Actividades para romper el hielo en sesiones de desarrollo profesional destinadas a profesores

Escrito por patricia glaeser | Traducido por mila guevarian
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Actividades para romper el hielo en sesiones de desarrollo profesional destinadas a profesores
Forma parte de la tarea de un profesor asistir a muchas sesiones de desarrollo profesional. (Jupiterimages/BananaStock/Getty Images)

Ser educador implica dedicar un tiempo a acudir a sesiones de desarrollo profesional. A los formadores o facilitadores de estas sesiones les suele resultar difícil conseguir que los asistentes se entusiasmen con el tema que está siendo presentado o que hablen unos con otros abiertamente. Con estas actividades diseñadas para romper el hielo, estos adultos tendrán la oportunidad de interactuar realizando unas cortas y divertidas tareas que lograrán que todos acaben hablando y riendo mientras se preparan para el trabajo de desarrollo profesional que tienen ante sí.

Otras personas están leyendo

La cuadrícula de las presentaciones

En esta actividad se les proporciona a los profesores una cuadrícula de tres filas y cuatro columnas. En cada una de las 12 casillas habrá un texto descriptivo como, por ejemplo, "una persona que ha estado viajando fuera del estado en los últimos 12 meses", "una persona que ha trabajado en otro campo antes de convertirse en profesor" o "una persona adicta al desarrollo profesional". Diviértete elaborando las distintas opciones. Una vez que hayas creado la cuadrícula, haz copias suficientes para que cada uno de los asistentes a la sesión de desarrollo profesional disponga de una. Una vez que las tengan en sus manos, pídeles que se den una vuelta por entre los demás asistentes para encontrar a alguien que se ajuste con la descripción de cada una de las casillas de la cuadrícula y poner su nombre en el lugar correspondiente. La única regla es que ningún nombre debe aparecer en más de una casilla de la cuadrícula. Ésta será una excelente manera de que todos sepan cosas sobre los demás antes de comenzar la sesión de desarrollo profesional.

Una cadena de coincidencias

El facilitador de la sesión de desarrollo profesional se pondrá de pie y contará a la audiencia cosas sobre sí mismo. Tan pronto como alguien oiga algo dicho por él que considere que ambos tienen en común, se levantará y enlazará su brazo con el del facilitador. Entonces, esta persona comenzará a hablar sobre sí misma, empezando por el dato que comparte con el facilitador. Tan pronto como otro de los profesores identifique algo que tiene en común con la persona que está hablando, se levantará y enlazará su brazo con el de ella. El encadenamiento continuará realizándose de esta forma hasta que todo el mundo quede enlazado en una larga cadena. Esta actividad es divertida, ya que todos comenzarán a competir para ser el siguiente en hablar.

Aislados

Esta es una divertida actividad de la que se pueden encontrar muchas variantes en Internet. Divide a los asistentes a la sesión de desarrollo profesional en grupos. A cada grupo se le proporciona el siguiente escenario: han naufragado y se han quedado aislados con determinados objetos necesarios para su supervivencia. A continuación, tendrán que poner dichos objetos en orden de importancia. Tras concederle a los grupos unos 10 minutos para poner sus herramientas de supervivencia en orden, el facilitador repasará la forma correcta de poner los materiales en orden y dirá cuál es la razón por la que se ordenan de esa manera. Al final, los grupos revelarán si han sobrevivido.

Historia de grupo

El facilitador dividirá a los asistentes en grupos de cuatro o seis. A cada grupo se le proporcionará un tema de charla relacionado con la educación o con la materia que sea objeto de las sesiones de desarrollo profesional. El tema se ofrecerá en forma de frase preliminar. Por ejemplo: "la semana pasada, vine a la escuela por la mañana temprano y no vas a creer lo que vi en el estacionamiento". Cada persona añadirá una frase a la historia hasta que el grupo haya elaborado un relato completo. Concede a los profesores de 5 a 10 minutos para completar sus historias. Permíteles compartir ese tiempo. Esta actividad hará que todos los asistentes acaben riendo y les ayudará a concentrarse de nuevo en la actividades del día.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles