Cómo adaptar ropa para discapacitados

Escrito por noreen wainwright | Traducido por carolina dellagiovanna
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo adaptar ropa para discapacitados
(elderly couple relaxing in wheelchairs in the sun image by L. Shat from Fotolia.com)

Adaptar ropa para discapacitados requiere previsión y empatía. El reto es combinar practicidad y estética. La ropa especialmente diseñada para minusválidos está disponible en catálogos de Internet, pero no siempre es la solución, ya que mucha gente con discapacidades desea comprar ropa en tiendas corrientes o de alta moda. Ellos precisan saber cómo adaptar las prendas a cualquier necesidad especial que puedan llegar a tener.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Evalúa las necesidades individuales. Involucra a la persona discapacitada lo más posible en la elección y compra de ropa nueva. Pregúntale acerca de sus preferencias y de aquellas cosas que le molestan en las prendas corrientes. Puede ser el modo en que la tela se arruga en la parte trasera, si pasa mucho tiempo en una silla de ruedas, o el modo en que calza. Muchas personas minusválidas odian sacarse la ropa por sobre la cabeza. Cose cierres en los hombros y separa las mangas para solucionar ese problema en las pijamas.

  2. 2

    Consulta la elección de telas con cada persona en particular. La calidad térmica de la tela es importante, en especial si su usuario no puede moverse, en tanto no puede entrar en calor mediante el movimiento. Por motivos similares, comenta los usos de un poncho o capa impermeable, si la persona discapacitada es usuaria de una silla de ruedas. Considera las costuras. Aquellas muy duras pueden ser muy incómodas para personas incapaces de cambiar fácilmente de posición. En algunas situaciones, las prendas de espalda abierta pueden mantener la dignidad de una persona que precisa una chata, ya que son fáciles de abrir.

  3. 3

    Consulta con su cuidador, si la persona discapacitada necesita ayuda al vestirse y desvestirse. Aquél que provee esa ayuda está generalmente capacitado para aconsejar en relación al confort, facilidad de uso y ajuste de las ropas. Puede ser muy complicado vestir a una persona cuyas discapacidades le impiden o dificultan levantar los brazos. Es más sencillo remover botones y ganchos, y aplicar velcro o botones magnéticos. Estos son muy sencillos de implementar, y muchas veces ni siquiera precisan ser cosidos.

Consejos y advertencias

  • La abundancia de tela es una consideración importante. Es más fácil para la persona minusválida vestirse, y preservar la modestia, si las prendas son sueltas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles