Salud

Acumulación de placa en la garganta: ¿Es posible?

Escrito por ashley brooks | Traducido por adrian aguado galindo
Acumulación de placa en la garganta: ¿Es posible?

Estas acumulaciones que parecen placa pueden ocasionar una severa irritación de garganta, mal aliento y amigdalitis.

George Doyle/Stockbyte/Getty Images

Una acumulación de placa dento-bacteriana en la garganta no es posible. Las bacterias que están contenidas en la placa sólo pueden adherirse al esmalte de los dientes. Existe otra bacteria que produce algo parecido a la placa y que puede quedar atrapada en tus amígdalas. Estas acumulaciones que parecen placa pueden ocasionar una severa irritación de garganta, mal aliento y amigdalitis. Existen muchas formas de reducir su presencia, y todas puedes hacerlas en la privacidad de tu casa.

Otras personas están leyendo

Conceptos erróneos

Ocasionalmente descubrirás algunas protuberancias pequeñas, de color blanco-amarillento y de mal olor en la parte posterior de tu garganta. Estas protuberancias suelen confundirse con placa debido a que lucen como los grumos irregulares que sueles encontrar en tus dientes. No se trata de acumulaciones de placa, se trata de piedrecillas de las amígdalas.

Causas

Las piedras de las amígdalas son causadas por la acumulación de bacterias anaeróbicas en las criptas de las amígdalas. Las bacterias anaeróbicas son la clase de bacteria que no puede sobrevivir en ambientes muy oxigenados. Tus amígdalas contienen algunos recovecos llamados criptas. La superficie de la amígdala está formada por una membrana mucosa llamada mucosa oral. Ésta remueve constantemente las células muertas. Estas células suelen eliminarse con tu saliva, pero pueden llegar a quedar atrapadas en las criptas de tus amígdalas. Las bacterias anaeróbicas encuentran estas células muertas y las usan como fuente de alimento. Conforme pasa el tiempo, estas bacterias y células muertas se acumulan. Tu cuerpo reacciona a esa acumulación atacándola con células blancas. Esto es lo que da a las piedras de las amígdalas su color blancuzco. Estas protuberancias no son destruidas por los glóbulos blancos de tu cuerpo, de modo que se asientan en las criptas de tu garganta y se hacen grandes con el tiempo.

Síntomas

Las piedrecillas crean una sensación de irritación en la parte posterior de la garganta. Pueden sentirse como los inicios de una infección por estreptococo. Ocasionalmente se desprenderán de tus amígdalas. La gente asume que son acumulación de placa debido a que no existe una amplia explicación sobre su súbita aparición en la boca. Las piedrecillas de las amígdalas ocasionan mal aliento, ya que están formadas de bacterias y células muertas. En casos muy severos pueden ocasionar amigdalitis.

Prevención/solución

La gente usa las uñas de sus dedos o un mondadientes para quitar las piedrecillas. Las uñas de tus dedos suelen estar sucias, de modo que lava bien tus manos. Utiliza la punta de un hisopo de algodón suave para removerlas. Si tienes un reflejo nauseoso muy sensible, estos métodos pueden ser poco placenteros. Los sistemas de irrigación dental usan chorros de agua para enjuagar áreas difíciles de alcanzar en la boca, esto incluye a las amígdalas. Debes ser precavido cuando uses un sistema de irrigación dental, ya que la presión del agua puede desgarrar el tejido de tus amígdalas. Ajusta la presión a su nivel más bajo e incrementa la presión según sea necesario. Usar el chorro producido por el sistema de irrigación no activará tu reflejo nauseoso de manera tan severa como el mondadientes o el hisopo. El método más efectivo para reducir la aparición de piedrecillas de las amígdalas es usar productos de cuidado oral oxigenados. Esto incluye enjuagues bucales, aerosol para nariz y pastas de dientes que eliminan a la bacteria que produce el mal olor y que es la responsable de las piedrecillas. Eliminar estas bacterias reduce, y en algunos casos, previene su proliferación. Un método muy severo para reducir el crecimiento de piedrecillas es realizar una amigdalectomía. Discute otras opciones con tu otorrinolaringólogo antes de realizar este procedimiento.

Advertencia

Antes de iniciar el tratamiento médico o seguir cualquier consejo, debes consultarlo primero con tu médico de cabecera.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media