Pasatiempos

La adaptación de la vegetación en la selva tropical

Escrito por eliza cummings | Traducido por nilda diaz
La adaptación de la vegetación en la selva tropical

La exuberante vegetación de la selva tropical está bien adaptada a su medio ambiente.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

De todos los biomas terrestres de la Tierra, los bosques tropicales son los más biológicamente diversos. Las selvas tropicales son particularmente abundantes en vida vegetal y animal. Las selvas tropicales reciben un promedio de 50 a 260 pulgadas (1270 a 6604 mm) de lluvia cada año. Las selvas tropicales experimentan durante todo el año temperaturas cálidas, mientras que los bosques templados lluviosos enfrentan una estación fría. La vegetación de las selvas emplea varias estrategias de adaptación para sobrevivir en un entorno de fuerte competencia por la luz solar, exceso de agua y suelos pobres.

Otras personas están leyendo

Maximización de la luz solar

Las selvas, especialmente en las zonas tropicales, se caracterizan por múltiples capas de vegetación, que van desde altos árboles emergentes y de dosel hasta arbustos y árboles pequeños. Mientras que la luz solar en la parte superior es abundante, las sucesivas capas de vegetación están adaptadas para maximizar las pequeñas cantidades de luz del sol que penetran en las capas superiores. Los árboles altos de dosel de la selva tienden a crecer hacia arriba sin ramificaciones hasta llegar a la luz del sol. Los árboles no pierden energía en hojas y ramas en los niveles más bajos de la selva que no reciben tanta luz. Las plantas en el sotobosque de las selvas tropicales a menudo tienen hojas muy grandes para capturar la luz del sol tanto como sea posible. Otros tipos de plantas, como las lianas y epífitas, circulan en la cima de los árboles más altos. Las lianas son enredaderas tropicales que trepan por los árboles más grandes así sus hojas pueden alcanzar la luz solar. Las epífitas, que incluyen las orquídeas, helechos y algunos bromelias, crecen directamente sobre los troncos o ramas de árboles. Las epífitas, como musgos y helechos, también son comunes en los bosques templados lluviosos.

Derramamiento de agua

El agua es abundante en una selva tropical, especialmente en los niveles inferiores de la selva que reciben agua de lluvia goteada a través de niveles superiores sin la luz del sol fuerte que ayuda a evaporar el agua. La vegetación de la selva tropical debe verter el agua para que el peso extra no rompa las hojas y ramas, por lo poros de las hojas se puede permitir el intercambio de gases y evitar el crecimiento de mildiú y moho. Algunos tipos de plantas de la selva tropical han dirigido puntas de goteo en sus hojas que canalizan el agua y gotean fuera de las hojas. Algunas hojas de plantas también tienen una capa cerosa que ayuda a repeler el agua. En los bosques templados lluviosos, las coníferas de hoja perenne se adaptan mejor que las plantas de hoja ancha para derramar la nieve en el invierno y para permitir la fotosíntesis en las estaciones frías.

Intercambio de gas

Todos las plantas intercambian gases para sobrevivir y crecer. Durante la fotosíntesis, las plantas absorben dióxido de carbono y liberan oxígeno. Los poros en las hojas de las plantas llamados estomas permiten el intercambio de gases. En la mayoría de las condiciones, las plantas deben balancear la apertura de sus estomas para permitir el intercambio de gases y cerrarlos para evitar la pérdida de agua por transpiración. Dado que la pérdida de agua no suele ser un problema en un bosque de lluvia, las plantas de la selva tropical puede mantener sus estomas abiertos durante más tiempo. El resultante aumento del intercambio de gas significa que las selvas tropicales, especialmente en los trópicos, producen el 40 por ciento del oxígeno de la Tierra.

Tronco soporte

En los bosques tropicales, las capas inferiores del suelo son generalmente pobres en nutrientes, por lo que los árboles tienen sistemas de raíces poco profundas. Los árboles grandes a menudo emplean raíces de apoyo que proporcionan apoyo adicional para compensar la falta de raíces profundas. Las raíces de soporte comienzan tan alto como a 15 pies (4,57 m) en el tronco y se distribuyen hacia fuera del árbol. Las raíces también ayudan a aumentar el área capaz de absorber los nutrientes de la capa superior del suelo. Los árboles, como los manglares que crecen en zonas propensas a inundaciones crecen raíces aéreas que forman una red de pilotes para ayudar a proporcionar apoyo, mantener el intercambio gaseoso y cuidar las plantas de ahogarse.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media