Actividades de reconocimiento de palabras de uso fecuente

Escrito por shelley frost | Traducido por lourdes villaseñor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Actividades de reconocimiento de palabras de uso fecuente
Incorpora actividades de palabras de uso frecuente para niños. (reading school girl image by Julia Britvich from Fotolia.com)

Las palabras de uso frecuente son una clave para formar buenos lectores. Las palabras de uso frecuente son reconocidas instantáneamente por el lector sin la necesidad de decodificarlas. Las palabras de uso frecuente del aula son a menudo extraídas de los libros comunes y textos de lectura que son apropiados para el nivel de edad. La práctica ayuda a los estudiantes a llegar al punto de reconocerlas de forma automática y leerlas en los textos.

Otras personas están leyendo

Lucha de la bola de nieve

Una actividad de bola de nieve deja a los niños tirar papeles, algo que normalmente no pueden hacer en clase. Esto hace que sea una actividad atractiva para la mayoría de los niños. Escribe palabras de uso frecuente en hojas de papel, una palabra para cada hoja. Distribuye las hojas y deja que los niños las conviertan en bolas de nieve. Puedes dar una o varias palabras a cada estudiante. Dales unos minutos para lanzar las bolas de nieve de papel. Establece reglas básicas, como que nadie golpea en la cara. Al final del período de tiempo, cada estudiante recoge un cierto número de bolas de nieve igual a su cantidad original. Los niños abren sus bolas de nieve y leen las palabras de uso frecuente. Puedes hacer que lean las palabras a toda la clase o a grupos más pequeños.

Estacionamiento

Combinar elementos de juego con las actividades de reconocimiento de palabras de uso frecuente hace que los niños estén más emocionados por participar. Para prepararte para esta actividad, dibuja un estacionamiento en un pedazo de cartulina o de papel grueso para tarjetas. Cada niño tendrá su propio lugar de estacionamiento. Dibuja lugares y carriles. Escribe una palabra de uso frecuente en cada lugar de estacionamiento. Cada niño también necesita un coche de juguete que se ajuste a los lugares del estacionamiento. Di las palabras de una en una. Los niños podrán conducir sus coches de juguete en el estacionamiento y estacionarse en el lugar correspondiente. Esto les ayuda a reconocer las palabras de uso frecuente.

Carreras de palabras

Una ventaja competitiva en las actividades de reconocimiento de palabras de uso frecuente motiva a los estudiantes. Escribe varias palabras de uso frecuente en tarjetas individuales. Haz dos copias de cada palabra. Esparce las tarjetas en el suelo de un extremo del salón de clase o del gimnasio. Los estudiantes se dividen en dos equipos. Un jugador de cada equipo participa en cada ronda. Se nombra una palabra de uso frecuente. Los estudiantes corren al área de las tarjetas y la buscan. Agarran la tarjeta correcta y vuelven corriendo a la línea de salida. El primer jugador en cruzar la línea con la tarjeta de la palabra correcta gana un punto para su equipo.

Diccionario personal

Leer y escribir palabras de uso frecuente en varias ocasiones ayuda a los niños a aprender de memoria. A medida que nuevas palabras de uso frecuente se introducen en la clase, haz que los niños las pongan en sus diccionarios personales. Un diccionario se hace fácilmente engrapando hojas de papel dentro de una cubierta de cartulina. Haz una plantilla que tenga un espacio para la palabra y una imagen para mostrar su significado. Para los niños mayores, incluye espacio para escribir una definición. Los niños completan la información de cada palabra. Se pueden referir a los diccionarios, según sea necesario.

Jefe de la clase

"Jefe de la clase" funciona bien para revisar un gran número de palabras de uso frecuente. Elabora tarjetas individuales para todas las palabras de uso frecuente que estés practicando. Organiza a los niños en una fila. La primera persona de la fila dice la primera palabra de uso frecuente. Continúa la lectura de las palabras hasta que falle. Para que sea más desafiante, establece un límite de tiempo de unos pocos segundos. Si no lee la palabra en esa cantidad de tiempo, no vale. Cuando un estudiante pierde una palabra, se va al final de la línea y la siguiente persona se convierte en el jefe de la clase. Lee las palabras hasta que falla en una. Luego va al final de la fila. Sigue el juego en movimiento con rapidez para que los otros estudiantes no pierdan el interés.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles