Adaptación del hámster al hábitat

Escrito por dan harkins | Traducido por maria eugenia gonzalez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Adaptación del hámster al hábitat
Los hámsters son comunes como primeras mascotas de muchos niños. (John Howard/Lifesize/Getty Images)

Los hámsters son originarios de la región de Siria pero se han extendido por todo el mundo en un puñado de especies que comúnmente se tienen como mascotas. Las especies sirias, enanas rusas y chinas están entre las más predominantes. Cuando decides llevar un hámster a casa, debes recrear su hábitat favorito y proporcionar oportunidades para que pueda ejercitarse.

Otras personas están leyendo

Jaula

Un hámster apreciará un recinto amplio y con muchos lugares para esconderse y un túnel. Los hámsters sirio de 1/2 pie (15 cm) de lago son animales solitarios y deben tenerse solos; otros pueden vivir en parejas, aunque no del sexo opuesto, lo que probablemente producirá camadas frecuentes y abundantes. Los acuarios y las jaulas de alambre son recintos comunes, que se mantienen fuera en zonas aireadas o soleadas. La estructura puede ser tan grande como tu tiempo y dinero te permitan suministrar un lecho limpio.

Lecho

La casa de tu hámster debe estar forrada con al menos 1 o 2 pulgadas (2,5 a 5 cm) de lecho. Hecho con cladium, papel triturado, heno, recortes d árboles o bolitas compradas, este lecho absorberá los desechos y le proporcionará a tu mascota material para excavar y ocultarse. Trata de apilar una cantidad extra de lecho en una esquina trasera cuando lleves el hámster por primera vez. Es probable que el animal escoja este montículo para anidar y elija otra esquina como baño. Cambia el lecho al menos una vez por semana, es especial en todas las zonas donde el hámster ha hecho sus necesidades.

Hora de las comidas

Parte de la adaptación de un hámster a un nuevo hábitat tiene que ver con la clase de comida que habrá disponible en su nueva casa. En la naturaleza, los hámsters comen cereales, semillas, frutos secos, vegetales, frutas y hojas comestibles. Equipa la casa de tu hámster con la cantidad adecuada de agua en un gotero y un bol pequeño con los alimentos que le gustan. La mayoría de las tiendas para mascotas venden comidas que contienen mezclas de muchos de esos alimentos. Suplementa la dieta del animal con trozos de frutas o vegetales frescos de tu mesa. No obstante, algunos alimentos, como cebollas crudas, frijoles, patatas, chocolate o caramelos, pueden no ser adecuados para tu mascota.

Ejercicio

En su hábitat natural, los hámster se mueven por la tierra buscando alimentos. Puedes comprar sistemas de tubos especiales para darle a tu mascota una casa bien diseñada llena de oportunidades para redecorar. Un agregado común es una rueda para hámster, que cubrirá la necesidad instintiva de tu mascota de un buen ejercicio. Deja que tu hámster inspeccione los alrededores con salidas supervisadas fuera de la jaula o dentro de los confines de una bola para hámster transparente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles