre sí. Canta una canción como "Simón dice" o juega algo como "Teléfono", donde un estudiante tiene dar una orden (oración imperativa) para que el resto la obedezca y actúe.

Antes de comenzar el juego, dales un ejemplo a seguir, como: "Ms. Clarke says, "Stand on your head!" (La Sra. Clarke dice: "¡Parense de cabeza!”). Explica que lo que han escuchado es una oración imperativa, un comando o una petición, y por lo general debe terminar con un signo de exclamación. Pide a un estudiante que ordene a los demás usando frases imperativas similares y pronto tendrás a los estudiantes riendo y aprendiendo al mismo tiempo.

Empieza una competencia

Jupiterimages/BananaStock/Getty Images

A los niños pequeños como a los adolescentes en particular les encanta competir. Para fomentar el uso de los distintos tipos de oraciones, divide a la clase en dos grupos: uno puede ser de niños contra niñas, otro puedes dividirlo por apellidos de A a la M contra los de la N a la Z. Pídeles que pongan un nombre a su equipos y coloca un marcador. Después, deja que los dos equipos se enfrenten.

Proporciona a cada equipo una frase: "Michelle hit seven home runs last week!" "Jeff wanted to know, 'How much was the backpack?'" (¡Michelle conectó siete jonrones la semana pasada! "Jeff quería saber: "¿Cuánto costó la mochila?”). Pide que cada equipo identifique el tipo de frase que se encuentra en la oración: “declarativa, imperativa, interrogativa o exclamativa”.

Observa el marcador y cuando los estudiantes se sientan seguros, deja que el representante de cada equipo formule una oración para desafiar al oponente. Los estudiantes dominarán los conceptos aún más rápidamente si hay algún premio, así que puedes ofrecer golosinas, tiempo libre extra o un trofeo hecho en casa que simbolice el triunfo del equipo con la puntuación más alta.

Procura que ellos vean lo invisible

Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

Une el tipo de oraciones con algo que los estudiantes conozcan y puedan identificar. Por ejemplo, reproduce una película de Disney y haz una pausa después de una canción o un diálogo. Pide a los estudiantes que identifiquen el tipo de frase que su personaje favorito estaba usando. Para los niños mayores, intenta reproducir alguna entrevista con una estrella de cine o deporte favorito. Pregúntales con qué frecuencia se utilizaron los diferentes tipos de oraciones.

Diviértete

Enseñar puede ser una tarea difícil, y con frecuencia son horas dedicadas a calificar trabajos, preparar las lecciones y diseñar las hojas de cálculo. Lo cual puede ser muy monótono. Pero si te gusta hacer tu trabajo, sabrás animar a tus estudiantes a dominar el material que has preparado.

Diseña una hoja de cálculo que ofrezca un ejemplo de tu capacidad artística. Escribe una obra de teatro acerca de los personajes que usan diferentes tipos de oraciones, y pide a tus estudiantes que interpreten los diferentes roles. Escribe una canción sobre los tipos de oraciones y deja que ellos la canten. "Cultiva" un jardín de flores de papel en tu salón de clases y pide a tus alumnos que identifiquen uno de los cuatro tipos de oraciones y que vayan formando los pétalos de las flores.