Cómo administrar un bar

7
Ha sido de ayuda

Administrar un bar parece ser un trabajo divertido y fácil cuando estás sentado con tus amigos un fin de semana, mirando a los cantineros moverse detrás de la barra. Luego, cuando aprendes un poco más, te das cuenta de que no es sólo hacer tragos y conversar con los clientes; sino que incluye trabajar y trabajar duro en eso. Si decides que realmente quieres administrar un bar, prepárate tomando algunas clases de gerencia de restaurante.

Otras personas están leyendo

Paso 1

Toma clases de gerencia de restaurantes y de barman en una escuela local, o mejor aún, consigue un Título de Asociados en Administración de restaurantes. Estas clases te enseñan todo lo que necesitas saber sobre el funcionamiento de un bar y sobre sustituir al cantinero que de repente cayó con un caso de varicela.

Paso 2

Contrata a los empleados adecuados y conoce cuándo es el momento de despedir a alguien. Puedes amar a la rubia que trae clientes masculinos, pero si no puede servir un trago y se pasa la mayor parte del tiempo coqueteando en lugar de trabajar, necesitas dejarla ir. Tienes que encontrar los empleados correctos que hagan bien su trabajo y despedir a las personas que no lo hacen.

Paso 3

Limpia con frecuencia o asigna a un empleado para hacerlo. Puedes pensar que lo obtendrás limpiando los baños una vez por noche, pero la mayoría de los bares necesitan limpiarse varias veces durante la noche. Si los clientes se topan con vómito frente a la puerta o ven un baño desagradable, podría ser suficiente para que se vayan al bar siguiente.

Paso 4

Mantén el bar completamente equipado en todo momento haciendo un inventario para saber qué se está agotando y ordenar más. Cada noche deberías hacer un inventario del bar y hacer una lista de lo que necesitas antes de la noche siguiente. Los clientes no se quedarán en un bar que no tenga papel higiénico o se quede sin su bebida alcohólica favorita.

Paso 5

Observa a los clientes que bebieron demás y deténlos. Ayúdalos a encontrar la forma de irse a casa o llámales un taxi. Un buen gerente sabe cuando es momento de llamar a la persona encargada de seguridad y detener un taxi. Todo lo que necesitas es una pelea de borrachos o un arresto por conducir ebrio para darle al bar una mala reputación.

Consejos y advertencias

  • Muchos lugares sólo contratarán un gerente que tenga un diploma o esté estudiando para ello. No es fácil comenzar en el mundo de la administración de restaurantes sin un título o alguna experiencia.
  • Una mala noche puede ser más que suficiente para que pierdas un montón de clientes. Un empleado enfermo, ausencia de vodka o poca agua es una cosa, pero si las tres suceden durante la misma noche, podrías perder tu clientela. Evita esto manteniendo la cabeza fría y manejando una crisis a la vez.

Comentarios

Más reciente